Robótica en Arequipa - Grupo Educativa: 2010

jueves, 30 de diciembre de 2010

Redes sociales en educación: ¿sí, o no?

¿Debemos utilizar los profesores redes sociales como Facebook o Twitter para llegar hasta nuestros alumnos? Esta es la pregunta que se plantea el Calgary Herald en un artículo que puedes leer en este enlace en su versión original.
Mientras un analista tecnológico dice que los profesores no deberíamos rechazar los social-media, el consejo escolar de Calgary y la Asociación de Profesores de Alberta se muestran cautelosos respecto a cualquier situación que suponga que los profesores se comunican con los alumnos utilizando estos medios.
“Es cuestión de mantener una relación apropiada entre profesores y alumnos, y de respeto de esos límites”, dijo Robert Bisson, coordinador de la Asociación de Profesores de Alberta, quien desaconsejó a los profesores que utilizaran los social-media para relacionarse con sus alumnos.
“Facebook es para los amigos, la familia, tu grupo de iguales. Los alumnos no pertenecen a ese grupo”, añadió Bisson.
Pero los profesores no deberían rechazar todos los social-media, si pretenden seguir siendo un referente para sus alumnos, dice el columnista tecnológico Steve Dotto, que con anterioridad fue presentador del show televisivo de tecnología Dotto.
“Los profesores y todos los adultos tienen que formar parte del mundo de las redes sociales y entenderlas”, dijo Dotto, quien recientemente habló de los social-media en la conferencia del B.C. College of Teachers. “Internet es un lugar, no una cosa, y nuestros chicos pasan mucho tiempo en ese lugar. Si los adultos no están ahí, no podremos ayudar a nuestros chicos”.
Esto no quiere decir que Dotto esté proponiendo que los profesores deban tratar como amigos a sus alumnos en Facebook, o que los alumnos puedan ver fotos personales de la vida de los profesores fuera de la escuela.
Tampoco ignora un puñado de casos en los que se ha producido una relación inapropiada entre alumnos y profesores, en Canadá, utilizando sitios como Facebook.
“Pero si las políticas escolares locales lo permiten, los profesores podrían establecer un perfil profesional en Facebook para relacionarse con alumnos, que también podría estar abierto al control de los administradores escolares”, dijo Dotto.
Los propios alumnos parecen estar divididos respecto a si les gustaría relacionarse con sus profesores en Facebook. A muchos no les gusta la idea de que sus profesores les “espíen” on line.
La cuestión sobre si los profesores deberían ser amigos de sus alumnos en Facebook plantea algunas cuestiones éticas, dijo Pat Cochrane, presidenta del consejo escolar de Calgary.
“El profesor es también una figura de autoridad en sus vidas y, aunque es estupendo que exista una relación, ¿deberían (alumnos y profesores) ser amigos?“, preguntó Cochrane.
En la facultad de educación de la Universidad de Lethbrige se anima a los futuros profesores a que adapten la tecnología para usos educativos cuando lleguen a sus propias aulas, dijo el profesor de educación Marlo Steed. Pero también se les advierte sobre los peligros profesionales de sus imágenes online.
En lugar de utilizar sitios públicos, Steed dijo que prefería que los profesores se limitaran a las páginas web de la zona -tales como blogs internos o foros de conversación escolar- para relacionarse con los alumnos fuera de clase.
“Estos sitios están controlados”, dijo. “Se puede limitar quién y qué pasa allí”.
“Pero una vez que sales a Facebook y Twitter, el mundo entero pasa a ser tu escenario… Tienes que ser cuidadosos”, añadió Steed.

With files from Deborah Tetley, Calgary Herald
© Copyright (c) The Calgary Herald

miércoles, 29 de diciembre de 2010

TICs y Robótica: Innovación tecnológica y educativa

Las dos líneas prioritarias de desarrollo de la innovación tecnológica y educativa van a ser las TICs y la Robótica, ambas en estrecha relación. Cualquier tendencia hacia un futuro más avanzado en educación y cultura humanística o científica no puede, por tanto, dejar de atender a estas dos realizaciones básicas del progreso.


Desde que John Dewey (1916) viera la necesidad pedagógica de adaptación flexible y democrática a las circunstancias cambiantes de los tiempos, las ciencias de la educación se han caracterizado por tratar de conducir el proceso educativo por los caminos de la adaptación al progreso humanístico, tecnológico y científico.
Evidentemente la educación ha de orientarse hacia un futuro previsible y debe, además, participar en la propia creación de ese futuro.
Aunque vayamos a tener una sección dedicada al mundo del juego, de los juguetes y de las ludotecas, no podríamos olvidar tampoco aquí la extraordinaria importancia del juguete electrónico, o del juguete como autómata interactivo, en respuesta a las actuales demandas sociales.
Los progresos en la automatización tecnológica del pensamiento humano, desde las Máquinas de Turing, han transformado nuestro mundo. Ahora llegamos con la robótica a la frontera entre la inteligencia artificial y la ingeniería mecánica.
Los robots son, pues, dispositivos programables con capacidades mecánicas y sensoriales capaces de reproducir infinidad de aspectos del movimiento humano de la vida cotidiana. Capaces de reproducir, analizar y evaluar procesos lógicos de pensamiento o de realizar tareas difíciles, complejas y peligrosas.
No es de extrañar, por tanto, la irrupción de este mundo de ciencia ficción en los intereses educativos que nos proyectan para el futuro inmediato.
Podemos crear robots infantiles que reproducen los comportamientos propios de una edad y sobre los que podemos investigar sin riesgo ni limitaciones.
Podemos crear pacientes robóticos para la práctica quirúrgica.
Y todo tipo de artilugios simuladores para probar y experimentar en el mundo de las realidades físicas.

martes, 28 de diciembre de 2010

Robótica Educativa: Una oportunidad innovadora para niños y jóvenes

Un robot bicicleta que ayuda a generar energía eólica, otro que ayuda a cargar los granos básicos a los agricultores y uno que compite con los alumnos en operaciones matemáticas, son algunos de los proyectos que han realizado estudiantes que participan en el Programa de Robótica Educativa.

Este programa es impulsado por el Viceministerio de Ciencia y Tecnología con el fin de desarrollar la capacidad innovadora de los estudiantes de educación básica y media, colocando a El Salvador en uno de los primeros países de la región que utiliza la robótica con fines educativos.

“Han sido muchos los logros que hemos obtenido con los estudiantes…Ahora tenemos niños que dicen “ya no existe para mi el yo no puedo”. Ellos pueden hacerlo todo. Eso ha sido muy motivante, porque eran niños rebeldes y ahora son niños que han cambiado muchísimo,” manifestó Sandra Elizabeth Herrera, coordinadora de Robótica del Centro Escolar Mirtala Yanez de Jiménez, La Unión.

El Coordinador del Centro Escolar Cantón El Rebalse, de San Miguel, Mauricio Antonio Villalta enumeró algunos de los avances observados en los niños: “la mayoría de los niños andan en un nivel educativo bastante aceptable. De los 42 niños de robótica podría decir que 28 andan entre los primeros lugares de su grado; otros mejoraron su expresión oral, han enriquecido su léxico, pueden ahora trabajar en equipos, pueden compartir y tratarse como iguales.”

De igual manera, directores y coordinadores de robótica que se reunieron para conocer el trabajo realizado hasta el momento así como las proyecciones para el próximo año, coincidieron que los más de 400 alumnos que participan en el Programa tienen ahora una mayor motivación del aprendizaje, mejor rendimiento escolar, fortalecimiento de la creatividad, estimulación del pensamiento y mayor asistencia a clases, entre otros

En el área personal, los estudiantes han demostrado mayor autoestima, fortalecimiento de las relaciones interpersonales, mayor facilidad de expresión, fortalecimiento del trabajo en equipo y solución de conflictos.

Los retos que comparten las autoridades de las 28 instituciones participantes van encaminados a beneficiar a un mayor número de estudiantes; así como involucrar y capacitar a los maestros de las diferentes asignaturas.

“No sólo es robótica en si, ni informática. Mezcla matemática, lenguaje…hay muchas materias de las cuales robótica apoya la enseñanza de ellas y ese no solo es beneficio para los niños sino para los maestros.”dijo la Coordinadora Karen Estefany Hernández, del Centro Escolar General Francisco Morazán, de San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

Para la Directora Xenia Claribel Aguilar, del Complejo Educativo del Cantón Atiocoyo, San Pablo Tacachico, “el primer reto es duplicar las capacitaciones, ver de que manera conseguimos donadores que nos apoyen el proyecto para que en un futuro todos los alumnos puedan participar en robótica educativa.”

La robótica en las escuelas nace como una disciplina integradora de distintos áreas del conocimiento con el objetivo que mediante el uso pedagógico de las computadoras y entornos tecnológicos, permitan a los estudiantes la integración de distintas áreas del conocimiento para la adquisición de habilidades y destrezas.

Los coordinadores y directores también han aprendido con la robótica, ya que fueron capacitado en principios teóricos y pedagógicos de la robótica como constructivismo, aprender haciendo, desarrollo del pensamiento según Piaget, así como armado de robot, programación de un robot, aplicación de la robótica a un contenido académico, entre otros.

Los proyectos de los 28 centros escolares ya están listos y han dejado en los alumnos y maestros participantes, una enseñanza que va más allá de los conocimientos académicos. Tal como lo dijo Sandra Herrera, la robótica “les ha marcado el rumbo de su vida.”

lunes, 27 de diciembre de 2010

Lógica de los Hijos & Lógica de los Padres

“Mis padres no me entienden”, “papá, no me rayes la oreja con tus consejos”, “pero ¿porqué no me dejas, no me compras, no me das?”, “¡pero si lo hacen todas!”, “papá es malo”… Seguro que no nos son extrañas estas expresiones. ¡Y podríamos ampliar la lista! Parece como si los hijos nos hablasen en un lenguaje que es paralelo al nuestro y que no nos entendemos. Tenemos lógicas distintas.
Hoy en día, los padres a veces pueden tener la impresión de que son muy duros con sus hijos. También pueden pensar que siendo “duros” les hacemos distintos a sus compañeros. ¿Es bueno decir NO a los hijos? ¿Les podemos crear un trauma? ¿Me gano más a mis hijos intentando ser su amigo, su colega?
Si me estoy preocupando de su educación me daré cuenta que mi hijo – da igual la edad que tenga – no está aun lo suficientemente preparado, formado, no tiene criterio, le faltan herramientas…para afrontar muchas decisiones de su vida. El papel de la familia es determinante en el desarrollo de la personalidad del hijo, desde el éxito humano hasta el académico.
Los hijos suelen pensar en presente. La lógica de los padres está en que piensan en el futuro de sus hijos, en qué será de ellos de mayores:
  • si tendrán capacidad de sufrimiento para sacar adelante una familia,
  • si sabrán trabajar en equipo en su trabajo profesional,
  • si sabrán privarse de algunas cosas aunque tengan dinero para comprarlas,
  • si podrán “levantarse” después de haber tenido una contrariedad,
  • si sabrá “darse” a los demás y no estar siempre pendiente de lo suyo,
  • si tendrá una autonomía y responsabilidad para sacarse sus estudios,
  • si serán sociables para tener un gran número de amigos de verdad,
  • si podrán salir de casa sin dejarnos en mal lugar…
Seguro que muchas veces cuando eran pequeños les hemos dicho que no se acerquen al fuego de la cocina, que no jueguen con el cuchillo, que no se mete nada en los agujeros de un enchufe, que la plancha quema…y aunque ellos no lo entendían no teníamos la impresión de estar creándoles un trauma infantil.
Sin embargo cuando van creciendo nos cuesta más decirles NO. Por un lado ellos insisten mucho más en conseguir lo que desean: jugar con la play o la wii en lugar de estudiar…y por otro lado “para que nos dejen en paz” cedemos ante esa presión.
Manifestaremos que les seguimos queriendo cuando:
  • Les seguimos preguntando con quién y dónde van a estar y cuándo van a regresar. Y les esperamos despiertos para ver “cómo” vuelven, a qué huelen…
  • Les hacemos devolver lo que han cogido y no es suyo.
  • Les decimos – pudiendo callarnos – que ése “amigo” no es lo más conveniente.
  • Les obligamos a recoger su cuarto aunque tarden mucho tiempo pudiéndolo hacer nosotros en 10 minutos.
  • Les dejamos asumir responsabilidades a sabiendas de que igual no podrán con ellas.
  • Les decimos NO cuando sabemos que “nos odiarán por ello”.
  • Les corregimos con autoridad y cariño…
No hay confrontación entre la lógica de los hijos y los padres. Es que a ellos no les pasa por la cabeza más que el hoy, ahora, me apetece, me gusta o disgusta, me es cómodo y fácil, me cuesta o no esfuerzo. La vida real nos ha enseñado que es nuestra lógica la que deben ir cogiendo aunque no la entiendan ahora: ya la entenderán. Y entonces no sólo nos la agradecerán sino que habremos ganado esos hijos y esos futuros hijos de nuestros hijos.

Borja Ortega
http://www.sontushijos.org

domingo, 26 de diciembre de 2010

La cultura del esfuerzo, clave de éxito en la formación de nuestros hijos

¿Cómo podemos enseñar a nuestros hijos el valor del esfuerzo?.
De entrada podríamos pensar que el esfuerzo se aprende sobre todo en el colegio. Sin embargo, el principal lugar para este importante aprendizaje es la familia. Todas las virtudes necesarias para tener éxito en la vida (realizarse profesionalmente, fundar una familia, forjar amistades duraderas,...) se adquieren en un ambiente de cariño y exigencia proporcionados por la vida familiar de cada niño.
En casa, el niño aprende qué es el esfuerzo, que sentido tiene. Si le enseñamos a esforzarse en cosas pequeñas, será capaz de afrontar cada vez mayores retos. Lo importante es hacer lo que debo, no lo que me apetece. Así, irá controlando su impulsividad, su impaciencia, etc,...
Hay que marcarles metas realistas, adecuadas a su edad y a su carácter, sin infravalorarles y a la vez sin pedirles imposibles.
Nuestro ejemplo de padres es esencial. A los hijos les ayuda ver que sus padres también se esfuerzan, trabajan, no se quejan, asumen sus errores y también los imprevistos sin perder la calma.
Conviene insistir en la cara positiva del esfuerzo: cuesta vencerse, pero después uno está más contento y además la vida le va mejor.


¿Hasta qué punto es importante el esfuerzo?.
En la formación del carácter influyen tanto la herencia genética como la educación, pero en distinta proporción, dependiendo de los distintos ámbitos. En el ámbito físico, como por ejemplo la práctica de un deporte, la herencia puede pesar hasta un 80%, mientras que la educación ronda el 20%. Esto significa que si no hemos nacido especialmente dotados para los deportes, será bueno que los practiquemos por su gran contenido formativo, pero mejor no aspirar a ser deportistas de élite, para evitar desengaños.
En el ámbito intelectual ambos factores rondan el 50%, con lo cual aumenta la importancia de la educación en este campo: un talento medio tendrá éxito si trabaja y fracasará en caso contrario.
Finalmente, en el ámbito de la voluntad, la herencia llega al 20% y la educación al 80%. En este terreno, lo prioritario es la educación, no los genes, lo cual es una llamada al optimismo a la vez que a la responsabilidad: no se trata de que el niño haya heredado “el mal genio de su abuela” o de que sea “vago como su tío Perico”: será lo que nosotros le ayudemos a ser, no lo que ha recibido genéticamente.
Teniendo en cuenta que este tercer ámbito es el más importante en la vida de una persona, lo que está en juego es la felicidad de nuestros hijos.


¿En qué consiste el esfuerzo? ¿Cuándo y cómo se educa?.
El esfuerzo es un motor: lo que nos ayuda a conseguir las metas que nos proponemos y a superar los obstáculos de la vida diaria. Si un niño se deja llevar por lo que le apetece en cada momento, posiblemente no estudiará, no ayudará en casa,... y cuando sea un adulto no sabrá enfrentarse a las dificultades y contratiempos.
La educación en hábitos empieza cuando el niño es recién nacido. Evidentemente, los primeros meses consiste sobre todo en que crezca rodeado de cariño, y poco a poco el orden, la higiene, la alimentación, van formando parte de su vida diaria, mucho antes de que él tenga uso de razón.
Entre los seis y los doce años tiene lugar el periodo sensitivo de la educación en hábitos propiamente dicha, como la laboriosidad, la responsabilidad, etc,...
Aunque todavía les vemos muy pequeños, los padres tenemos que concienciarnos de que la clave no es ahorrarles el mínimo sufrimiento, sino proporcionarles las estrategias que les ayuden a enfrentarse con las dificultades que van encontrando.
Un ejemplo lo recogía Enrique Orobiogoikoetxea en esta web hace unos meses: “con la mochila al hombro”. Es mejor que el niño lleve sus libros, porque es perfectamente capaz y porque son SUS libros.
Si no, lo que parece una ayuda, es un obstáculo: una persona que no ha tenido oportunidades de esforzarse carece de la seguridad y autoestima que requieren los retos diarios.
Hay que tener en cuenta que los niños y los adolescentes viven el presente. Les cuesta pensar en el futuro, por eso hay que buscar motivaciones que les resulten cercanas, llevarles por un plano inclinado. Probablemente a un adolescente no le motive demasiado “se una persona de provecho el día de mañana” y habrá que recordarle que si quiere salir con sus amigos, primero tiene que estudiar el tiempo previsto.
No hace falta pensar situaciones excepcionales para educar en el esfuerzo: levantarse a la hora, cumplir el horario, comer de todo, ordenar la habitación, terminar lo que se empieza, practicar algún deporte... son ocasiones cotidianas para crecer en este terreno.
La conclusión de estas reflexiones podría ser una vez más que los padres tenemos que ir por delante: si nosotros nos esforzamos, ellos se dan cuenta, aunque no se lo digamos, y nuestro ejemplo será el impulso que ellos necesitan.
Patricia Gómez  Licenciada en Químicas

viernes, 24 de diciembre de 2010

¡¡¡ FELIZ NAVIDAD 2010 !!!

En esta Navidad, es nuestro sincero deseo que el Niño Jesús nazca en el corazón de todos y cada uno de los seres humanos, trayéndonos consigo una nueva esperanza de vivir y convivir mejor sobre la base del amor y el respeto al prójimo. Y nunca nos olvidemos de practicar obras de caridad por que hay en el mundo muchísima gente que realmente necesita nuestro apoyo y desprendimiento incondicional.
¡¡¡Felíz Navidad!!!



jueves, 23 de diciembre de 2010

La felicidad y la educación

El conjunto de la población de la Unión Europea (UE) supera los 500 millones de habitantes, mientras que la de Estados Unidos llega a los 303 millones. No obstante esta diferencia demográfica, la superpotencia emplea más energía total para mantener su economía y su estructura social. Como resultado emite el 18% de los gases responsables del calentamiento global de todo el planeta, mientras la UE emite el 13%.

Tomando en cuenta el conjunto de las cifras es evidente que los europeos son más considerados con el medio ambiente que sus socios al otro lado del Atlántico. Esto tiene que ver, sin duda, con la afirmación escrita ayer sobre dos sociedades con visiones diferentes al interior de un mismo modelo: la decididamente individualista y la que, respetando lo individual, enfatiza también sobre lo social. Este es el caso de la visión europea, la cual lanzó la idea de desarrollo sostenible.

Para que haya sostenibilidad es preciso acortar la brecha entre ricos y pobres. Y para ello es necesario una mayor preocupación por el prójimo. En este campo la educación juega un papel decisivo. Sabemos que los niños que reciben más afecto de sus padres desarrollan mayor confianza en sí mismos y cuajan una personalidad menos dependiente de otros factores. Los niños que no han recibido esa cuota de afecto se concentran más en el éxito material, la fama y la imagen “como sustitutos a la hora de obtener reconocimiento y un sentido de pertenencia”. Publicidad y marketing, que lo saben, explotan estas carencias emocionales y refuerzan la necesidad consumista de sus víctimas. Un estudio prueba que los jóvenes fuertemente orientados a valores materiales tenían padres posesivos, castigadores y arbitrarios y terminan buscando la felicidad a través del consumo. Les preocupa poco el bienestar de sus congéneres y en general son ajenos al medio ambiente y la naturaleza. Cada uno de los lectores verá en esta descripción lo que pueda aceptar. Importa saber quiénes a la larga apostarán por la vida y quienes no.
Autor: Guillermo Giacosa

martes, 21 de diciembre de 2010

Educar en valores a través de los juguetes es posible

Bondad, fidelidad, tolerancia o curiosidad son algunos de los valores que todos deberíamos tener inmersos. Y será más fácil asimilarlos si son inculcados desde que somos pequeños; y puede llegar a ser divertido si usamos para ello lo que más les gusta a los niños: los juguetes.



Los niños son pequeños de altura, pero eso no les quita la perspectiva que pueden llegar a tener y, así, desde su corta edad, podrán aprender a través de lo que más les gusta: los juguetes. Y nos planteamos, ¿quiénes son las personas más indicadas para elegirlos? Sus principales educadores, los padres, así que te vamos a demostrar que los juguetes pueden desarrollar una serie de valores fundamentales.
En este momento nos aproximamos a unas fechas en las que los escaparates están llenos de juguetes, y la oferta es tan amplia, y nuestro tiempo tan escaso, que no sabremos cuál será el mejor. Muchas veces las prisas hacen que sólo pensemos en la diversión, pero esa es sólo una de las facetas que puede tener un mismo juguete. “Creo que los padres a veces no somos muy conscientes de lo que estamos comprando a nuestros hijos, porque si no, no creo que determinados juguetes fueran nº 1 estas navidades. Deberíamos saber más sobre cómo influyen los juguetes en la educación. En mi caso, intento que se divierta pero también que le eduque; y lo hago tanto con los juguetes como con la televisión, que casi siempre la ve en inglés”, afirma Mara Esteban, madre de un niño de 18 meses.
Todos sabemos que los juguetes son del niño y, aunque son importantes, podemos aunar los valores pedagógicos como la inquietud por aprender cosas nuevas, la imaginación o la creatividad, con la adquisición de unos valores humanos y sociales que harán que crezca como una mejor persona.
“La mayoría de los padres no son conscientes de que a través del juego ellos pueden transmitir a sus hijos valores como la tolerancia, la amistad, la familia o el respeto al medio ambiente de una forma divertida. Por ejemplo en Imaginarium desarrollamos la línea de Amanda que representa el entorno familiar y de amistad de una niña de ocho años donde lo más importante es la familia y los amigos, ya que su historia se basa en la relación entre ellos. Además, conviven personajes de diferentes razas, lo que hace, que desde la infancia este valor de convivencia y tolerancia se perciba como algo normal y natural”, afirma Sonia Pérez Romera, experta en contenidos pedagógicos de Imaginarium.
También podemos inculcar actitudes ecológicas y sostenibles a través del juego. En Imaginarium están muy concienciados con ello y cada temporada desarrollan productos que, aparte de diversión, inculcan actitudes respetuosas con el medio ambiente. Este es el caso de Makedo, un juego de manualidades que les enseña reciclar para construir sus propios juguetes además de fomentar la creatividad de los pequeños.

Padres, fundamentales
“La educación es al hombre lo que el molde al barro, le da la forma” decía Jaime Balmes, filósofo y teólogo español del siglo XIX. Y es que la formación que se le da a una persona es fundamental, porque le va a definir para el resto de su vida. Y por eso, hay que elegir bien los medios que usamos para ello, y siempre sin olvidar que los padres son los verdaderos protagonistas de esta, a veces ardua, tarea.
“El juguete por sí solo no educa al niño. Para conseguir este aprendizaje los padres tienen que implicarse en el juego de sus hijos para que el mensaje les llegue al 100%. En Imaginarium, los juguetes encierran una historia que los padres tienen que contar a sus hijos como parte del juego. KicoNico es uno de los personajes más importantes de Imaginarium ya que representa la bondad y la pureza del alma. KicoNico posee imperfecciones, tiene un remiendo en un brazo, la cabeza demasiado grande y las orejas de diferente tamaño, pero esto es precisamente lo que sirve de base para que los padres cuenten a sus hijos que no hace falta ser perfecto para ser feliz puesto que la verdadera belleza está en el interior de las personas”, asevera Sonia Pérez.
Este tipo de juegos y actividades que te proponemos harán que el niño crezca intelectualmente, que reciba los estímulos necesarios para su formación en la etapa de aprendizaje en la que se encuentre y que además, asimile valores y actitudes positivas desde su infancia de una forma divertida y siempre de la mano de sus padres.

Por Camino Casado

lunes, 20 de diciembre de 2010

Robótica escolar

Se ha convertido en un fenómeno y cómo no, si docentes y expertos coinciden que la robótica permite entre otras cosas desarrollar habilidades de trabajo en equipo y resolución de problemas, facilita el aprendizaje de contenidos curriculares y transmite valores de sana competencia. Todo, en un entorno entretenido y desafiante. Conoce aquí experiencias que revelan la robótica como instancia de valioso aprendizaje.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Ampliar vocabulario en otros idiomas

Los estudiantes pueden utilizar distintos recursos y aplicaciones para incrementar el conocimiento del léxico en lenguas extranjeras
¿Qué se llevaría si viajara al extranjero: un manual de gramática o un diccionario? La respuesta a esta pregunta evidencia la importancia que adquiere el vocabulario en los procesos de comunicación en otros idiomas. Pero para aprender nuevos términos de una segunda lengua no basta con memorizarlos y conocer su pronunciación, hay que saber también cómo, dónde y de qué forma aplicarlos. Las nuevas tecnologías proponen distintos recursos que ayudan a incrementar los conocimientos léxicos y usarlos de modo adecuado.

El valor del léxico
Gramática y vocabulario. Éstas son las dos áreas lingüísticas fundamentales que cualquier estudiante de idiomas debe trabajar para lograr la fluidez necesaria que le permita comunicarse en otra lengua. El aprendizaje de los contenidos gramaticales requiere en general de la orientación de un docente o especialista para guiar al aprendiz en la adquisición y aplicación de la teoría de la lengua extranjera, mientras que ampliar el léxico se considera una actividad autodidacta, que es más una responsabilidad del alumno que del docente.
Sin embargo, en la actualidad, numerosos especialistas defienden que la enseñanza de la gramática no debe estar separada del vocabulario. La utilización correcta de un término en otro idioma implica una serie de destrezas gramaticales, puesto que las unidades léxicas se combinan entre ellas de modo sintáctico. Marta Baraló, directora del Departamento de Lenguas Aplicadas de la Universidad Antonio de Nebrija, en su ponencia 'Aspectos de la adquisición del léxico y su aplicación en el aula', enuncia algunas de las competencias que se adquieren cuando se trabaja una lengua desde un enfoque léxico: la capacidad de organizar un texto, de formular, articular o escribir un enunciado lingüístico y de identificar, comprender e interpretar el mensaje.
Agregar una nueva palabra o término al vocabulario de otro idioma no consiste tan solo en aprender y memorizar su pronunciación y ortografía. Es necesario saber reconocerla de forma oral, emplearla en un contexto, conocer su valor semántico, la estructura interna y sus relaciones o colocación respecto a otras unidades léxicas y usarla de forma adecuada según el propósito del hablante.

Estrategias de aprendizaje
Sería pretencioso por parte de un estudiante intentar adquirir todo el léxico de la lengua extranjera que desea aprender, algo que ni siquiera es posible para cualquier nativo del idioma. Por eso, tanto para el docente como para el alumno o aprendiz, el primer paso, sobre todo en las primeras fases de aprendizaje, es delimitar cuál es el vocabulario fundamental que más se adapta a las necesidades de cada uno. Además de los términos esenciales para comunicarse, algunos estudiantes requieren cierta soltura léxica en algunos ámbitos, ya sea por cuestiones laborales o personales.
Una vez marcada esta delimitación, es recomendable que todos los aspectos de la enseñanza giren en torno al contexto lexicográfico elegido. Esta organización del trabajo, de modo que el vocabulario no se configure como una actividad independiente de la materia, facilitará en buena medida la asimilación de la nueva terminología y su correcta adaptación al discurso idiomático.
Algunas de las tareas que los especialistas en la enseñanza de lenguas extranjeras proponen para aprender vocabulario son las siguientes:
  • Trabajar con textos completos: comprender un texto a partir de determinadas palabras clave destacadas permite interpretar y deducir significados por el contexto que les acompaña, sin tener que depender en todo momento de un diccionario.
  • Relacionar y asociar: un ejercicio recomendable para practicar con nuevos términos es relacionarlos con imágenes, con definiciones o con otras unidades léxicas asociadas, como sinónimos, antónimos o vocablos que se unen con frecuencia.
  • Clasificar: crear familias de palabras de una temática determinada o de una misma categoría semántica o gramatical y elaborar mapas conceptuales son algunas actividades que permiten organizar el léxico para su posterior utilización en los contextos adecuados.
  • Ejercicios con frases: al aprender vocabulario es esencial practicar con los términos, ya sea por medio de la construcción escrita de oraciones que incluyan el nuevo léxico o con su aplicación en el lenguaje oral.
  • Juegos: algunas actividades lúdicas, como los crucigramas, sopas de letras, juego del ahorcado o las adivinanzas tienen un valor didáctico y motivador en la adquisición de nuevo vocabulario en otros idiomas.
Recursos en la Web
Las nuevas tecnologías aportan a los estudiantes de idioma numerosos recursos para practicar y aprender de un modo activo y autodidacta. Entre ellos, destacan distintas aplicaciones y herramientas destinadas a ampliar el vocabulario de los aprendices y facilitar así la adquisición de una competencia léxica que le permita la comunicación en otras lenguas.
  • Internet Polyglot: una web diseñada para ayudar a cualquier usuario a aprender nuevo vocabulario de hasta 30 lenguas extranjeras. Cada idioma cuenta con una serie de lecciones de una temática definida, en las que se recoge el vocabulario esencial para comunicarse sobre ese tema. Las palabras se representan con una imagen visual y su correspondiente sonido en ambos idiomas, para que además de aprender la grafía pueda conocer su correcta pronunciación. Las lecciones incluyen distintos juegos para practicar con lo estudiado.
  • Astalaweb: esta comunidad de aprendizaje ofrece una interesante sección de vocabulario. Disponible para varios idiomas, cuenta con apartados destacados, como frases hechas y expresiones coloquiales, idiomas de negocios o léxico específico para distintos contextos. Recoge enlaces a otros recursos para realizar ejercicios prácticos con el idioma.
  • Language Guide: inglés y francés son las dos lenguas que se desarrollan en este portal de Internet. Dispone de recursos sonoros y visuales para adquirir nuevo vocabulario de distintas temáticas de una forma dinámica y entretenida.
  • Word Steps: un método sencillo para aprender vocabulario cada día en las 11 lenguas disponibles. El usuario puede elegir el tema sobre el que quiere ampliar el léxico y llevar un seguimiento de su evolución lingüística.
  • Vocabulix: esta web cuenta con más de 90 lecciones de vocabulario predefinidas para aprender nuevo léxico de la lengua inglesa o alemana. El usuario puede elegir el aprendizaje por nivel de conocimiento o por temática y acceder al grupo de ejercicios diseñados de forma específica para cada lección.  
Por MARTA VÁZQUEZ-REINA

viernes, 17 de diciembre de 2010

Acoso escolar o bullying: Perfil del acosador y de la víctima

Dra. Wanda E. Soto Vazquez
Educadora, Directora Investigadora del tema
Mobbing o Acoso Psicológico y bullying o Acoso Escolar
 
La violencia escolar, según Olweus (1997) es la que se produce en el sistema escolar. Dentro de ella hay un tipo de violencia muy preocupante en nuestros días: el acoso (bullying). El acoso escolar tiene un gran parecido en su modus operandi y consecuencias con el acoso laboral (mobbing).

Definiciones de Violencia Escolar y Acoso
La violencia escolar es cualquier tipo de violencia que se da en contextos escolares. Puede ir dirigida hacia alumnos, profesores o propiedades. Estos actos tienen lugar en instalaciones escolares (aula, patio, lavamanos, etc.), en los alrededores del centro y en las actividades extraescolares.
El término acoso (bullying2) hace referencia a un comportamiento repetitivo de hostigamiento e intimidación, cuyas consecuencias suelen ser el aislamiento y la exclusión social de la víctima.
Hablamos de acoso cuando se cumplen al menos tres de los siguientes criterios:
  • La víctima se siente intimidada.
  • La víctima se siente excluida.
  • La víctima percibe al agresor como más fuerte.
  • Las agresiones son cada vez de mayor intensidad.
  • Las agresiones suelen ocurrir en privado.
Ordinariamente, suele considerarse que el acoso va acompañado de una “ley del silencio” donde se ve, oye, toca y conoce lo que sucede, pero “NO SE HACE NADA”. ¿Por qué? ¿Qué impide tomar acción? ¿A quien o a quienes le corresponde hacer lo correcto para disminuir o ponerle limites a este mal hábito, a esta Plaga Social venenosa que parecería parte de la vida de las personas? Pues bien… Lo primero es hablar de Amor propio, de Seguridad y estabilidad emocional, mental y espiritual. Segundo, Modelos teóricos de Aprendizaje en el niño @, tercero de Educación y enseñanza, cuarto de Evaluación y Ayuda, y Quinto de Implantación de Programas Innovadores de modificación de conducta. Aquí se necesita integrar a todo aquel profesional de todas las ramas en un deseo genuino y verdadero de establecer canales de comunicación asertiva para el mejoramiento académico, personal y psicológico del posible desertor escolar. Las escuelas públicas o privadas son los lugares favoritos para demostrar estas conductas antisociales tanto en estudiantes, como en adultos. No obstante, son precisamente los niños @s los mas afectados@s e impactados@s en el escenario escolar por actos de violencia o “Bullying” diariamente. Muchos educadores han visto esta mala práctica, como algo que está en la norma del niño@ y más que nada del adolescente. Sus acciones negativas reciben la honrosa justificación de falta de madurez, disciplina, problemas sicológicos o simplemente presiones sociales. Nada más lejos de la realidad. El niño@ “Bullie” o “Abusador” es una bomba de tiempo en la escuela y si no recibe ayuda, tratamiento y disciplina a tiempo se convertirá en una amenaza social para su familia, sus amigos, su trabajo y su país en un futuro.
 
Señales de peligro “Bullying”. Tomado del Libro de Allan L. Beane, “Bully Free Classroom; over 100 tips and Strategies for teachers K-8 Free Spirits 1999. www.freespirits.com
  1. Sentirse con poder y control de los demás.
  2. Buscar dominar y manipular compañeras.
  3. Es muy popular y envidiado @ por sus compañeros.
  4. Podría ser físicamente más grande y fuerte que los demás del grupo.
  5. Es impulsivo. Le encanta ganar en todo. Odia perder a toda costa.
  6. En ambas cosas, mal ganador y mal perdedor.
  7. Parece que deriva placer del dolor, miedo, sienten incomodidad de otros.
  8. Parece sobré limitar la línea de respeto.
  9. Logra ser respetado con miedo.
Un jovencito abusado y maltratado en la escuela está desorientado, solo, baja las notas. Siempre esta triste y lo más desolador: Se quiere quitar la vida. No lo aceptan como es y él no quiere vivir. ¡Terrible!
Existen según los expertos dos tipos de “Víctimas de Bullying”, estos son: Las víctimas pasivas y las víctimas provocativas.
Pasivas – son ansiosos, sensitivos, solitarios, apagados, carecen de autodefensas, no piensan rápidamente, y tienen pocos amigos, que les den apoyo.
Provocativas – rápidos de respuestas, impulsivos, molestan a los niñ@s que atacan a los bullies, reciben los huevos y ataques, ellos mismos se ponen de blancos de tiro, no se defienden ellos mismos.

Conductas de las Víctimas en la Escuela
  1. Repentinos cambios en asistencia y logros académicos.
  2. Asistencia errática.
  3. Pérdida total de interés por la escuela.
  4. Descenso en calidad del trabajo escolar.
  5. Éxitos académicos aparecen como mascotas de maestros.
  6. Dificultad de concentración en el salón de clases. Fácilmente distraídos.
  7. Van al recreo tarde y regresan rápido.
  8. Tienen problemas de aprendizaje o diferencias con el grupo.
  9. Carecen de interés de actividades escolares.
  10. Se dan de baja de cursos y no aceptan mentores o tutores.
Conducta Social de las Víctimas de “Bullies"
  1. Solitarios, retirados, aislados.
  2. Pobre o ninguna interacción social.
  3. No tienen amigos o solo unos pocos.
  4. Son no populares en el grupo, pasan desapercibidos. Reciben las migajas de la clase.
Conductas Emocionales de las Víctimas
  1. Repentinos cambios de conducta y de humor.
  2. Pasividad, timidez, callados, retirados, temerosos, asustados.
  3. Baja o ninguna autoestima y auto confianza.
  4. Sobre reactivos ante peligro, hipersensibles.
  5. Nerviosos, preocupados, miedosos, inseguros.
  6. Lloran fácilmente delante de otros. Demuestran su debilidad a los otros.
  7. Bajas o ningunas destrezas asertivas.
  8. Irritables, destructivos, agresivos, pierden rápido el temperamento, pelean, pero siempre pierden.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

El verdadero espíritu de la Navidad y la escuela

La escuela no escapa a las celebraciones navideñas, esta se une como una gran familia a las festividades. Por eso te exhortamos a llevar el verdadero espíritu de la Navidad.

La navidad es una de las fiestas más importantes del Cristianismo, junto con la Pascua y Pentecostés, que celebra el nacimiento de Jesucristo en Belén. Esta fiesta se celebra el 25 de diciembre por la Iglesia Católica, la Iglesia Anglicana, algunas otras Iglesias protestantes y la Iglesia Ortodoxa Rumana; y el 7 de enero en otras Iglesias Ortodoxas, ya que no aceptaron la reforma hecha al calendario juliano, para pasar a nuestro calendario actual, llamado gregoriano, del nombre de su reformador, el Sumo Pontífice Gregorio XIII.
Partiendo de ahí, es necesario que desde los centros educativos promovamos el verdadero espíritu de la Navidad enarbolando los valores cristianos que dan sustento a esta importante época de año.
Nunca está de más explicar a los niños/as y adolescentes cuál es el verdadero significado de esta época del año, mostrando que el ambiente de festividad está centrado en el nacimiento del niño Jesús.
Los acercamientos familiares, entre amigos y con personas que por una u otra razón se ha quebrantado su amistad, debemos promoverlos en nuestros niños y niñas en las escuelas.
La entonación cada día de canciones y villancicos navideños en las aulas, así como la creación de tarjetas alusivas a la fecha pondrá a los niños y niñas a tono con las celebraciones.
También podemos promover la creación de poesías, canciones y concursos navideños; la elaboración de pesebres en las aulas con materiales tomados del medio ambiente y otras actividades para que el espíritu de la Navidad llegue a todos los hogares a través de nuestros estudiantes.
Adornar las casas con bombillitas de colores, arbolitos, adornos con formas de Santa Claus, venaditos, guirnaldas, esferas de colores y la tradicional "Casita del Niño Dios" o "Nacimiento", expresan la alegría que irradian las familias al recordar el nacimiento de Jesús.

Aspectos importantes sobre la Navidad a tomar en cuenta

La Navidad en la Iglesia Católica
Para el catolicismo la Navidad no solo es un día de fiesta, sino una temporada, y de la misma forma que la Pascua, contiene un tiempo de preparación, llamado Adviento, que inicia cuatro domingos antes del 25 de diciembre.
Es costumbre que se celebren varias misas en Navidad, con distinto contenido según su horario. Así, la noche anterior (Nochebuena) aunque sea domingo, se reza la famosa Misa de Gallo o Misa de Medianoche; en algunos lugares hay incluso una Misa de la Aurora que se celebra precisamente al amanecer del 25 de Diciembre.
En la Misa de Mediodía es costumbre que antes o después de ella, el Papa dé un mensaje de Navidad a todos los fieles del mundo, este mensaje es conocido como Urbi et Orbi (en latín: a la Ciudad de Roma y al Mundo).

La Navidad en la actualidad
Aparte del origen cristiano de la Navidad, esta fiesta ha ido mezclando su carácter religioso con la tradición de convivencia familiar, debido en gran medida a la popularidad de esta celebración y a la mercadotecnia.
Es desde el siglo XIX cuando la Navidad empieza a afianzarse con el carácter que tiene hoy día, pues en ese siglo se popularizó la costumbre del intercambio de regalos; se creó a Santa Claus y regalar tarjetas de Navidad. Costumbres que con el tiempo la mercadotecnia (en especial la norteamericana) aprovecharía para expander la Navidad por el mundo dándole un carácter distinto al religioso, y con temas que poco o nada tienen que ver con la tradicional celebración navideña.
La Navidad es celebrada por los cristianos, pero también los no cristianos y algunos ateos utilizan la Navidad como mero festejo de convivencia social y familiar.
Hoy día el país que celebra más la navidad mundialmente es Puerto Rico: sus festividades navideñas comienzan desde el día después del día de acción de gracias (noviembre) y culminan en febrero, en la celebración de la candelaria. También es destacable que en muchos lugares de Europa y América hay una creciente tendencia, impulsada principalmente desde las parroquias locales, para recuperar el sentido religioso de la navidad y su verdadero significado, algo que está empezando a dar poco a poco sus frutos.
En este tiempo de regocijo, el Grupo Educativa exhorta a todos los docentes a mantener vivo el verdadero espíritu de la Navidad.

martes, 14 de diciembre de 2010

Manualidades infantiles

Las mejores ideas en la Red para realizar actividades manuales en casa con los niños
Fabricar una simple marioneta, crear adornos infantiles o sencillos dibujos para colorear son algunas de las numerosas propuestas de actividades manuales para realizar en casa con los niños que los padres pueden encontrar en la Red. Una forma de entretenimiento divertida a la vez que pedagógica y, sobre todo, muy económica, ya que para llevar a cabo estas manualidades solo es necesario seguir unas sencillas explicaciones y contar con el material básico.
Jugar y aprender a la vez. Las manualidades son una de las actividades más beneficiosas para los niños de la etapa infantil. Además de su aspecto lúdico y placentero, fomentan el desarrollo de habilidades esenciales para su progreso evolutivo, como la psicomotricidad, el lenguaje o la creatividad.
Este tipo de trabajos no solo se deben llevar a cabo en los centros escolares. Los padres también pueden realizar labores manuales con los niños en casa, una excelente manera de fortalecer los lazos familiares a la vez que intervienen en su formación pedagógica. En la Red se pueden encontrar hoy en día multitud de propuestas sencillas y económicas, para las que solo es imprescindible tomar nota de los materiales que se necesitan para cada actividad y seguir de modo detallado las instrucciones que las acompañan.
Buscar actividades
Elegir la manualidad que más nos interesa es fácil con el buscador de Los niños en su casa, que clasifica las actividades según las habilidades que puede adquirir el niño al realizarlas. Pensamiento crítico, destreza física o lenguaje son algunas de las pericias que se potencian con las más de 240 actividades que propone este portal. Cada una incluye, además de las indicaciones y explicaciones para concluirlas, un breve resumen de lo que puede aprender el niño con ellas.
Otro de los portales de Internet más completo de manualidades es Dibujos para pintar, donde se pueden encontrar multitud de actividades clasificadas por materias: papiroflexia, globofexia, portarretratos o una interesante sección de máscaras para imprimir y después colorear con los niños. Una careta de carnaval con un simple cartón y un poco de imaginación es también una de las propuestas del portal Se Cómo Hacer, en el que los distintos juegos manuales están clasificados por edades y explicados de modo gráfico con fotografías.
Además del carnaval, la Navidad es uno de los temas más recurrentes en las distintas web de manualidades. Primera Escuela cuenta con una sección específica dedicada a esta época del año. Realizar un árbol con cartón, una guirnalda o una sencilla estrella son algunas de las manualidades navideñas de este portal, que clasifica todas sus actividades por temas y conceptos. Uno de los más destacados es la sección juguetes caseros, con ideas para identificar artículos y otros materiales en el hogar que se pueden usar como juguetes divertidos y educativos y patrones imprimibles para realizar algunos de ellos, como cometas o una increíble colección de marionetas que se ensamblan en una bolsa de papel.
Manualidades para imprimir
Una de las mejores aliadas para realizar manualidades en casa es la impresora. Varios portales ofrecen multitud de material para imprimir y trabajar después sobre lo impreso. Uno de ellos es Pekegifs, que permite descargar e imprimir desde una amplia colección de puzzles (que tan solo hay que pegar en una cartulina y recortar para poder completarlo), a los clásicos recortables con los modelos y el vestuario para jugar con ellos.
Marcadores para libros, portarretratos o invitaciones de cumpleaños son otros de los adornos o elementos que se pueden imprimir desde este portal para prepararlos con los niños en casa. Además, si lo que queremos es que mejoren sus destrezas en la técnica del coloreado, también en Pequegifs encontramos una sección específica de dibujos infantiles para colorear. En el portal de Disney, también se pueden imprimir multitud de dibujos en blanco y negro de los personajes favoritos de los niños para que los coloreen ellos mismos.
Ideas y vídeos
En algunos casos son los propios niños los que aportan sus ideas para hacer manualidades. La página dedicada a este tema de Educared, además de recoger más de 130 actividades manuales enviadas por los pequeños, incluye una serie de recomendaciones generales para realizarlas.
Para los que prefieren aprender de una forma más gráfica, es recomendable visitar la página web Manualidades con niños. Este portal recopila una extensa colección de vídeos de proyectos manuales fáciles y funcionales que se pueden hacer en casa. En ellos se visualiza paso a paso el proceso de elaboración de la manualidad. Un recurso adicional muy útil con el que cuenta esta página es un sencillo buscador de actividades en función de los materiales disponibles en el hogar.
Destrezas culinarias
Invitar a los niños a colaborar en las tareas culinarias es otra de las maneras de entretenerlos y fomentar a la vez el desarrollo de sus habilidades manuales. Preparar sus platos favoritos o por qué no, experimentar con nuevas recetas.
Experimentos científicos
Además de desarrollar sus destrezas y habilidades, las manualidades o experimentos científicos logran acercar la ciencia a la vida cotidiana de los niños de una forma sencilla y divertida.
En Curiosikids, Web del Museo de los niños de Caracas, se presentan más de 400 experimentos que se pueden realizar con materiales cotidianos. Descubrir el agua, los secretos del aire o el mundo de los extremos son algunas de las áreas de investigación que agrupan estas actividades, que sirven para acercar a los niños a los principios más sencillos de la física, química o matemáticas de una manera experimental.
El Rincón de la Ciencia, la revista electrónica del Instituto de Estudios Superiores Victoria Kent de la Coruña, incluye una sección específica de experimentos para los más pequeños. Desde la clásica germinación de una semilla a la explicación del principio de Arquímedes con un sencillo juego de pajitas.
Cómo sacar un corcho del interior de una botella vacía sin romperla o enfriar una bebida en tan solo dos minutos, son algunos de los experimentos caseros que se pueden encontrar también en la web Ciencia Popular, donde además de la explicación sobre la forma de realizarlos, se detalla la aclaración científica de cada uno de ellos ilustrada en algunos casos con imágenes de vídeo.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Juguetes educativos en época de Navidad

Estando muy próxima la Navidad, y pensando sobre todo en la educación de sus hijos y/o alumnos, queremos compartir con ustedes este video que nos pareció interesante Muy al margen de la "marcas" de los juguetes que se muestran como ejemplo, tratemos de rescatar el fondo del mensaje. A continuación el video titulado "Juguetes educativos en época de Navidad" por la Psicóloga Michelle Kroneberg. (E-mail: michellekroneberg@yahoo.com).

domingo, 12 de diciembre de 2010

Estudiar en verano para los más pequeños

La combinación de estudio y juego es la mejor opción para pasar el verano y enfrentarse con fuerzas al nuevo curso.
Los meses de enero y febrero se convierten en los meses más deseados por los pequeños, ya que coinciden con sus vacaciones de verano. Durante estos meses, dejan los libros y se sumergen en múltiples actividades de ocio, que van desde los deportes de grupo, hasta ver la televisión de forma continuada.
Es importante que los padres o las personas que están a su cargo vigilen en qué emplean los más pequeños su tiempo de ocio. Las actividades dentro de casa (ver la televisión, juegos de mesa, videoconsolas), el deporte (la actividad física), el contacto con otros niños (actividades y juegos con los amigos) y el estudio, deben formar parte de sus vacaciones de verano.
¿Qué debe estudiar mi hijo?
Muchos niños piensan que durante los meses de verano se van a librar de estudiar. Los padres son los encargados de pedir consejo al profesor para que les oriente en la forma en la que deben estudiar en verano. El tutor del curso y el psicopedagogo del colegio, pueden orientar a los padres sobre las materias y número de horas de estudio que necesitará su hijo. Asimismo, deberá facilitarles los materiales necesarios para el estudio. Cada alumno tendrá unas necesidades, por lo que recomendar las mismas actividades para todos los niños, no resulta muy productivo.
Los niños de primaria sin dificultades, deberían dedicar una hora al día al repaso del curso que acaban de dejar atrás. Es conveniente reforzar aquellas áreas que más les haya costado sacar adelante.
Los niños que hayan tenido más dificultad para sacar el curso, o que tengan algún retraso en alguna asignatura, tienen dos meses por delante para “ponerse al día”. Sería conveniente idearles un plan de estudio para que dediquen algunas horas al día a repasar las temáticas que más les cuestan. El desarrollo del cálculo y la lectura, son fundamentales para iniciar el próximo curso de forma positiva. La ayuda de los padres o cuidadores será fundamental para motivar al niño a que realice estas actividades.
No tengo tiempo para ayudar a mi hijo
La falta de tiempo de los padres hace que en muchas ocasiones sea imposible ponerse a estudiar con sus hijos. Las últimas horas del día, cuando los padres llegan del trabajo, no son buenas para que los niños se pongan a estudiar. Asimismo, los padres estarán agotados de todo el día de trabajo y no será la mejor hora para orientar de forma adecuada a sus hijos.
Los niños tienen que comprender que el estudio también forma parte de las vacaciones de verano. Intercalar actividades de ocio con el estudio puede ser una buena opción para ellos.
Las escuelas de verano o los profesores particulares, pueden ser una buena opción, siempre que las posibilidades económicas familiares lo posibiliten.
Actividades para hacer divertido el estudio de verano
Existen varias maneras para hacer el estudio de verano más divertido. Algunos consejos son los siguientes:
  • En primer lugar se debe hacer un “plan de estudio”, de forma que el niño estudie siempre en el mismo sitio y a la misma hora del día. Esto le ayudará a crear el hábito y se sentirá más motivado para estudiar.
  • Los primeros días de vacaciones debe estudiar las materias que más le gusten o que más fácil le parezcan, ya que de esta manera no se sentirá turbado por tener que estudiar también durante las vacaciones.
  • Siempre que se pueda, que haya un adulto que interactúe o ayude con las tareas. Al tener que hablar el niño con otra persona, se le hace mucho más divertido. Además, el niño siente que hay una persona que le presta atención y resuelve sus dudas en el momento. Esto resulta mucho más didáctico.
  • Intercalar materias que no le gusten, con materias fáciles y divertidas. Por ejemplo, se estudiará un rato de matemáticas y después se hará repaso de música.
  • Juegos interactivos. Muchos libros de vacaciones contienen cd-rom para hacer más entretenido el estudio. Intercalar el estudio en papel con el estudio en forma de juegos de ordenador, será muy divertido para ellos.
  • Premiar o reforzar el buen trabajo realizado. Si el niño pone mucho esfuerzo y cumple continuadamente con el plan de estudio, premiarle con alguna actividad que le guste mucho. Esto favorecerá que mantenga esa actitud durante las siguientes semanas.
  • Utilizar materiales divertidos. Rotuladores, actividades donde se hagan manualidades, el uso de la pizarra en casa, puede motivar al niño para seguir estudiando.
  • Concederle “vacaciones”. Al igual que los adultos, los niños deben tener también algunos días en los que no estudien. Estos deben coincidir con las vacaciones de los padres, en los que todos los miembros de la familia cambian sus hábitos.
Tiempo para la diversión y para ponerse al día en los estudios
Las vacaciones de verano deben ser útiles para que los niños realicen múltiples actividades. Entre ellas debe estar la de estudiar. Las horas de estudio vendrán propuestas por la forma en la que haya desarrollado el curso que acaban de terminar. Los niños con más dificultad, deberán dedicar más tiempo durante el verano para “ponerse al día” sobre aquellas cuestiones que no entiendan.
Intercalar el estudio con actividades físicas y fuera de casa, tener contacto con otros niños, y realizar actividades con los padres y hermanos, serán las vacaciones ideales para los más pequeños.

Por: Gemma Sánchez Pérez (fragmento)

sábado, 11 de diciembre de 2010

Cómo potenciar habilidades de pensamiento en el aula

Por: Manuel Alfonso Guevara Sotomayor
Licenciado en Biología y Química, Magíster en Educación.
Docente, autor y editor de textos escolares.
Quienes hemos tenido la oportunidad de ejercer la docencia en un aula, sabemos con certeza que el escenario de enseñanza y sobre todo el de aprendizaje de la actualidad, dista de manera abismal del que nos correspondió vivir cuando éramos estudiantes. Y es que no sólo se trata de los nuevos desafíos didácticos propuestos por las tecnologías de la información y la comunicación que reemplazaron el tablero convencional y el discurso elaborado del docente sabelotodo, sino también por la enorme desventaja que tenemos para enseñar a unos estudiantes que acceden con mayor facilidad a la información y que tienen la disposición para leerla en diversos formatos.
Parece ser entonces que el centro del acto pedagógico ya no es la transmisión de conocimientos caducos y obsoletos, y por supuesto, que la evaluación tampoco está centrada en la capacidad para memorizar sendos contenidos temáticos que luego de la evaluación se van directo a la papelera de reciclaje cerebral, donde sufrirán el deterioro e inevitable olvido con el paso del tiempo.
Esto nos lleva a todos los educadores a repensar el sentido de nuestra labor. Si ya no enseñamos contenidos o por lo menos ya no es ese el eje de nuestra acción, ¿qué vamos a enseñar?
Por preocupante que parezca el cuestionamiento, hay una respuesta que toma cada vez más fuerza en las comunidades escolares del mundo entero: enseñar a aprender.
En efecto, si logramos desarrollar en los estudiantes la capacidad para aprender estaremos contribuyendo de manera significativa a cambiar la estructura de nuestra sociedad; pues es bien sabido que una juventud pensante e informada, toma mejores decisiones y actúa de manera crítica frente a las situaciones que la vida le presenta.
Por supuesto, esto suena un tanto poético y bien podría colocarse como eslogan de un proyecto educativo. El asunto es cómo llevarlo a cabo, cómo lograr que los estudiantes desarrollen sus habilidades de pensamiento y con ello su capacidad para aprender a aprender, en un escenario donde el docente por tradición ha sido un transmisor de conocimiento. Aunque no existe una fórmula mágica para lograrlo, veamos un par de ideas que han surgido como fruto de la experiencia de varios años de trabajo en el aula y del intercambio con colegas de diversas partes del país, en ejercicios de reflexión pedagógica.
Cambie su rol de instructor por el de un tutor
Esto implica convertirse en un compañero inseparable de viaje en la apasionante aventura de aprender. Esa idea de que el conocimiento está en nuestras manos, se desmorona cada vez más con las diversas maneras en que éste se hace público y las formas de acceder a él se diversifican.
El problema pedagógico de nuestros días ya no es el conocimiento en sí, sino qué hacer con él. Dicho en otras palabras, los contenidos ya no son el fin sino el medio para desarrollar las habilidades que los estudiantes requieren para ser competentes en un mundo globalizado. Por ello los docentes somos los primeros que debemos estar dispuestos a asumir ese cambio de rol y reconocer que existen otras formas de ejercer, que implican, por supuesto, cambios en algunos hábitos que hemos forjado con el correr de los años.
Al respecto conviene también deshacerse del temor de mostrarles a sus estudiantes que usted "no se las sabe todas". Comparta con ellos el hecho de que el conocimiento no está terminado y que no hay una verdad absoluta; tan sólo hay aproximaciones a ella.
"Caminar" cerca de sus estudiantes le permite conocer de primera mano sus necesidades y expectativas. Considere entonces el hecho de que no hay mejor docente que aquel que está dispuesto a desaprender para aprender. De hecho, Sócrates, uno de los más grandes maestros de la antigua Grecia reconoció con profunda humildad y a pesar de su vasta sabiduría: "sólo sé que nada sé".
Asumir una actitud de aprendiz, de buscador de conocimiento y de orientador de procesos, lo coloca en una posición más cercana a sus estudiantes. Así mismo, favorece la obtención de frutos en la relación dialéctica entre docente y discente; que en mi humilde opinión debe ser el eje de trabajo en el aula. Para ello promueva el trabajo colaborativo por proyectos, debates, foros y en general, todo tipo de actividades que involucren de manera directa al estudiante y le exijan asumir un papel protagónico.
Convierta el salón de clase en una comunidad de indagación
Una de las grandes falencias que tienen nuestros estudiantes y que se incrementa en la medida que pasan de un grado a otro es el desinterés por preguntar. Esa curiosidad innata que caracteriza al ser humano se diluye con el paso del tiempo y con ella la posibilidad de abrir las puertas al conocimiento.
Orlando Zuleta, interpretando el pensamiento de Hans Georg Gadamer, plantea que "preguntar y pensar son dos procesos intelectuales inseparables; primero, porque quien pregunta formaliza la búsqueda reflexiva del conocimiento; y segundo, porque si el hombre piensa y tiene conciencia de ello, puede a sí mismo plantearse preguntas y posibles respuestas".
Un aula en el que se hacen preguntas constituye un escenario fértil para aprender. En él se duda de lo que se cree saber, se cuestiona y se navega en medio de la incertidumbre. En este punto resulta pertinente recordar de nuevo a Sócrates y su legado de la mayéutica, una técnica mediante la cual el maestro al entablar un diálogo reflexivo con sus discípulos, los lleva a encontrar las respuestas a sus interrogantes.
Paulo Freire, pedagogo brasileño y acérrimo defensor del uso de la pregunta en los procesos de enseñanza y aprendizaje, hace alusión en varias de sus obras a la importancia de la pregunta como activador cognitivo y punto de encuentro entre maestros y estudiantes frente al conocimiento que esperan construir de manera conjunta.
El pedagogo en mención también considera que en la escuela se enseñan las respuestas a las preguntas que los estudiantes no han hecho, de ahí la apatía y el desinterés de ellos hacia el conocimiento.
Las preguntas formalizan el planteamiento de problemas y sus posibles soluciones. Pero además siempre conllevan a la formulación de nuevas preguntas, lo que potencializa su valor como estrategia didáctica para que aprender sea un proceso permanente y para toda la vida. Quien hace preguntas busca respuestas y en esa búsqueda aprende.
Con toda seguridad, si fomentamos el uso didáctico de la pregunta en nuestras clases, tomando como pretexto los contenidos de las diversas asignaturas o mejor aún, atendemos las inquietudes de nuestros estudiantes, vamos a incentivar el desarrollo de habilidades de pensamiento en las generaciones que regirán el futuro próximo de nuestro país; con todo lo que ello implica.
Fomentar el uso pedagógico de la pregunta es una forma de enseñar a los estudiantes a aprender a aprender. Un estudiante que desarrolla la habilidad para hacer preguntas, piensa y aprende todo el tiempo, y un docente que reflexiona y actúa sobre la pertinencia de su práctica pedagógica es un profesional que cada día crece y les aporta más a sus estudiantes.
Por eso, vale la pena incorporar al quehacer del aula el pensamiento del nobel británico en literatura Rudyar Kipling, quien sostiene que seis honestos servidores le han enseñado todo cuanto sabe. Dichos servidores se llaman: qué, cómo, cuándo, dónde, quién y por qué. Invite estos servidores al salón de clase, preséntelos a sus estudiantes y permita que convivan con ellos, hasta el punto que se vuelvan aliados; en poco tiempo notará la diferencia.