lunes, 2 de mayo de 2011

Haciendo las matemáticas divertidas para los niños

Enséñales matemáticas a tus niños de manera fácil y divertida.

Puedes inculcar el amor a las matemáticas a tus hijos enseñándoles cómo usarlas cada día. Bien sea enseñándoles fracciones al dividir una pizza, o cómo restar al jugar a la “Tienda de Comestibles”, pueden pasarlo bien a la vez que mejoran sus habilidades matemáticas. ¡Incluso puedes conseguir que quieran aprender más cosas!

Compras

Las compras son una manera fácil de ayudar a tus niños a entender las matemáticas de la “vida real”. Lleva a tus niños a la tienda de comestibles e implícalos en el proceso. ¿Cuántos filetes necesitamos para dar de comer a nuestra familia de cinco? ¿Cuántas manzanas necesitamos para que cada miembro de la familia pueda comer una manzana dos veces por semana?

Enséñales cómo funciona “2 por el precio de 1″. Señala el precio por onza que aparece en los carteles de las estanterías y pídeles que te ayuden a encontrar la mejor oferta. Al participar en este tipo de experiencia, tus hijos pueden mejorar sus habilidades matemáticas y de solución de problemas, ¡sin ni siquiera darse cuenta que estaban aprendiendo una lección!

Refuerza la experiencia en la tienda recreándola en casa. Necesitas al menos a dos niños para que funcione el juego. Necesitarás reunir un montón de cajas y contenedores vacíos, de 10 a 20 níqueles y de 10 a 20 centavos, un monedero y un delantal. Entonces, toma las cajas y contenedores vacíos y márcalos con un precio ficticio, de entre uno y cinco centavos cada una. Dale dos partes del total de monedas al “comprador” y el resto al “dueño de la tienda” para que él o ella tengan cambio. Entrega el monedero al comprador y el delantal al dueño de la tienda. Ahora están listos para empezar. Los niños se alternarán interpretando los dos papeles. Hagan esto:
  1. De entre las cajas y contenedores vacíos marcados, haz que el comprador seleccione los artículos que él o ella desee comprar. Muéstrelos al dueño de la tienda para pagar.
  2. Haz que el dueño diga en alto los artículos añadiendo los precios marcados en las cajas y contenedores que seleccionó el comprador.
  3. Para pagar, el comprador deberá contar las monedas. Haz que el dueño de la tienda cuente el dinero para verificar que el pago del comprador es correcto. Si es necesario, el dueño de la tienda entregará al comprador el cambio apropiado.
Jugando a este divertido juego, tus niños pueden mejorar sus habilidades para contar, sumar y restar ¡y estarán mejor preparados para todas sus experiencias futuras en la tienda!

Cocinando

La cocina es otro gran medio para ilusionar a tus niños con las matemáticas. Saca los utensilios para medir y un libro de cocina, y pídele a los niños que te ayuden a localizar las herramientas correctas para una receta particular. Pídeles que midan utilizando una taza de medir y un juego de cucharas para medir. Dependiendo de la complejidad de la receta y del nivel de habilidad de tus niños, quizás desees también usar una tabla de conversión de medidas. Ayúdales a entender que 8 onzas equivalen a 1 taza, y 2 tazas son iguales a 1 pinta, etc. Cuando creas que estén preparados, puedes elevar el nivel de dificultad del juego pidiendo que te ayuden a averiguar las medidas correctas de los ingredientes que requieren, por ejemplo, una receta que quieras duplicar.

Usando un pizza y un cortador de pizzas, enséñales sobre fracciones cortando porciones. Explícales que cuando una pizza se corta por la mitad, el tamaño de cada sección puede expresarse con la fracción ½. Lo siguiente, dividir la pizza en cuatro partes iguales e igualar cada porción a la fracción ¼. Finalmente, divide la pizza en 8 partes, y de esta manera cada porción es ahora 1/8. Puedes seguir jugando entonces al quitar una o más porciones y pedir a los niños que te digan cuanta pizza queda en términos de fracciones. Usando las porciones de pizza, ayuda a los niños a entender que según aumenta el denominador de fracción, la porción disminuye.
Puedes jugar a juegos de fracciones similares usando un plato de papel, regla y lápiz.

Ropa para lavar

Separar la ropa de lavar con los niños puede ayudarte a enseñarles a juntar parejas y a contar. Coge un montón de calcetines limpios de diferentes colores y tamaños, y otras prendas como camisas limpias, pantalones cortos, toallas, etc. Pon los calcetines en una cesta de ropa para lavar y pídeles a los niños que hagan parejas con ellos. Pídeles que te expliquen por qué algunos calcetines van juntos. ¡Estarán felices de ayudarte!

Otro juego al que puedes jugar con la ropa para lavar es pedir a los niños que separen las prendas por color. Puedes pedirles que cuenten cuántas prendas hay en cada montón de color. Entonces puedes atacarlos con las sumas y restas.
Usa el ejercicio de selección para enseñar a tus niños también sobre la manera correcta de lavar y cómo la ropa de color debe ser separada de la blanca, etc.

Continua aprendiendo

Para mantener vivo en tus niños el interés por las matemáticas, ve a la biblioteca para sacar juegos y libros sobre matemáticas. “Math Potatoes” de Greg Tango y “Fraction Fun” de David A. Adler son estupendos libros para poner a tus niños en la órbita de las matemáticas. Hacer que usen las matemáticas como un juego aumenta las oportunidades de que desarrollen un entusiasmo por las matemáticas que les durará una vida entera.

Fuentes

” ‘Ideas To Help Children Learn Math When at the Grocery Store’ [in] A Family Note on Finding the Math,” U.S. Department of Health and Human Services, Early Childhood Learning and Knowledge Center, Ver Fuente
Zahler, Kathy. 50 Simple Things You Can Do to Raise a Child Who Loves Math. New York: Macmillan Reference, 1998, p.55, 3-8.
Adler, David A. Fraction Fun. New York: Holiday House, 1996.
Charmer, Kathy, Maureen Murphy and Charlie Clark. The Giant Encyclopedia of Math Activities For Children 3 to 6, p. 124.
“How to Teach Addition to Children,” eHow.com. Ver Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...