Robótica en Arequipa - Grupo Educativa: Para que tus niños lean

jueves, 21 de octubre de 2010

Para que tus niños lean

En un mundo ideal todos quisiéramos que nuestros hijos leyeran ya que es importante por muchos motivos diferentes. Leer no solo incrementa la cultura personal sino que despierta la creatividad y abre la mente a la fantasía y a mundos imaginarios, trae posibilidades de nuevos intereses, desarrolla el lenguaje oral y la escritura.
Venimos de otros mundos
Quisiéramos que nuestros hijos leyeran mucho porque nosotros leíamos y conocemos el placer de soñar con un libro en las manos. Pero es cierto que hoy día todo ha cambiado debido a la competencia de tantos medios electrónicos. Se ha cambiado la vieja enciclopedia de veinte tomos (a la que se consultaba primero por el índice para buscar luego el dato en la hoja adecuada) por la consulta instantánea en Google, Wikipedia y mucho, mucho más.
Los medios audiovisuales, salvo en el caso de documentales o programas especialmente diseñados con un enfoque cultural, tienen un lenguaje muy limitado. Como la vida en general se desarrolla en lenguaje coloquial es indispensable leer para descubrir e incorporar términos desconocidos y enriquecer el lenguaje.
Leer, además de mejorar la capacidad de expresión, amplía el pensamiento porque incorpora conocimientos distintos de los habituales; aumenta la riqueza intelectual porque se descubren autores, obras y estilos; ensancha los horizontes porque permite conocer países y costumbres diferentes, experimentos científicos o inventos desconocidos. También aumenta la concentración y la memoria. Todas las lecturas dejan huellas y siempre cambian algo dentro de uno; como si fuera poco todo esto, ayudan a relajarse, a distraerse y a evadirse de situaciones tristes o difíciles.
Mientras no sepamos si los medios electrónicos harán su parte en esto, para interesar a los niños hasta el elemento más inesperado sirve para practicar y para estimular la curiosidad: los carteles de la calle, las publicidades de las revistas, leer la etiqueta de una salsa o la descripción del contenido de una caja de cereales en la mesa pueden ser primeros pasos.
Pasos positivos para que tu niño lea (http://www.encuentos.com/)
  • Dale libros ilustrados y resistentes desde muy pequeño.
  • Léele cuentos como rutina antes de ir a dormir desde que pueda comprender lo básico de los cuentos y ayúdalo a hojear los libros contigo.
  • Hazlo participar con preguntas o repitiendo palabras o sonidos.
  • Acostúmbralo con rimas y canciones al ritmo de la poesía y a jugar con palabras.
  • Déjale libros a mano para tentarlo a abrirlos y mirarlos.
  • No le leas o le des lecturas demasiado adelantadas o difíciles para su nivel o su edad para no descorazonarlo.
  • Repite la lectura del mismo cuento tantas veces como te lo pida. No hay madre que no haya leído Caperucita Roja mil veces.
  • Déjalo elegir los libros respetando sus intereses y gustos. Si sólo lee historietas durante un tiempo está bien igual porque creará el hábito.
  • Regálale libros y revistas con frecuencia.
  • Comenta las lecturas con él e incítalo a comentar con los demás.
  • Apenas sea lo suficientemente grande llévalo a conocer la biblioteca del barrio y a recorrer librerías para comprar libros.
  • Estimula actividades que exijan lectura: recetas para cocinar, instrucciones para los juegos, etc.
  • Lee delante de él. Si te gusta leer, si te ve leyendo, si en tu casa hay libros por todas partes te resultará fácil porque los niños aprenden imitando.
 ¿Leen tus niños?