Niños superdotados: Características de su necesidad educativa especial

Por Encarni Arcoya 
Cuando vas a tener un hijo lo primero que pasa por tu mente es que quieres que nazca sano, no te importa si es niño o niña sino que esté bien formado, que esté sano, aunque ya sabes que tú lo vas a querer sea como sea porque es tu hijo y porque sabes que no importa el exterior sino el corazón y el alma de las personas.
Sin embargo, te puedes encontrar con que te nazca un hijo con alguna necesidad educativa especial, ya sea por alguna deficiencia o por poseer características especiales.
Hoy quiero comentarte el caso de los niños superdotados, un caso que puede darse en cualquier familia y que, si bien sería una gran dicha para la misma, es posible que los niños no lo vean así por las consecuencias que llega a tener en ellos.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una persona superdotada se define como “aquella que cuenta con un coeficiente intelectual superior a 130“. Sin embargo, reconocerlo no es fácil y el problema es ese, que el niño puede desmotivarse y aburrirse en el colegio con lo que acaba siendo marginado.
Un niño superdotado, basándonos en todas las definiciones que distintos autores han dado, sería aquel que tuviera las siguientes características:
Un niño superdotado tienen una serie de características que, a lo largo de la historia, han ido dando distintos autores y que, no por ello, han de verse reflejadas en todos los niños superdotados. Por ejemplo, los niños superdotados suelen ser líderes natos, es decir, son capaces de hacer frente a los problemas y analizar los conocimientos, incluso los recién adquiridos, para planificar su forma de llevar a cabo el trabajo (son muy metódicos y no les gusta dejar las cosas sin acabar).
Estos niños podrían definirse con la frase “ver y escuchar” porque son muy callados y prefieren analizar desde la sombra antes de actuar, sobre todo en aquellas tareas que le interesan que suelen ser las que les proponen un reto a su mente (porque en las tareas fáciles se aburren y prefieren no hacer nada a perder el tiempo con algo así).
En cuanto a su personalidad, los niños superdotados son muy sensibles y empáticos, saben ponerse en el lugar del otro e incluso saber lo que piensan o cómo actúan, de tal manera que tienen ventaja sobre los demás porque se anticipan a ellos. Junto a esto, decir también que tienen gran sentido de la moral y la justicia lo que equivale a que saben, si son marginados por los demás por el hecho de ser diferentes, que no está bien ese comportamiento, aunque no pueden hacer nada al respecto.
Fuente: edukame

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Por qué aprender robótica

"Es esencial que los padres de familia, brinden oportunidades para que sus hijos desarrollen habilidades necesarias para sobrevivir y ...