Robótica en Arequipa - Grupo Educativa: Enseñar buenos modales y etiqueta a sus hijos

sábado, 16 de julio de 2011

Enseñar buenos modales y etiqueta a sus hijos

A través de los tiempos muchos padres prefieren no aplicar ciertas técnicas de las que fueron “víctimas” cuando eran niños, descuidando la enseñanza de la disciplina, conducta apropiada y buenos modales en sus propios hijos.

Aquí pretendemos compartir algunos consejos ligeros de cómo iniciar un proceso donde la educación de buenos modales sea un elemento en la comunicación entre usted y su hijo. Más allá del Nintendo y Wii y de que la educación moderna es básicamente impartida por juegos y por la Internet, esta es una buena oportunidad para comenzar a tomar espacio en la educación de sus hijos.

Nunca es muy tarde, ni muy temprano para comenzar.
  1. Déle un buen ejemplo. Es injusto esperar por la cortesía de un niño si los padres no son educados en el trato con ellos. De manera, que refiérase a sus hijos con educación, cordialidad y un tono de voz audible pero agradable.
  2. Enseñe las normas de buena conducta en etapas y según su edad y nivel de comprensión. Por ejemplo, será díficil intentar que un niño de 2 años ingiera sus alimentos con la boca cerrada. El no sólo no podrá comprender la instrucción sino su coordinación física no le permite comer con la boca cerrada. Espere a que tenga 4 ó 5 años cuando será más facil su control sobre el cuerpo.
  3. Mantenga como un principio el uso de palabras y frases cordiales como “por favor”, “buen provecho”, “gracias”, “disculpa”, “lo lamento”, “¿puedo?”, “permiso” y “buenas noches” tanto como le sea posible. Anime a su hijo a hacer uso de esas frases.
  4. Limite el uso de palabras y frases adultas cuando esté alrededor de sus niños.
  5. Evite burlarse y hacer críticas de terceras personas por su diversidad, raza, forma de vestir, religión, edad y costumbres, frente a su hijo. Demuéstrele su tolerancia a la variedad de hábitos y preferencias individuales que existen en la sociedad y responda a las preguntas que al respecto le haga. Así evitará que su hijo crezca aceptando y promoviendo la discriminación entre sus iguales.
  6. Sugiérale a su hijo que use la formalidad cuando se refiera a personas más adultas. Es decir, que emplee “señora Pérez”; “señor Fernández”.
  7. Enséñele a su hijo el uso de las normas básicas de etiqueta siempre cuando sea necesario. Instrúyalo a dar su mano, mostrar respeto por las personas mayores o de mayor rango social, como alcaldes, sacerdotes, maestros. Edúquelo en su comportamiento en lugares públicos y entre conversaciones de adultos, indicándole cómo evitar interrumpir conversaciones.
  8. Evite reprender a su hijo basado en sus faltas de etiqueta acumuladas. Hágale saber su disgusto y corríjalo inmediatamente cometa una infracción a la etiqueta.
  9. Asegúrese instruir a su hijo primeramente en privado, en casa. Hágalo sentir cómodo cuando le esté haciendo indicaciones delante de sus hermanos y otros familiares en el hogar.
  10. Felicite a su hijo por su buen comportamiento. Hágale reconocer sus progresos.