Robótica en Arequipa - Grupo Educativa: Muéstrales afecto y abraza a tus hijos

jueves, 26 de mayo de 2011

Muéstrales afecto y abraza a tus hijos

Muchos de los problemas que vivimos cuando somos adultos devienen de nuestra etapa infantil, y la gran mayoría se originaron a una temprana edad, por no haber sabido canalizar bien el afecto y los abrazos de los progenitores al niño tanto por exceso como por defecto.
  • Cuando se imponen límites sin cariño en la etapa infantil, tendremos adultos rebeldes, enfadados y quejas por todo lo que le acontece en la vida.
  • Cuando se da cariño sin límites, se tendrá un niño consentido, mimado e insoportable, que perdurará en este rol hasta su etapa adulta, comportandose del mismo modo en todas las esferas.
  • Cuando no se da cariño y no se ponen límites, se generan niños tristes y depresivos, ocasionando muchos problemas de adaptación social en un futuro  teniendo que se tratado con terapias para poder sobrellevarlo.

En cambio cuando se da desinteresadamente cariño con ciertos límites, tendremos niños confiados, seguros y equilibrados, por lo tanto adultos capaces de responsabilizarse de su propia vida. De ahí que los abrazos durante la etapa infantil y las muestras de afecto así como saber imponer ciertos límites a las conductas de los niños, sean de vital importancia para que se sientan seguros en su entorno, deben por lo tanto saber que son queridos y así se lo debemos mostrar con nuestro afecto y a su vez han de saber quien es quien es responsable sobre él.
Quizá hoy día debido a las separaciones de las parejas muchos niños utilizan esta situación para hacer cierto tipo de chantaje a sus progenitores llegando finalmente a establecer una relación inversa en cuanto a quien posee la autoridad.
Quizá te parezca que el niño no lo necesita y no lo pide, los niños no saben que les es necesario mucho afecto, cariño y abrazos para llegar a ser adultos maduros, autosuficientes y seguros, dáselo siempre que puedas. Quizá no le guste, evidentemente hay niños más tímidos, dáselo en privado, en el entorno familiar. Quizá se haya portado mal y sea travieso, no te preocupes, trata el tema de sus travesuras aparte, sigue mostrándole tu aprecio y cariño. Quizá se retire, respétalo quizá precise tiempo y espacio personal, hasta los 7 años sigue configurando su personalidad.
Nos debiera quedar claro que debemos saber cómo mostrasles nuestro afecto, cercanía, y que se sientan seguros para que sean adultos equilibrados; y a su vez que sepan que la autoridad es de los padres porque son quienes los van a proteger y cuidar.
Más vale que te equivoques por exceso que por defecto, el exceso puede tener un arreglo mucho más sencillo en un futuro que el defecto. Ya que si un niño o niña no ha recibido mucho afecto en su infancia le costará mucho relacionarse con los demás cuando séa adulto.
Fuente: http://cruzcoaching.blogspot.com/