Robótica en Arequipa - Grupo Educativa: CÓMO INICIAR A TUS HIJOS EN LA FOTOGRAFÍA DIGITAL

sábado, 7 de agosto de 2010

CÓMO INICIAR A TUS HIJOS EN LA FOTOGRAFÍA DIGITAL

Introducción
Por lo general, uno está todo el tiempo sacando fotos de sus niños; así que no resulta nada extraño que la fotografía les despierte curiosidad. Para comenzar, enséñales los conceptos básicos y observa cómo crece su entusiasmo. Esta guía te ayudará a comprender cómo incentivar las habilidades de un fotógrafo en potencia. Tus esfuerzos serán recompensados con un álbum de fotos lleno de imágenes tomadas a través de la mirada de tus hijos.
Elije una cámara apta para niños
La mejor cámara para ti puede no ajustarse a las necesidades de un fotógrafo pequeño, así que considera la opción de comprarles a tus hijos su propia cámara a bajo costo. Recuerda que, sobre todo, se trata de divertirse, por eso, no es necesario que le compres el último modelo. Busca una cámara que:

  • Sea pequeña para que tus hijos la puedan sostener

  • Tenga configuración totalmente automática

  • Se apague en forma automática

  • Sea fácil de usar y tenga opciones sencillas de transferencia de imágenes

  • Sea resistente, por si acaso
Si no estás preparado para comprarles una cámara digital a tus hijos, cómprales una cámara descartable impermeable. Si descubres que no la rompen y que la llevan a todos lados, entonces puedes pensar en comprarles un modelo digital. Si dispones del tiempo para vigilarlos, también puedes compartir con ellos tu propia cámara digital.
Predica con el ejemplo
Los niños seguirán tu ejemplo a la hora de iniciarse en la fotografía, así que debes prestar mucha atención a la forma en que manipulas tu propio equipo. Si eres demasiado cuidadoso, lo más probable es que los niños tengan tanto temor de romper la cámara que no puedan disfrutarlo. A la vez, es necesario que evites los descuidos.
Fija unas cuantas normas básicas en relación con la cámara. Muéstrales a los niños cómo sostenerla con firmeza y cómo utilizar la correa muñequera para mayor seguridad. Además, explícales qué partes de la cámara no deben tocar, como la lente y la pantalla LCD.
Enséñales los conceptos básicos
El mundo de la fotografía digital es muy amplio, pero con algunos conceptos esenciales, los niños podrán comenzar a conocerlo. Cada niño es diferente, pero muchos están preparados para comenzar a usar una cámara a los cuatro o cinco años. Debes enseñarles a:

  • Sostener la cámara en forma adecuada (con cuidado, evitando que los dedos se interpongan).

  • Encender y apagar la cámara. Debes decirles que es importante apagar la cámara cuando no estén usándola para que no se gaste la batería.

  • Composición de imágenes en la pantalla LCD. El uso del visor es más complejo; enséñales a usar sólo la pantalla.

  • Cómo hacer foco. Explícales cómo es una foto "borrosa" y cómo hacer para que sus fotos sean "nítidas".

  • Uso del zoom. Explícales la importancia de acercarse al objetivo que desean fotografiar.

  • Cómo presionar el botón de la cámara para hacer la foto. Enséñales a tus hijos a escuchar el "clic" que hace la cámara cuando saca la foto. Recuérdales que deberán mantener el botón presionado durante uno o dos segundos al sacar la foto.
Si tus hijos son un poco más grandes (de por lo menos ocho años) o tienen más experiencia, también les puedes explicar cómo:

  • Ver y borrar fotos. Ayúdalos a que se familiaricen con los menús para que puedan ver lo que hicieron y descarten las imágenes no deseadas.

  • Cambiar o cargar la batería (según el tipo que uses).

  • Transferir imágenes a la computadora.

  • Decidir qué guardar y qué borrar.

  • Aplicar conceptos de iluminación básicos, como pararse dándole la espalda al sol o cuándo usar el flash.
Paso a paso
Cada niño tiene su propio tiempo de aprendizaje, por lo tanto, no existen normas estrictas en cuanto al ritmo de las lecciones. No obstante, es muy fácil que cualquier persona se sienta abrumada con un tema nuevo si recibe demasiada información al mismo tiempo. Intenta enseñarles una o dos habilidades fotográficas por vez e ir ajustando el ritmo a medida que avancen.
Después de haber tratado un concepto en particular, permíteles experimentar antes de pasar al siguiente. Por ejemplo, muéstrales cómo encender y apagar la cámara y cómo usar la pantalla LCD para "ver" la imagen. Luego, entrégales la cámara y dales tiempo para que se sientan cómodos con cada tarea antes de pasar a la siguiente.
Estimula la creatividad
La fotografía digital es una forma maravillosa de ver el mundo a través de la mirada de tus hijos. Recuerda las cosas que eligen fotografiar y estimúlalos a que exploren esos temas un poco más.
También puedes ayudar a que tus hijos se inspiren asignándoles "trabajos" fotográficos sencillos. Estas ideas despertarán su imaginación y llenarán sus tarjetas de memoria con imágenes que disfrutarán juntos.

  • Proporciónales una lista de objetos específicos para buscar y fotografiar, como si fuese el juego de la búsqueda del tesoro (un gato, una boca de incendios, un ómnibus escolar, etc.).

  • Usa descripciones. Utiliza adjetivos para describir el tipo de fotos que deben tomar. Por ejemplo, una nube con forma de cachorro o de diente de león. Pueden interpretar el adjetivo "alto" como un edificio o un amigo del equipo de básquetbol.

  • A todo color. Proporciónales una lista de colores que deben aparecer en las fotos o crea un trabajo fotográfico que sea un reto para ellos, haz que tus hijos tomen diez fotos que representen un solo color.

  • Selecciona un tema que a tus hijos les interese, como los insectos. Luego, hagan una caminata y pídeles que fotografíen los bichos que vean.

  • Diles a tus hijos que cuenten una historia en fotos. Existen varios enfoques para este proyecto. Pueden sacar fotos y escribir un cuento en base a ellas o pueden fotografiar un evento mientras transcurre, como un picnic familiar o un partido de fútbol.

  • Trata de enseñarles a que retraten el mismo tema desde diferentes ángulos.
Enséñales a imprimir
Imprimir las fotos que saquen tus hijos es importante por varios motivos. Primero, los ayudará a comprender todo el proceso fotográfico, desde que presionan el botón hasta la impresión. Segundo, es una demostración de que lo que ellos crearon es lo suficientemente importante como para imprimirlo y guardarlo. Por último, puedes usar las impresiones para constatar su progreso y hacerles comentarios útiles. Si tus hijos son principiantes, es una buena idea que tú saques algunas fotos para que no se sientan desilusionados con sus imágenes.
¡A los niños les encanta imprimir sus fotos! Y con muchas impresoras, imprimir es tan sencillo como colocar una tarjeta de memoria de la cámara en una ranura frontal.
Después de imprimir las fotos, mírenlas juntos. Explícales lo maravilloso de sus fotos (¡su niñera es el tema fotográfico perfecto!) y dales sugerencias para mejorar (intenten acercarse más la próxima vez).
Más diversión con fotos y niños
Arma, junto con tus hijos, un proyecto creativo con sus mejores imágenes, como por ejemplo, un álbum. Una vez que tus hijos conozcan los conceptos básicos de la fotografía, no querrán dejar de sacar fotos.