Robótica en Arequipa - Grupo Educativa: 1/02/11 - 1/03/11

lunes, 28 de febrero de 2011

Los hábitos familiares como transmisores de valores

Justicia, igualdad, tolerancia... Son términos que cada día se escuchan más en las escuelas. La "Educación en Valores" ya está presente en el curriculum escolar, pero eso no es suficiente.

Quedarnos en el nivel teórico no sirve de nada. Y, en la práctica, a menudo olvidamos que palabras tan grandilocuentes como "Empatía" o "Respeto" se traducen en premisas tan sencillas como "no tirar papeles al suelo", "ceder el asiento a quién más lo necesite" o "abrir la puerta a quién va cargado".

Que la "Educación en Valores" haya alcanzado las escuelas es un paso que realmente debemos celebrar: Saber ser persona puede ser más importante que saber resolver integrales o en qué año empezó la Revolución Francesa. Sin embargo, mientras que la instrucción y formación intelectual es un objetivo a conseguir primordialmente a través de la escuela, la educación y desarrollo personal debería realizarse a través de la familia, tal y como ha sucedido históricamente y de forma natural.

Nunca debemos olvidar que el hogar ha sido casi siempre el auténtico formador de personas no las escuelas, por lo que la carga que actualmente se le añade al sistema educativo no es para nada justa. Los niños aprenden continuamente de sus padres, no sólo de lo que éstos les cuentan sino, sobre todo, de lo que ven en ellos, cómo actúan, cómo responden ante los problemas. En definitiva, los niños observan y copian el proceder de sus padres ante la vida. La auténtica educación en valores, más que enseñarse, se transmite, pasa de los padres a sus hijos desde el mismo día del nacimiento hasta el final de la vida. No obstante, tiene una importancia relevante sobre todo durante los primeros años. Hasta los seis o siete años de edad los niños poseen una moral denominada "heterónoma", es decir, que su motivación para hacer las cosas de una manera u otra es responder como papá y mamá desearían: lo que dicen los padres son "verdades absolutas". Conforme se hacen mayores van comprendiendo mejor por qué es importante actuar de cierta forma y no de otras, pero siguen guiándose por lo que ven en casa, especialmente hasta los doce años. De ahí la tremenda importancia de educar a los niños a través del ejemplo para desarrollar una educación cívica.

Haz lo que yo hago

Todos tenemos en mente una idea de cómo nos gustaría que fuese la sociedad, en qué mundo queremos que vivan nuestros hijos: un sitio limpio, en el que las personas se ayuden y respeten, donde todos tengamos los mismos derechos... Después salimos a la calle pensando en el trabajo, la compra, la ortodoncia del niño y se nos olvidan todos esos buenos propósitos. De pronto nos molesta ese coche despistado que enlentece la circulación, se nos olvida dar los buenos días al portero... y así, día tras día ante la mirada siempre atenta de los niños que, ya se sabe, lo absorben todo como esponjas.

Ya hemos comentado que hasta los doce años aproximadamente el hogar, la familia, es la principal fuente de valores, derechos y deberes del niño. Ahora también hay que decir que hay cosas que difícilmente se aprenden más tarde. Si de pequeños no nos hemos acostumbrado a guardarnos el envoltorio en el bolsillo cuando no hay una papelera a mano, a no poner la música muy alta para no molestar al vecino, a dar las gracias cuando nos hacen un favor o a no insultar a los que son diferentes, será más complicado aprenderlo luego. Porque el civismo, el respeto, la honestidad y todos los valores humanos son en gran medida hábitos, rutinas que aprendemos en la familia de forma inconsciente y que más adelante llegamos a valorar con la reflexión que permite la madurez.

Por ello, la mejor forma de transmitir valores, de aprender a vivir en sociedad, es no aplicar jamás la tan popular frase de "haz lo que yo digo y no lo que yo hago". Si queremos que nuestros hijos alcancen esa sociedad tan soñada debemos empezar por crearla nosotros mismos y "hacer lo que decimos".

Comprender ayuda a aprender

Los valores se transmiten a través del ejemplo, pero se asientan con fuerza gracias a la comprensión de por qué son necesarios. ¿Cómo podemos ayudar a un niño pequeño a valorar esta importancia? Una buena manera es aplicar la fórmula de "haz por los demás lo que te gustaría que hiciesen por ti, y no les hagas lo que no te gustaría que te hiciesen". En otras palabras, colocar a los niños en la hipótesis de que fuesen ellos los protagonistas de ciertas actitudes. Es mucho más eficaz para que sus hijo le entienda decirle: "¿Te gustaría que se riesen de ti porque usas gafas?, ¿cómo te sentirías?", que decirle simplemente: "No debes reírte de Juan por llevar aparato en los dientes".

domingo, 27 de febrero de 2011

El primer robot humanoide astronauta ya está en el espacio

La NASA envió al espacio al transbordador Discovery, adjuntando en su carga a un pasajero bastante especial: el Robonaut 2, el primer robot humanoide astronauta, es el primero que se asemeja un poco a una persona y que además tiene Twitter (@AstroRobonaut). Convivirá con los habitantes temporales de la Estación Espacial Internacional (ISS).

La idea es que R2 pueda reemplazar a los humanos en algunas tareas, como hacer mantenimiento externo de la estación – algo que normalmente requeriría una caminata espacial de parte de los astronautas, lo que puede ser peligroso.

R2 tiene dos brazos en los que puede cargar hasta 18 kilos, y puede hacer una fuerza de alrededor de 2,2 kg por dedo. Tiene alrededor de 350 sensores, varios de ellos en la punta de los dedos para realizar tareas que requieran precisión y sensibilidad. Puede manejar varias herramientas y está diseñado para encargarse de tareas simples y repetitivas (o sea, aburridas para los astronautas humanos). Se espera que en el futuro se le puedan hacer mejoras, incluyendo agregarle un par de piernas.



sábado, 26 de febrero de 2011

Cómo proteger la salud visual de los más pequeños

Los problemas de la vista no detectados, pueden interferir en el aprendizaje de los niños

La vista es el más importante de los cinco sentidos que tenemos y también el más complejo. La visión saludable implica una combinación de agudeza y comodidad visual, protección de los rayos UV y del resplandor de luz brillante a largo plazo.

Todas las personas necesitan y merecen gozar de una visión saludable. Si bien la genética puede influir en la calidad de la visión general de una persona, también lo que uno hace todos los días puede tener un impacto significativo. El estilo de vida, la alimentación y los hábitos pueden afectar el modo en que uno ve en la actualidad y en el futuro.

Los chicos viven actualmente una sobreestimulación audiovisual experimentando el deterioro de sus sentidos. La falta de atención, concentración y mala conducta pueden ser algunas de las consecuencias derivadas de una visión inadecuada.

Conscientes de que el 80% del aprendizaje del ser humano se realiza a través de los ojos durante los primeros 12 años de vida, se recomienda a los padres de familia llevar a sus niños a un médico oftalmólogo para realizar un examen completo de la vista.

Es buena idea estar pendiente si los chicos muestran evidencias de tener la vista deficiente o si tienen inclinación a cruzar los ojos. Si se detecta cualquier evidencia que denote un problema en la vista, el niño deberá ser examinado inmediatamente para que el problema no se haga permanente. Cuando los problemas de la vista se tratan a tiempo, generalmente pueden remediarse.

Problemas visuales en un niño

Las pruebas de los ojos ayudan a la salud en general: A pesar que su visión pudiera estar clara, los exámenes oculares pueden detectar cambios en los ojos que podrían ser la base de problemas de salud. Algunas enfermedades de la vista no presentan síntomas en su etapa inicial, por lo cual es bueno que sus niños tengan un examen de la visión a edad temprana para asegurarse que no esté omitiendo un serio problema de salud.

Esté atento al comportamiento de su hijo: Asegúrese de llevar a su hijo a consultar un profesional de la salud visual si observa que se ubica demasiado cerca del televisor, sostiene los objetos muy cerca del rostro o si en la escuela tiene dificultad para ver el pizarrón. También si el niño se frota los ojos con frecuencia o frunce el seño permanentemente.

Enséñele a sus niños a no refregarse los ojos: Un paso muy importante que los padres pueden tomar es el enseñarle a los niños a no frotarse los ojos, ya que es así como las bacterias y los virus se multiplican en muchos casos.

Protección de la radiación solar durante las actividades: En los niños el control a la exposición solar debe ser muy riguroso, ya que reciben en promedio tres veces más radiación UV anual que los adultos.

Demasiada exposición al sol puede aumentar la posibilidad de que los ojos de los niños sufran serios daños como la degeneración macular. De hecho, el 80 por ciento del daño a la visión ocurre antes de los 18 años, por eso es importante tomar precauciones a temprana edad para proteger los ojos y la delicada piel alrededor de ellos. Usar lentes adecuados que bloqueen el 100 por ciento de los rayos ultravioleta (UVB), es una excelente decisión.

Considere las lentes fotosensibles para sus niños: Si su hijo necesita anteojos, las lentes fotosensibles son una excelente opción para garantizar una buena visión en diferentes ambientes. Cambian de color rápidamente de claro en interiores a oscuro como los lentes de sol en exteriores y son una opción inteligente para los niños ya que les permite tener sólo un par de lentes y pueden contribuir a aumentar la predisposición de los niños a usar anteojos.

viernes, 25 de febrero de 2011

La mochila y la espalda de los niños

Las mochilas que los niños llevan cada día a clase no deben superar el 15% de su peso

Estamos a punto de comenzar el año escolar, y muchas familias tendrán que comprar una mochila nueva para los niños. El peso excesivo que la mayoría de escolares cargan en sus enormes mochilas y, por lo mismo, sobre sus hombros, está llevando a muchos niños a sufrir lesiones de espalda, debido al sobreesfuerzo y a la fatiga muscular. A la hora de comprar a tu hijo una mochila nueva considere el tamaño y el peso del niño. Según los expertos, las mochilas que los niños llevan cada día a clase no deben superar el 15% de su peso, para evitar problemas de espalda. Es más, los médicos recomiendan que el peso de la mochila sea 10% del peso del niño.

Para Avelino Ferrero, presidente del SERMEF (Servicio de Rehabilitación del Hospital Ramón y Cajal de Madrid), el problema no es la mochila sino el peso que lleva el niño en ella, y explica que el peso produce una gran tracción y presión sobre la musculatura y las articulaciones, debido a la sobrecarga de la mochila. Ante esta situación, él recomienda que los padres hablen con los profesores para evitar llevar tanto material escolar a casa, a diario. En cuanto a las mochilas de ruedas que cuando salieron al mercado parecía ser una alternativa más adecuada, el especialista cree que tampoco es la solución más correcta visto que los niños tiran de ellas, produciendo así un aumento de la curva de atrás y provocando dolores de espalda. Lo ideal, según él, es que los niños no lleven más peso de lo recomendado.

Aparte de llevar el peso recomendado por los especialistas, los niños deben:
  • usar mochilas con correas anchas y acolchadas, y con respaldo acolchado;
  • usar mochilas con ajustes firmes, procurando mantener la bolsa a unos 5 cm arriba de su cintura;
  • llevar siempre la mochila por las dos correas y jamás por una sólo, para no sobrecargar uno de los hombros.
  • practicar algún deporte o ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda.
  • organizar la mochila poniendo los libros más pesados cerca y pegados a la espalda, y manteniendo cada cosa en su lugar.
  • optar por llevar mochilas con ruedas.
  • mantener la columna recta, y no curvada, para llevar la mochila con ruedas.
  • en el caso de que haya mucho material, llevar parte del peso en las manos.
  • limitar el peso del contenido y evitar transportar cargas inútiles. Si la mochila es muy pesada, el niño se ve obligado a arquear hacia delante la columna vertebral o a flexionar hacia delante la cabeza y el tronco para compensar el peso.
  • utilizar las dos manos para coger la mochila, doblar las rodillas e inclinarse para levantarla.
  • no transportar la mochila con mucho peso por más de 15 minutos.

En este sentido la fiscalización de los padres es esencial y más que necesaria. Y la colaboración de los profesores también.

Quite el peso de la espalda
El exceso de peso en las mochilas es un grave problema, porque genera consecuencias irreversibles y a largo plazo para los niños. Puede provocar: desde una escoliosis infantil, hasta una cifosis o una artrosis precoz, además de la mala postura. Puede, en algunos casos, impedir el crecimiento de los huesos de los niños.
El presidente de la Fundación, el doctor Francisco Kovacs, advierte que otro de los factores a tener en cuenta es la actividad física. Resalta que el sedentarismo es malo y hace hincapié a que los niños deben desarrollar una actividad física o deporte de forma regular y adecuada, y evitar estar todo el día sentado. Aparte de eso, se debe observar si el mobiliario escolar es adecuado a la altura que tenga el niño, para evitar la mala postura que es otro factor que perjudica a la espalda de los niños.

jueves, 24 de febrero de 2011

Inglés para preescolares en la Red

Internet cuenta con una multitud de recursos on line para facilitar el aprendizaje de idiomas a los más pequeños

El juego es uno de los métodos de enseñanza más efectivos y favoritos de los niños en edad preescolar (de 3 a 6 años). Este factor, unido al atractivo que representa hoy en día para ellos la tecnología, da como resultado una fórmula idónea para introducirles en el aprendizaje de una segunda lengua. Internet facilita la labor de los padres con un amplio número de recursos didácticos. Existen en Internet varios portales y recursos para fomentar el aprendizaje de la lengua inglesa entre los más pequeños de manera divertida.

Aprender una segunda lengua

El aprendizaje de una segunda lengua desde edades tempranas es uno de los objetivos que se marcan muchos padres y educadores ante la innegable importancia que ha adquirido la formación idiomática en el contexto laboral actual. 

¿Cómo se enseña una segunda lengua a niños que no son capaces de dominar la propia? La metodología más frecuente es la misma que se utiliza para introducir los demás elementos del curriculum de esta etapa. Se busca la motivación mediante actividades atractivas y amenas, en las que el juego siempre tenga un papel protagonista y el preescolar participe de una forma activa. Canciones, cuentos, juegos de preguntas y respuestas o fichas de imágenes son algunos de los recursos que facilitan la familiarización de los más pequeños con otra lengua de un modo natural.

Los padres en casa pueden colaborar en el aprendizaje. Hoy en día, las nuevas tecnologías permiten el acceso a innumerables materiales que facilitan esta labor a los progenitores. Son recursos gratuitos que sirven para trabajar de un modo divertido y que, a través del entretenimiento, pueden lograr que una segunda lengua se introduzca poco a poco en el lenguaje de los niños.

Vocabulario

English for little childrens: clasifica el vocabulario básico en tres niveles, a través de una pantalla muy visual y atractiva. Los padres pueden acceder desde la misma página a una guía didáctica que les orienta sobre los pasos en la enseñanza desde este sitio web.

English: posibilita la utilización de una metodología que invita a descubrir de manera autónoma los contenidos conceptuales. El niño puede navegar por un amplio vocabulario en inglés clasificado en grupos de números, colores, partes del cuerpo o la familia, entre otros. En cada área puede ver una representación visual del término y oír su pronunciación en inglés.

Leoloqueveo: se recomienda a los preescolares que comienzan a leer, ya que dispone de un diccionario temático visual con términos destacados en inglés. Los padres pueden imprimir las fichas de cada área de vocabulario para trabajar en ellas con los niños.

Juegos y actividades

Learnenglishkids: este portal del British Council pone a disposición de los más pequeños una amplia variedad de canciones, juegos de lenguaje y actividades para practicar inglés desde el ordenador.

Mr. Teapot: una aplicación lúdica que ayuda a resolver las dudas que surjan con la pronunciación del idioma. Está clasificada en cuatro divertidas actividades sobre vocabulario, escucha, selección y deletreo. Dispone de una interesante guía para que los padres puedan aprender a utilizar esta herramienta de forma adecuada.

Theyelowpencil: un completo portal con actividades y ejercicios on line de vocabulario y gramática. Se completa con un karaoke para recitar las canciones infantiles más conocidas o una atractiva sección sobre términos mágicos.

Angles365: con más de 1.000 actividades graduadas por niveles (de infantil hasta 6º de primaria) y agrupadas por temas o aspectos gramaticales. Para los preescolares, desarrolla fichas de vocabulario, juegos y canciones o historias para escuchar.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Fortalecer las habilidades mentales mediante el juego

Los juegos y pasatiempos de lógica e ingenio ayudan a ejercitar la mente de una forma divertida

Si para mantener el cuerpo en buen estado físico se recurre al ejercicio periódico, por qué no hacerlo para mantener la mente en forma. Comprensión verbal, percepción espacial, raciocinio o memoria son algunas de las habilidades cognitivas que se pueden desarrollar y ejercitar a diario con simples y sencillos juegos mentales. Este tipo de ejercicios, además de entretener, ayudan a potenciar otras competencias intelectuales básicas para el aprendizaje.

Carlos estaba mirando un retrato y alguien le preguntó: "¿de quién es esa fotografía?", a lo que él contestó, "ni hermanos ni hermanas tengo, pero el padre de este hombre es el hijo de mi padre". ¿De quién era la fotografía que miraba Carlos? Hallar la solución a este enigma no es una tarea complicada, con sentido común y un poco de lógica es fácil conocer la respuesta, pero durante ese proceso se ha conseguido algo fundamental, ejercitar la mente aunque sólo sea por unos minutos.

Crucigramas, sopas de letras, autodefinidos o jeroglíficos... Los juegos y pasatiempos en los que hay que poner en marcha el cerebro para poder solucionarlos no son ninguna novedad. Sin embargo, en los últimos años se ha puesto de moda lo que se conoce como "gimnasia mental"; ejercicios con los que se entretienen las distintas habilidades cerebrales, desde la memoria hasta la agudeza o agilidad mental. Los sudokus, o juegos de consola como el Brain Training, se han convertido en éxitos rotundos entre consumidores de todas las edades, y han conseguido que una actividad, que antes se limitaba a un grupo muy concreto de la población, se extienda ahora de una manera más generalizada a todos los públicos.

Y es que el juego es una de las maneras más entretenidas de ejercitar la mente y mejorar nuestras capacidades, ya que a través de él se practican habilidades como la lógica, la destreza y el ingenio sin darse apenas cuenta. Mediante juegos mentales donde se aprende y también se comete errores, se estimula la concentración, la memoria, la comprensión y la constancia. Capacidades que después pueden ayudar a cualquier estudiante a afrontar con éxito el aprendizaje de todas las materias curriculares.

Entre los distintos juegos destinados a potenciar las habilidades mentales, los que requieren el uso de la lógica para resolverlos son los más entretenidos y a la vez beneficiosos para ejercitar todas las formas de razonamiento. Generalmente no es necesario tener amplios conocimientos de matemáticas o de otras disciplinas para hallar las soluciones a estos problemas o juegos de lógica, basta con razonar de forma inductiva y deductiva y saber relacionar conceptos. No hace falta tener una determinada edad para divertirse con estos juegos. De hecho, trabajar ejercicios de lógica con niños desde los niveles más básicos es una actividad fundamental para abrirles la mente y mejorar sus resultados en otros campos de aprendizaje.

Juegos en la red

Internet es una fuente de recursos inestimable donde se hallan numerosos sitios web que recogen juegos y pasatiempos para ejercitar la mente de una forma divertida. Veamos algunos:

Juegosdelogica.net: este portal recoge juegos para estimular la mente clasificados en 5 categorías, estrategia, inteligencia, lógica, ingenio y mentales. En total, más de 150 juegos, problemas y acertijos online desarrollados en flash.

brainest.com: rompecabezas, juegos de concentración, de matemáticas, acertijos... todas las categorías tienen sitio en esta web, con una explicación de cada uno de los juegos.

Brainy games: esta web clasifica los juegos y pasatiempos en capacidades de entrenamiento como atención, lenguaje, cálculo o lógica, señalando en cada uno de ellos el nivel de dificultad que representa para el jugador.

Juegosmensa.es: reune juegos de ingenio y problemas matemáticos del club Mensa, asociación internacional para personas con altas capacidad intelectual. Los más de 250 incluyen una marca con el nivel de dificultad que tienen y la solución para comprobar si se ha resuelto correctamente.

Zumo de Neuronas: este blog de juegos de lógica, en funcionamiento desde 1999, contiene los problemas lógicos más clásicos, como el famoso acertijo formulado por Einstein, hasta los más actuales: puzzles, magia matemática, ilusiones ópticas o figuras imposibles son algunas de las secciones que incluye este blog.

Retos Mentales: un blog donde se puede encontrar un buen número de juegos de ingenio, enigmas matemáticos, paradojas , juegos de lógica y otros retos mentales para ejercitar el pensamiento. Los propios internautas que entran en esta web son los que en la mayoría de los casos aportan las soluciones a los retos en los comentarios, de modo que se puede consultar la solución desde el mismo blog.

Por: Marta Vasquez Reina (fragmento)

martes, 22 de febrero de 2011

Aprender Física y Química en Internet

La Red porporciona a los estudiantes de estas disciplinas numerosos recursos para ahondar en su aprendizaje teórico y práctico

La tecnología ha abierto la puerta a nuevos modos de aprendizaje más dinámicos y atractivos para los estudiantes. La asignatura de Física y Química, una de las más complejas para muchos alumnos, tiene un perfecto aliado en estos nuevos recursos tecnológicos. Vídeos, animaciones y otros materiales interactivos multimedia facilitan la adquisición de los conceptos básicos y complejos de estas disciplinas científicas.

Aunque los primeros conceptos básicos se abordan de forma genérica en Educación Primaria, la asignatura de Física y Química se imparte en los centros educativos a partir de Educación Secundaria.

El estudio del movimiento, las fuerzas y la energía, la composición y estado de la materia, las reacciones químicas o la diversidad de sustancias forman parte de los primeros contenidos curriculares, relacionados con el ámbito científico, a los que acceden los estudiantes gracias a esta asignatura. Estos conocimientos son imprescindibles para entender el surgimiento de la ciencia moderna y analizar el mundo físico con una visión crítica y constructiva, que será la fuente de los futuros investigadores.

Aprendizaje práctico

Ambas disciplinas son ciencias experimentales y, por tanto, una de las formas más efectivas de abordar su aprendizaje es a través de la experimentación y la práctica. Este modo de aprender permite que los alumnos no contemplen la materia como simples formulaciones y contenidos instrumentales, sino que les ayuda a conectar la asignatura con los hechos más comunes que se presentan en su vida cotidiana.

El aprendizaje práctico no se limita tan solo a la realización de experimentos de laboratorio o trabajos científicos. Hay distintos modos de enseñar las aplicaciones prácticas de los contenidos científicos a través de los distintos recursos tecnológicos que hoy en día tienen los alumnos a su disposición. Vídeos, animaciones interactivas, test y juegos son algunos de los numerosos materiales didácticos que facilitan la comprensión de la materia de Física y Química a los estudiantes.

Recursos on line
 
Profesores, asociaciones y expertos interesados en la divulgación científica para escolares aúnan sus esfuerzos en la Red para proporcionar a los estudiantes de Física y Química los recursos necesarios para que el aprendizaje de la materia sea más entretenido y motivador. Estos son algunos de los enlaces más interesantes a los materiales on line que estos profesionales comparten con la comunidad educativa:

Animaciones de física: recoge más de 100 animaciones sobre conceptos y experimentos de cinemática, dinámica, energía, gravitación, relatividad, ondas, campo y potencial o estructura atómica. Se clasifican por conceptos y para su visualización tan solo es necesario la descarga de un programa gratuito disponible en la misma página.

Lecciones de Física y Química: la aceleración, la primera ley de Newton o la presión de un gas son algunas de las 37 lecciones que este portal propone a los estudiantes. Están organizadas por niveles educativos e incluyen en cada una de ellas animaciones interactivas para que el alumno compruebe su aprendizaje con un solo clic del ratón.

Químicaweb: aprender química es sencillo con los recursos que recoge este portal. Tablas periódicas interactivas, juegos como el ahorcado o el trivial sobre contenidos químicos o webquest son algunas de las propuestas a las que los estudiantes pueden acceder desde químicaweb.

Educaplus: es el sitio personal de Jesús Peñas Cano, profesor de Física y Química. Recoge una amplia colección de material didáctico animado que resulta de especial interés para los estudiantes. Organiza los contenidos por disciplinas (física o química) y en cada una de ellas estructura los recursos por conceptos de aprendizaje.

Diverciencia: recopilación de 72 guiones de prácticas de laboratorio de Física y Química. El denominador común es que recrean aspectos motivadores para el estudiante en atractivas secciones como química mágica, física sorprendente o física recreativa.

Vídeos de ciencia: en esta web se pueden encontrar vídeos didácticos sobre distintos aspectos de la física. Están clasificados por temas como mecánica, electricidad o magnetismo. Incluye la sección física recreativa, que explica de una forma sencilla y atractiva los aspectos fundamentales de esta disciplina.

Por: Marta Vasquez Reina (fragmento)

lunes, 21 de febrero de 2011

Cómo divertirse con las Matemáticas

Existen maneras divertidas y fáciles en las que usted le puede enseñar matemáticas a sus niños. Usted les puede ayudar a sus niños a tener un buen comienzo en la escuela mostrándoles lo divertidas que pueden ser las matemáticas.

Si usted sabe cómo buscarlas, se dará cuenta que las actividades con las matemáticas están en todas partes de su hogar y que no le costarán nada.

Matemáticas en la Cocina

¿Sabía usted que la cocina es uno de los lugares ideales para encontrar las matemáticas? Déle a sus niños frijoles o macarrones pequeños y un cartón para huevos. Escriba los números del 1 al 12 dentro de cada sección para huevos. Pídale a los niños que ponga la cantidad correcta de frijoles o macarrones dentro de cada sección. A los niños de entre los cuatro y los cinco años de edad les encanta contar frijoles. Muéstreles cómo contar un frijol a la vez. Esto les ayuda a los niños a aprender la importancia de emparejar un número con un objeto.

Mientras usted esté ocupada en la cocina, déle a los niños algo divertido para hacer. Haga un patrón: ponga dos trocitos de cereal, y tres frijoles, luego dos trocitos más de cereal y tres frijoles. Pídale a los niños que “lean” el patrón y que lo continúen. A los niños les encanta seguir patrones.

Usted también puede usar pasta o pretzels para este juego — lo que usted tenga. A los niños también les encanta hacer sus propios patrones.

A los niños les gusta mucho resolver problemas reales de matemáticas, tales como poner la mesa. Pídales que cuenten las servilletas y que aseguren de darle sólo una a cada persona. Pregúnteles, ¿tenemos suficientes galletas para que cada persona tenga dos? ¿Pueden ponerlas en cada plato? Los niños no sólo aprenden haciendo estas tareas, pero también le pueden ayudar a usted a preparar la cena.

Involucre a los niños en la medida y contando cuando esté horneando o cocinando. A los niños les gusta contar las cucharadas de mantequilla si usted les muestra cómo hacerlo, o medir el agua o la harina. El contar y el cocinar van juntos. Desde contar las tazas de harina hasta la temperatura del horno, las actividades de cocina les dan a los niños oportunidades de practicar sus destrezas con los números.

Lo mejor de este tipo de matemáticas es que los niños también aprenden a cocinar, la cual es una destreza importante en la vida.

Matemáticas para los Adictos a los Deportes

La diversión con las matemáticas también se puede encontrar en la sala. Los puntos en hockey, béisbol, baloncesto, fútbol y otros deportes son todos números, y usted los puede usar en actividades de matemáticas. Consiga la sección de deportes del periódico y verifique los últimos puntos anotados por sus equipos favoritos. Déle a su niño dos platos de cartón y un rotulador, y pídale que adorne los platos con los colores de dos equipos que jugaron ayer. Escriba el marcador de cada equipo en uno de los platos o pídale al niño que lo haga. Luego, déle al niño un puñado de macarrones, de cualquier tipo, y pídale que cuente los puntos de cada equipo. A los niños les encanta tener un talonario de puntajes de sus equipos preferidos. Pregúntele al niño cuántas veces a ganado su equipo esta temporada. Esto les ayuda a los niños preescolares a comprender lo que estos puntajes realmente significan. Esto hará que las matemáticas sean reales para el fanático deportista en su familia.

Matemáticas en la Bañera

Las matemáticas también se pueden encontrar en la bañera. Déle a su niño cubetas y recipientes de plástico, y permita que se divierta vertiendo agua de un recipiente a otro. Usted también puede usar botellas vacías de refrescos gaseosos o cualquier otro recipiente que usted normalmente desecha. Los niños aprenden mucho jugando son agua. ¿Cuánta agua necesito para llenar un recipiente grande? Si vierto el agua de un recipiente grande dentro de un recipiente pequeño, ¿habrá agua extra que se derramará dentro de la bañera? ¿Por qué la misma cantidad de agua se ve diferente cuando se vierte de un recipiente alto a un recipiente más corto y más ancho?

Déle al niño una taza de agua fresca para beber mientras esté jugando para que no beba el agua de la bañera. Este también es un gran momento para que usted se relaje y descanse. Lea una revista, pero recuerde quedarse en el baño para asegurar que el niño esté seguro en la bañera.

Juegos Con Formas

Los juegos con las matemáticas están al alcance de la mano con papel y rotuladores. Hágale a su niño un juego de formas diferentes de papel. Corte triángulos, cuadrados, círculos, y rectángulos de un pedazo o una caja de cartón. Haga por lo menos diez de cada forma. Usted y su niño pueden colorearlas.

Hay muchas cosas que ustedes pueden hacer con estas formas. Hagan un patrón poniéndolas en fila: dos triángulos, un círculo, dos triángulos. Pídale al niño que “lea” el patrón y que lo continúe. O simplemente dele las formas al niño y permita que él o ella haga sus propios diseños poniéndolos en cualquier forma que desee.

Hable con el niño sobre los nombres de los diferentes formas. No se preocupe de insistir que el niño los aprenda de memoria. El niño los aprenderá simplemente usándolos y oyendo sus nombres mientras lo hace. Usted le puede decir cómo se llama lo que está haciendo: “Estás poniendo el círculo rojo sobre el triángulo azul”. Guarde el juego de las formas en una bolsita y sáquelo cuando usted necesite hablar por teléfono o en cualquier otro momento cuando esté muy ocupada.

Matemáticas en la Lavandería

Las matemáticas también se pueden encontrar en la lavandería. Pídale a su niño que le ayude a emparejar los calcetines y a contarlos. A los niños les gusta ayudar en esta tarea y aprenden destrezas importantes sobre cómo seleccionar objetos mientras ayudan con el trabajo de la familia.

domingo, 20 de febrero de 2011

Fomentar el hábito de la lectura desde el hogar

La familia desempeña un papel fundamental en el fomento del hábito lector de los menores

¿Por qué algunos niños leen mucho y otros tan poco? La respuesta a esta pregunta no está siempre entre las cuatro paredes del aula escolar. Aunque dentro de ellas se aprende la técnica, el hábito -que es lo importante- se adquiere en el hogar. Los padres, con su actitud y motivación, pueden lograr que los hijos aprendan a amar la lectura y a incluirla dentro de sus actividades preferidas de ocio.

¿Cómo estimular la lectura en los niños?

"Si tu lees, ellos leen". Efectivamente, por mimetismo los hijos tienden a copiar las actividades realizadas por los padres y es mucho más probable que un niño criado en un hogar donde la lectura sea una actividad cotidiana adquiera más fácilmente el hábito de lectura que otro criado en un hogar donde no se lea con demasiada frecuencia. Tal como afirman Gretel García y Eduardo Torrijos en su libro 'Juegos para fomentar la lectura infantil', "el niño que ve a sus padres leer, cuidar sus libros o interesarse por la lectura sobre sus temas favoritos sentirá la tentación de mirar, tocar y leer algún libro".

Pero, lógicamente, no todos los progenitores son unos ávidos lectores y esto no significa que tengan la batalla perdida, ni mucho menos: siempre que exista interés y disposición por fomentar que sus hijos lean y comprendan la importancia que esta actividad tendrá en su futuro, podrán lograr con muchas de sus acciones diarias que los menores incluyan la lectura dentro de sus actividades favoritas.

Consejos que invitan a leer

Empezar desde pequeño: no es necesario esperar a que el niño aprenda a leer para fomentar en él el amor por la lectura; el periodo anterior a los seis años, edad madurativa en la que los niños empiezan a leer, es fundamental para potenciar sus hábitos posteriores. Leer con ellos es la principal actividad que los padres deben realizar en estas edades, crear un momento especial de lectura al día, en un lugar tranquilo, ayudará a que el niño asocie el hecho de leer a un acto placentero, en el que su padre o madre está por completo dedicado a él; asimismo, el niño, gracias a estas lecturas, comenzará a asociar los sonidos con las palabras, ampliará su vocabulario, en definitiva, adquirirá unas habilidades previas que hará que el posterior proceso de aprendizaje de la lectura sea más fácil.

Regalar libros: regalar un libro a un niño, de la misma manera que se regala cualquier otro juego o juguete, incluso darle la categoría de regalo especial, por ejemplo haciendo que regale él libros a sus amigos en sus cumpleaños, ayudará a que los pequeños identifiquen los libros como algo valioso e importante; asimismo, es conveniente llevarlo con frecuencia a una librería, para que elija los que más le gustan, para que vea como se renuevan los títulos y pueda esperar con ansía el momento de recibirlos.

Enseñarle la utilidad de la lectura: además de ser una actividad placentera y de ocio, los niños deben conocer que la lectura es también una fuente de conocimiento; una de las mejores ocasiones para demostrárselo es buscando en los libros las respuestas a muchas de las múltiples dudas y preguntas que diariamente plantean a sus padres; leerle el significado de una palabra en un diccionario o enseñarle una fotografía en un libro de aquello que desconoce hará comprender al niño la utilidad de los libros. Por otra parte, cuando el niño muestre un interés significativo por un tema concreto, los padres también pueden buscar en la biblioteca o comprar un libro relacionado con ese tema, de modo que el pequeño sepa que gracias a los libros puede ampliar sus conocimientos sobre aquello que le interesa.

Crear su propia biblioteca: además de que el niño comience su propia colección de libros desde pequeño, es importante concederle un sitio para que pueda colocarlos ordenadamente y acceder a ellos con facilidad, para que cuando sienta el deseo de leer pueda hacerlo y elegir el libro que quiera sin dificultad. Podrá servir de ayuda el enseñarle a clasificarlos por temas, por autores, por colecciones, etc., fomentando de esta manera también el hábito del orden en él; una idea original puede ser catalogarlos con gomets de colores, marcando por ejemplo los que ya se ha leído, o los preferidos, así podrá encontrarlos siempre fácilmente.

No obligarle a leer: tal como afirma Daniel Pennac, en su ensayo 'Como una novela', donde aborda la problemática de la falta de lectura en los adolescentes, "el verbo leer no tolera el imperativo", es decir, el obligar a leer no lleva a ningún resultado positivo al igual que cualquier cosa impuesta por los adultos. Lo importante no es conseguir que el niño lea, el logro es que quiera leer y para eso hay que darle la libertad de elegir hacerlo o no; el papel de los padres en este sentido debe ser fomentar el interés hacia la lectura con pasos y actividades como los que se han mencionado anteriormente. Sólo de este modo se logrará que el día de mañana cuando la lectura de una obra se acerque al final, el niño en vez de alegrarse por terminar el libro se lamente de que la diversión se acaba.

La lectura en los actos cotidianos

La palabra leer no tiene por qué estar asociada necesariamente a un libro. Si nos paramos a pensar, leer es un acto cotidiano que realizamos cientos de veces al día, incluso sin darnos cuenta; leemos los rótulos de las tiendas, las etiquetas de los productos en el supermercado, un mail, una carta del banco o una simple placa en la calle; ¿por qué no aprovechar estos pequeños actos de lectura para habituar a los niños a ella?, así podrán alcanzar a comprender de la manera más práctica posible la utilidad que tiene la lectura en la vida cotidiana y la importancia de ésta en el transcurso del día a día.

sábado, 19 de febrero de 2011

Método Singapur para enseñar Matemáticas

Estudios han indicado que la enseñanza de matemáticas en los países asiáticos sobrepasa la enseñanza de matemáticas estándar en el mundo occidental.

El país de Singapur es un reconocido líder mundial en la educación de matemáticas. Las matemáticas de Singapur se introdujo por primera vez en los Estados Unidos en 1998. Sus estrategias incluyen la enseñanza de un fuerte sentido de los números, habilidades mentales de matemáticas, y una profunda comprensión del valor de posición. En los grados primarios, coloridos manipulativos de matemáticas ayudan a los estudiantes "ver" las relaciones numéricas.

Los estudiantes entonces pasan a una fase de dibujo y se gradúan a un nivel abstracto. Mientras se enseñan los procesos de las matemáticas, se hace hincapié en la relación de los números y la profundidad de pensamiento.

Las matemáticas de Singapur es un equilibrio entre los ejercicios y la solución creativa de problemas. El enfoque de Singapur es la creación de solucionadores de problemas. Esto se demuestra con el modelo de Singapur de los 8 pasos al modelo de dibujo, una aproximación visual a la resolución de problemas verbales.

Los estudiantes son incentivados a pensar en el problema paso por paso. Los niños pueden adoptar diferentes maneras de resolver el mismo problema. Menos conceptos se introducen cada año, pero se los enseña hasta dominarlos bien. Los conceptos pueden ser revisados pero no se vuelven a enseñar. Se dice que el programa de los EE.UU. es una milla de ancho y una pulgada de profundidad, mientras que el currículo de matemáticas de Singapur se dice que es lo contrario.

MÉTODO SINGAPUR PARA EL APRENDIZAJE DE LAS MATEMÁTICAS

La comprensión, retención, gusto por la lectura y la aplicación de las matemáticas son problemas muy marcados en las escuelas. Y una de las razones por la que los niños no avanzan en matemáticas se debe a una deficiente lectura que les impide comprender los textos de los problemas.

Para atender esta deficiencia se desarrolló un método de aprendizaje de las matemáticas, aplicable a todos los niveles educativos, que tiene un propósito muy sencillo, y que todos los profesores entienden y hacen suyo: aprender a resolver problemas sobre la base de una adecuada lectura del texto que los plantea, lectura que permita su comprensión y lleve a su solución. Una de las condiciones fundamentales del método Singapur, es la disposición gráfica de los datos o el manejo de algunos objetos como apoyo a la comprensión, explicación y respuesta que se da al problema.

Método Gráfico de Singapur. El procedimiento comprende ocho pasos para resolver cualquier problema en forma rápida y sencilla.

1. Se lee el problema.
2. Se decide de qué o de quién se habla.
3. Se dibuja una barra unidad (rectángulo).
4. Releer el problema frase por frase.
5. Ilustrar las cantidades del problema.
6. Se identifica la pregunta.
7. Realizar las operaciones correspondientes.
8. Se escribe la respuesta con sus unidades.

El Método Singapur para el aprendizaje de las matemáticas se sustenta en la comprensión del texto que se lee, en llegar a saber con claridad qué se quiere, en disponer los datos gráficamente o representándolos con objetos, a fin de buscar la respuesta adecuada “mirando” o “tocando” los componentes del problema.

En el Método Singapur, el maestro es un provocador, un orientador, un conductor. El aprendizaje lo desarrollan los estudiantes con su guía.

Singapur y la investigación relacionada con las matemáticas está disponible en estos sitios:

https://sites.google.com/site/grupoeducativa2010/file-cabinet/SingaporeParentInfoSpanishversion%5B1%5D.pptx?attredirects=0&d=1
http://www.santillana.com.mx/libros/pdf/9789702920878.pdf (para el alumno)
http://www.santillana.com.mx/libros/pdf/9789702920885.pdf (para el profesor)
http://www.santillana.com.mx/libros/pdf/9789702913283.pdf (para el alumno)
http://www.santillana.com.mx/libros/pdf/9789702913344.pdf (para el profesor)
http://www.singaporemath.com/
http://timssandpirls.bc.edu/timss2003.html


viernes, 18 de febrero de 2011

Métodos de aprendizaje para que los niños aprendan la noción del tiempo

¿Qué hora es papá/mamá? ... Los niños pueden aprender la noción del tiempo con sencillos juegos y estrategias

Ayer, hoy, mañana... La mayoría de los niños tienen dificultad para aplicar estos sencillos conceptos de modo adecuado en su expresión verbal. Percibir de forma correcta cómo se desarrolla el tiempo es una tarea compleja para los más pequeños. Padres y docentes pueden ayudarles en el proceso de adquisición de las nociones temporales con distintos ejercicios, juegos y estrategias que trabajan la reconstrucción secuencial y cronológica del tiempo.

La noción y organización temporal son conceptos difíciles de asimilar por los niños. Según los especialistas, adquirir una visión clara del tiempo es un proceso lento y paulatino que abarca desde las primeras interpretaciones de día-noche, antes-después, ayer-hoy-mañana, hasta la perfecta discriminación de la dimensión de temporalidad, con conceptos más complejos como los días de la semana, los meses, los años y, por último, las horas.

Las investigaciones apuntan a que en el proceso de adquisición de la percepción de temporalidad participan dos componentes: el orden, que es la forma de entender la distribución y sucesión de los hechos y cambios que ocurren, y la duración, que constituye el aprendizaje del tiempo físico con sus medidas (días, semanas, meses, años, horas, etc.). Según este esquema, Enrique Rivera y Carmen Trigueros, de la Facultad de Educación de la Universidad de Granada, en la publicación 'Educación Física de Base', estructuran la evolución de la temporalidad en los niños en las siguientes etapas:
  • De 0 a 2 años: la percepción temporal se asocia a las necesidades biológicas. El niño adquiere conciencia de las nociones básicas de mañana, tarde o noche en función de sus tiempos de sueño o alimentación.
  • De 2 a 6 años: el niño comienza a entender las nociones de velocidad (lentas, rápidas) e inicia la clasificación de acontecimientos en orden de sucesión.
A partir de esta edad (5-6 años), una vez adquiridas las competencias básicas de "orden" temporal, se debe empezar a trabajar sobre la "duración" para que el niño aprenda las unidades convencionales de tiempo.

Las primeras discriminaciones

El primer aspecto que se debe trabajar con los niños en la etapa de educación infantil es la discriminación de conceptos temporales. Padres y docentes pueden recurrir a distintas actividades sencillas y entretenidas para reforzar estas nociones en los más pequeños:

Partes del día: para enseñarles a diferenciar estos conceptos, es útil mostrarles algunos de los elementos distintivos de cada una de estas etapas de la jornada, como el sol de día o la luna y las estrellas de noche, observar una puesta de sol o estar atento a qué hora sale la luna son actividades que le ayudarán a comprenderlo mejor. Otro modo de trabajar estos conceptos se asienta en la asociación de las actividades generales que se realizan (día-vestirse-colegio, mediodía-almuerzo, tarde-merienda-juego, noche-pijama-cena-dormir).

Antes-ahora-después: enseñarles un álbum de fotos donde observen cómo eran antes y cómo son ahora, proponerles que cuenten cosas que se deben hacer antes o después de una actividad (lavarse las manos-comer, ponerse los patines-patinar, levantarse-vestirse) o contarles un cuento al revés y pedirles que lo ordenen son algunas actividades y juegos idóneos para incidir sobre estos conceptos.

Ayer-hoy-mañana: reforzar estos conceptos es fácil con un sencillo juego. Sobre una cartulina dividida en tres partes (ayer-hoy-mañana) se pide al niño que dibuje o escriba cada día sus actividades en cada periodo para que se fije en la correlación que hay entre los tres. Señalar y marcar acciones en los días de un calendario o preguntarle de forma sistemática qué ha hecho hoy o qué hizo ayer son otras oportunidades para trabajar la temporalidad.

Unidades de tiempo

Una vez asimilado el sentido de orden del tiempo, el niño puede empezar a aprender las unidades temporales: días de la semana, meses, años, estaciones y horas. Excepto estas últimas, el resto de conceptos son fáciles de trabajar con recursos didácticos sencillos, como canciones, dibujos o representaciones visuales, que ayudan a memorizar y ordenar estas unidades de tiempo en la mente de los más pequeños. Trabajar con un calendario y anotar fechas significativas (cumpleaños, vacaciones, etc.), clasificar las actividades que se hacen cada día de la semana o estudiar los fenómenos atmosféricos de cada estación, son algunas de las propuestas más utilizadas.
El aprendizaje de las horas y los conceptos adyacentes (minutos, segundos, cuartos, medias) es, sin embargo, un proceso que requiere mayor atención y trabajo, tanto por parte de los aprendices, como de quienes les enseñan. Para hacer más fácil esta tarea, se puede hacer uso de algunos de los recursos y aplicaciones interactivas que están disponibles en Internet para reforzar las nociones temporales:

jueves, 17 de febrero de 2011

Aprender Haciendo

La metodología de aprendizaje basada en la acción, incide en el desarrollo de destrezas y habilidades por parte de los alumnos

Por: Martha Vásquez-Reina   http://www.consumer.es/

¿Cómo se aprende más, con la teoría o con la práctica? Los contenidos teóricos son necesarios para avanzar en el aprendizaje de cualquier área de conocimiento, pero para lograr retenerlos y dotarlos de utilidad, es mejor experimentar con ellos. Esto, al menos, promulga la metodología pedagógica denominada "aprender haciendo" ("learning by doing"), que desecha técnicas didácticas como la memorización o la evaluación continua, en favor de otras que enseñen a los alumnos a "saber hacer".

"Lo que tenemos que aprender a hacer, lo aprendemos haciendo". Esta cita, atribuida a Aristóteles, es la mejor muestra de que la valoración del aprendizaje experimental sobre el puramente académico no es una moda nueva o una tendencia pasajera, sino que pervive en el tiempo.

Con el paso de los años, numerosos especialistas en educación han contribuido a reafirmar esta sentencia del filósofo griego, entre ellos el pedagogo estadounidense Edgar Dale. El "Cono del Aprendizaje", desarrollado por este reconocido experto, representa una pirámide que explica cuáles son los métodos más y menos efectivos para el aprendizaje. Según esta representación, en la cúspide, con menor incidencia positiva, se ubican los métodos que implican una mayor pasividad del alumno, como leer, ver u oír. Sin embargo, en la base se sitúan los métodos más eficaces, que requieren mayor actividad por parte del aprendiz: experiencia directa, simulaciones, dramatizaciones y demostraciones.

En la actualidad, bajo la denominación "aprender a haciendo" ha surgido una metodología pedagógica que aboga por implantar este tipo de aprendizaje experimental en los sistemas educativos, sobre todo, en los más centrados en la adquisición de conocimientos y la evaluación de los mismos, que en la valoración de las aptitudes prácticas que adquieren los estudiantes con ellos.

Los errores de la educación
 
¿Cuántos alumnos serían capaces de superar un examen del año anterior sin volver a estudiar? Con esta sencilla pregunta, el profesor universitario estadounidense Roger Schank, uno de los principales impulsores en la actualidad del método "aprender haciendo", delata las insuficiencias de los sistemas de aprendizaje habituales en las aulas. Schank, experto en inteligencia artificial, es el fundador de "Engines for education", una organización sin ánimo de lucro que idea alternativas a la educación tradicional.

Su propuesta está destinada a subsanar los principales errores de la educación actual, según este especialista. Entre ellos, destaca la creencia de las escuelas acerca de que el alumnado tiene interés en aprender los contenidos que ellos han decidido enseñarle, la consideración del estudio como parte muy importante del proceso de aprendizaje, el centrarse en evaluar y comparar y el transmitir a los estudiantes los contenidos que creen que es importante conocer, en vez de lo que es importante saber hacer.

Las consecuencias de estos errores son reseñables. Tal como afirma Schank, una vez finalizada la escolarización del modo en que se enseña en las escuelas en la actualidad, los resultados son los siguientes:
  • La mayor parte de lo aprendido por los estudiantes (sin contar los aprendizajes básicos de lectura, escritura y matemáticas), no lo usan nunca en la vida real.
  • No saben qué quieren ser cuando crezcan, en muchos casos, ni siquiera el área al cual se quieren dedicar.
  • Si acceden al mercado laboral, constatan que carecen de las habilidades que necesitan para su puesto de trabajo.
  • Si optan por continuar con la formación universitaria, no saben con firmeza qué quieren estudiar.
 Saber hacer
 
Schank sostiene que para evitar estos resultados, la metodología didáctica adecuada debe basarse en simulaciones lo más cercanas posibles a la realidad, en las que el alumno adquiere un papel activo. De este modo, aprende con la práctica, a través de la realización de pruebas que, en muchos casos, le llevan a cometer errores que le permiten conocer las consecuencias de sus equivocaciones, su origen y cómo resolverlas. La idea es conseguir que, a través de la práctica, la educación prepare a los estudiantes para que sepan hacer las cosas que van a tener que aplicar a lo largo de su vida, tanto profesional como personal.

Esta vía de aprendizaje la impulsó con anterioridad el filósofo y pedagogo estadounidense John Dewey, precursor de la filosofía experimental en pedagogía, que destaca que lo importante en el proceso educativo es qué "haga el alumno, más que lo que haga el profesor". Dewey afirma que la actividad suscita el interés del estudiante y estimula su curiosidad, a la vez que le prepara para adquirir habilidades y destrezas que le serán de utilidad en su vida diaria de adulto.

Modos de aprendizaje

Para llevar a la práctica una actividad pedagógica basada en la acción, Roger Schank y otros especialistas proponen la aplicación de nuevas metodologías didácticas en las aulas, que reporten a los estudiantes aprendizajes experimentales. Éstas son algunas de las más destacadas:
  • Elaborar actividades que insten a los estudiantes a usar las habilidades que se desea que adquieran, bajo la dirección de un mentor que les ayude cuando lo necesiten.
  • Adjudicar a cada alumno un rol específico dentro de la actividad, de modo que sean conscientes de la responsabilidad que tienen para que se desarrolle de forma efectiva y actúen en consecuencia.
  • Diseñar el aprendizaje orientado a fomentar en el estudiante actitudes y valores como la iniciativa, la creatividad, la disciplina y el compromiso.
  • Proporcionar al alumno una atención personalizada que le dé la oportunidad de potenciar sus fortalezas y corregir sus debilidades.
  • Desechar el aprendizaje basado en la memorización y repetición y promover el razonamiento y la experimentación.
  • Al diseñar un currículum, tener en cuenta los intereses y preferencias de los estudiantes.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Robots, la última revolución educativa


La robótica es el hobby y el sistema integral de aprendizaje del futuro.

La robótica ha sido considerada ya como el nuevo sistema de aprendizaje del s. XXI, por ser un producto altamente didáctico y por su vertiente lúdica y motivadora.

Existen muchas empresas, personas e instituciones educativas interesadas por difundir este innovador producto como herramienta educativa y de ocio, en una doble intencionalidad: el uso familiar de los robots para estrechar lazos entre padres e hijos y en calidad de herramienta educativa para las escuelas, institutos y universidades.

La evolución tecnológica del pasado s.XX inicialmente reservada a las grandes compañías se fue democratizando hasta que, a día de hoy, los ordenadores personales, los móviles y los aparatos electrónicos se han convertido en elementos cotidianos y casi ineludibles en el desarrollo diario de los seres humanos.

No en vano la era de las comunicaciones y la tecnología está entrando en su máximo esplendor. La robótica supone un paso más allá en esta evolución “natural”, y está comenzando a realizar el mismo proceso de crecimiento. En Corea y Japón, por ejemplo, al día de hoy los robots cumplen muchas funciones lúdicas, educativas y funcionales, prueba de ello es el lanzamiento al mercado de robots de todo tipo para usos domésticos (humanoides programados para realizar las tareas más difíciles o tediosas); se están incorporando además nuevas formas de robótica personal, orientadas al ocio y con carácter educativo. Y en otros campos, se investiga seriamente sobre el uso social de los robots (personas con dependencias, incapacitaciones, etc.).

martes, 15 de febrero de 2011

Robótica Pedagógica y Robótica Educativa: características y diferencias

La Robótica pedagógica al ser una disciplina integradora de las distintas áreas del conocimiento, tiene como objetivo instituir las tecnologías en ambientes de aprendizaje mediante la adquisición de habilidades tanto científicas como tecnológicas para la resolución de problemas, siempre partiendo de la realidad imaginando, formulando, construyendo y experimentando soluciones.

Esta generación de entornos de aprendizaje están basadas en actividades del aprendiz, Ruíz Velazco (2007), indica que “esto es crear las condiciones de apropiación de conocimientos y permitir su transferencia en diferentes campos del conocimiento”.

La robótica pedagógica, privilegia el aprendizaje inductivo y por descubrimiento guiado, asegurándose que se diseñen y experimenten un conjunto de “situaciones didácticas construccionistas” (Ruiz Velasco, 2008) enmarcadas en las corrientes pedagógicas, se inscriben en la teoría cognoscitivista, con procesos constructivistas dando importancia al error como detonador de alternativas de solución y activo (tanto intelectual como motor sensorial). De acuerdo a Ruiz Velasco (2008), las principales bondades cognoscitivas de la Robótica pedagógica son:
  • Integración de distintas áreas del conocimiento.
  • Operación con objetos manipulables, favoreciendo el paso de lo concreto a lo abstracto.
  • Apropiación de distintos lenguajes (gráfico, icónico, matemático, natural, etc.) como si se tratara de lenguaje matemático.
  • Operación y control de distintas variables de manera síncrona (repetición del esquema de integración y uso de diferentes variables al mismo tiempo).
  • Desarrollo de un pensamiento sistémico y sistemático (desarrollo de estructuras cognitivas, visualización de un todo formado por parte independientes que se alimentan entre sí).
  • Construcción y prueba de sus propias estrategias de adquisición de conocimiento mediante orientación pedagógica.
  • Creación de entornos de aprendizaje (interacción alumno - computadora – Robot – Profesor). • Aprendizaje del proceso científico y de la representación y modelación matemática (manejo concreto de las variables controlables y manipulables).
  • Creación de un ambiente de aprendizaje lúdico y heurístico. (p. )
Para Ruiz-Velasco (1996) la “robótica pedagógica es la disciplina que se encarga de concebir y desarrollar robots educativos para que los estudiantes se inicien en el estudio de las Ciencias (Matemáticas, Física, Electricidad, Electrónica, Informática y afines) y la tecnología”

Por otro lado, la Robótica Educativa, como se menciona en wikipedia (s.f) es: Un medio de aprendizaje, en el cual participan las personas que tienen motivación por el diseño y construcción de creaciones propias (objeto que posee características similares a las de la vida humana o animal). Estas creaciones se dan en primera instancia de forma mental y posteriormente en forma física, las cuales son construidas con diferentes tipos de materiales y controladas por un sistema computacional, los que son llamados prototipos o simulaciones.

Sánchez (2003), citado por Gatica et. al. (2003) ha denominado a la Robótica Educativa como robótica pedagógica por su énfasis de desarrollo, principalmente, en los centros.

En 1975, la robótica incursiona en el campo de la Psicología y de la enseñanza, con la idea de crear nuevos contextos educativos, con una didáctica basada en un aprendizaje constructivista, donde el alumno puedan plantear sus ideas y desarrollarlas con el fin de crear y operar mecanismos robóticos, que les permitan resolver problemas; posteriormente con Seymour Papert en el Laboratorio del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) desarrolla el primer lenguaje de programación educativo llamado LOGO, dirigido a los niños. Posteriormente, fusionó este lenguaje de programación con los materiales de construcción e investigación LEGO, iniciándose de esta forma la robótica educativa. A esta propuesta pedagógica se le llamó construccionismo.

Ruiz Velasco (2007), marca las diferencias entre Robótica educativa y Robótica Pedagógica, entre las que se encuentran:
  • Robótica Educativa utiliza kits y materiales comerciales, que en la mayoría de los casos son costosos, hacen uso extensivo de sensores y motores, se centran en la cibernética, considerada también integradora, y permite ir de lo concreto a lo abstracto.
  • La Robótica pedagógica emplea materiales de bajo costo entre ellos los reciclables, integra diferentes áreas de conocimiento con énfasis en matemáticas, ciencias naturales y tecnología. Se aprende sobe la informática aún sin contar con computadora, e igual que la robótica educativa va de lo concreto a lo abstracto.

lunes, 14 de febrero de 2011

Los Talleres NXT como micromundos de aprendizaje

Es necesario enfatizar la importancia de usar en educación la tecnología digital como medio de construcción, es decir, mediante la realización de experiencias construccionistas que promuevan el desarrollo de las competencias y las habilidades que demanda este milenio en sus ciudadanos.

Para alcanzar este propósito es necesario diseñar nuevos ambientes de aprendizaje, nuevos “micromundos" como los denomina Papert, que incluyan herramientas para la exploración (objetos con los cuales pensar) y que dicha exploración lleve a la construcción de conocimientos. Badilla y Chacón resaltan que “un micromundo constituye por sí mismo una entidad pública y que utiliza como herramientas para su construcción objetos para pensar” (2004, 8).

Así pues, encontramos en la teoría construccionista la base educativa de los talleres NXT, de estos micromundos de aprendizaje que permiten a los participantes mejorar su comprensión de la tecnología, potenciar habilidades y desarrollar la creatividad. Su nombre se debe al “objeto con el cual pensar” que se emplea en los talleres, el nuevo modelo para la construcción de los robots LEGO Mindstorms llamado NXT. Este incluye las piezas típicas de LEGO que permiten construir diferentes estructuras robóticas, sensores para la percepción del exterior, motores para conseguir el movimiento del robot y el micro-computador NXT para la programación de sus acciones. Estas percepciones y movimientos constituyen el lenguaje para la comunicación del robot con su entorno.

La variedad de talleres NXT va desde robots que compiten en el tradicional juego del pañuelo, encestan la pelota jugando un partido de baloncesto, luchan en un combate de sumo, disputan carreras en una pista simulando la fórmula 1 y hasta robots con habilidades para dibujar. Para que el robot pueda desarrollar cada una de estas finalidades, es necesario idear en cada caso una estructura robótica adecuada, donde la creatividad de los participantes juega un papel fundamental.

domingo, 13 de febrero de 2011

¿Qué puede hacer la robótica por los estudiantes?

Por Doroty Fitch (artículo publicado en el LOGO EXCHANGE)
 
Si se usa la robótica tanto para introducir Logo a los niños o para explorar ciencias con estudiantes avanzados, estos dispositivos pueden abrir un nuevo mundo para todos en la clase.
  • Para los niños de jardín o pre-escolar: los robots proveen realimentación inmediata en una forma que adquiere sentido para ellos. Muchos chicos no se identifican tan rápidamente con un objeto de dos dimensiones en la pantalla. Generalmente aprenden a partir de imitaciones y variaciones de algo que les sea familiar. Siguiendo a una tortuga que se mueve por el piso, pueden adquirir una noción de dirección que les ayudará cuando usen la tortuga de pantalla.
  • Los estudiantes de primaria-intermedia, pueden aprender en forma progresiva como funcionan los engranajes, como seguir un plano de construcción, como escribir y depurar un procedimiento Logo que cumpla una tarea, como planear un proyecto. Pueden inventar máquinas, crear tareas, resolver problemas. Pueden entusiasmarse y sentirse activamente y afectivamente involucrados en sus proyectos. Se vuelven inventores, diseñadores, experimentadores y científicos.
  • La robótica puede enseñarles a los estudiantes avanzados de primaria y a los de secundaria, sobre conceptos de precisión, depuración, toma de decisiones, estimación, electrónica, etc. Los robots son una introducción al mundo de la programación y la ingeniería. Los alumnos pueden comprender los roles importantes que pueden cumplir los robots, desde realizar tareas en la industria hasta asistir a las personas con discapacidad."

sábado, 12 de febrero de 2011

Los robots en la educación

La robótica no es solo un sistema complejo, es hoy una herramienta que devendrá el puntal de la educación del futuro; debido a su multidisciplinariedad permite conjugar habilidades de programación, mecánica, inteligencia artificial y electrónica. A pesar de que todavía estos conceptos nos parecen extraños y difíciles de adaptar al manejo de los niños, la robótica tiene un componente de motivación que garantiza las funciones educativas y de desarrollo. De esta forma, asimilados a los nuevos sistemas educativos, los jóvenes se acercan a los conceptos de diseño y montaje de robots, a la vez que refuerzan los conceptos de la física (fuerza, velocidad, energía y movimiento) y de las matemáticas (trigonometría, geometría), materias que muy comúnmente se consideran difíciles o aburridas y que presentan el mayor índice de fracaso escolar. Este recurso pedagógico puede servir para motivar el interés por las áreas tecnológicas de las nuevas generaciones.
 
La robótica educacional es la nueva solución integral de aprendizaje, pues permite desarrollar todos estos aspectos mediante un muy alto grado de motivación, descubriendo la programación, controlando dispositivos reales, y conceptos matemáticos de una forma divertida, creativa y participativa.

Con la construcción y programación de robots por parte de los estudiantes se persiguen cuatro objetivos:
  1. Facilitar el aprendizaje de conceptos de razonamiento mecánico (física aplicada) tales como: fuerza, centro de gravedad, trabajo, potencia, fricción (rozamiento), relaciones, transmisión, velocidad, aceleración, etc.
  2. Trabajar con el desarrollo de la creatividad de los estudiantes, ofreciéndoles espacios para que imaginen, creen y realicen.
  3. Desarrollar la capacidad de trabajo colaborativo; educarlos para que puedan trabajar con otros y tomar decisiones como equipo escuchando, discutiendo y respetando las ideas de los demás.
  4. Y por último, el desarrollo del pensamiento lógico, mediante actividades de programación de los robots.