Robótica para Niños en Arequipa: 1/03/12 - 1/04/12

sábado, 31 de marzo de 2012

Aplican métodos de aprendizaje infantil a la creación de ordenadores inteligentes


Científicos analizan cómo los niños ponen a prueba hipótesis, detectan patrones y sacan conclusiones para imitar estas estrategias en sistemas avanzados

Investigadores de la Universidad de California en Berkeley, Estados Unidos, están analizando al detalle el funcionamiento del cerebro de bebés, niños pequeños y preescolares para aprovechar al máximo su inteligencia cognitiva. De su trabajo se desprende que los niños más pequeños son capaces de resolver problemas que siguen siendo un reto para los ordenadores, como el aprendizaje de idiomas o averiguar relaciones causales, por lo que aspiran a crear equipos más inteligentes asemejándolos a los niños. Por Patricia Pérez. (Seguir leyendo en el siguiente enlace)


Origen: Source: tendencias21.net

viernes, 30 de marzo de 2012

La robótica y la educación


El ser humano ha querido siempre semejar sus movimientos, actitudes, sentimientos y pensamientos a través de artefactos que actúen o piensen igual, de ahí que la robótica sea una ciencia que genera curiosidad de grandes y chicos; es compleja e incluye muchas disciplinas para su desarrollo como la electrónica, la informática, la inteligencia artificial, la mecánica, el control, la locomoción, la visión por computador y por supuesto la calidad.

Los robots inteligentes han sido objeto de múltiples estudios, entre las instituciones que más han dedicado tiempo a su desarrollo están la Carnegie-Mellon University, el Centro de Investigaciones de la IBM en Yorktown Heights, la NASA y algunas empresas japonesas.

Japón es quizá el país en el que la robótica es casi un deporte. Desde hace muchos años ha permanecido como uno de los primeros desarrolladores de este tipo de artefactos y uno de los ejemplos clásicos es el robot desarrollado por la empresa Honda Motor Company llamado Asimo – Advanced Step in Innovative Mobility; es un robot doméstico con apariencia infantil y considerado uno de los más avanzados del mundo debido a la delicadeza con que hace sus movimientos; es capaz de saltar, caminar sin ninguna ayuda, correr, hablar, gira sin necesidad de parar antes de hacerlo, reconocer rostros, enciende luces con sus manos delicadas, abre puertas, levanta y empuja objetos, contesta preguntas y juega futbol. (Palazzesi, A. 2012).

La utilidad de la robótica se ha dado en todos los campos de la vida, en la medicina, en la educación, en el agro, en la limpieza de lugares absolutamente contaminados como sucedió durante la pasada catástrofe nuclear presentada en el Japón después del terremoto, usándolos en limpieza de las líneas de producción, aumentando la eficiencia y reducción de desperdicios de material, mejorando la calidad y por supuesto reduciendo los costos.

Los beneficios derivados del uso los robots involucran todas las actividades del ser humano, como por ejemplo la industria, porque facilita las actividades de montaje, soldadura o agricultura; colabora con los discapacitados; se utilizan en la construcción, en la parte doméstica, en la limpieza de lugares peligros, en la investigación, en la medicina y salud, en la minería, en la vigilancia y seguridad, en la parte submarina, en las investigaciones espaciales y por supuesto en la parte doméstica, incluyendo la diversión.

Los robots en la educación han generado gran interés. Los robots son utilizados en la educación para varios cometidos; cuando los niños programan, estructuran su procesos mentales; cuando diseñan, se tienen en cuenta y practican conceptos de la física y de la mecánica; si un estudiante trabaja en equipo, le permite hacer negociación con los otros, así como tomar decisiones completamente adecuadas por cuanto estas se ven en los resultados.

jueves, 29 de marzo de 2012

Los padres del futuro


Los padres de la actualidad cada vez son más permisivos y menos estrictos con sus hijos a la hora de imponer un castigo por mala conducta.

En la actualidad existen muchos hogares con padres sin autoridad frente a sus hijos. Hogares conflictivos, descontrolados y sin armonía, puesto que quienes deben tener la voz de mando no poseen suficiente carácter para imponer reglas y límites a los menores de la casa, lo cual crea un fuerte desequilibrio y ahí vienen los problemas de comportamiento, las desobediencias y demás conflictos de hogar.

Son varios los factores que conllevan a que muchos de los hijos del mundo actual no tengan la capacidad de respetar a sus padres, pues el mayor porcentaje de culpa es de los padres, ya que son demasiado permisivos, no tienen mano dura, no castigan y sobre todo no se hacen respetar.

Factores
El adelanto de la sociedad trae consigo muchos cambios en las estructuras sociales y estos cambios provocan una serie de cosas que se salen de control.
  • Padres demasiados jóvenes. En la actualidad los jóvenes cometen errores y tienen hijos a muy temprana edad, en un rango que empieza a partir de los doce años y debido a la inexperiencia que se tiene durante esta etapa, no son capaces de lograr una crianza adecuada para sus hijos.
  • Padres de poco carácter. Personas incapaces de ejercer autoridad, son débiles por naturaleza, se dejan dominar y temen al mundo exterior.
  • Medios influyentes. La televisión, radio e Internet son la principal fuente de influencia en los niños y muchas veces esta influencia es muy negativa.
  • Separaciones. Las estadísticas de divorcios han aumentado de manera exponencial, por lo que hay muchos niños con padres separados que adoptan actitudes hostiles frente a estos estímulos.
  • Malos ejemplos. Existen muchos hogares donde predomina la violencia y esta es transmitida a los niños de manera que llega a parecerles normal.
  • Problemas sicológicos. Estos pueden tener origen congénito, o pueden ser debido a traumas producto acontecimientos graves en el hogar, la escuela u otros sitios.

Características de los padres
Si bien es cierto, los padres deben ser personas fuertes de carácter, amorosos, cariñosos y estrictos, para poder mantener un equilibrio en la crianza de sus hijos. La mayoría de los padres de la actualidad son sobreprotectores, extremadamente cariñosos y no reaccionan al momento de ver un mal comportamiento de sus hijos, sino cuando ven que están fuera de control y debido a esto el niño o la niña no respeta el llamado de atención y continúa con el mal comportamiento.

También se caracterizan por ser personas con la gran necesidad de cumplir todos los deseos de sus hijos, por más absurdos o complicados que estos sean; lo que logra que el hijo piense que lo merece todo y cuando no obtiene lo que quiere inmediatamente, procede de mala manera para obtenerlo, como berrinches, histerias y golpes hacia los padres.

Estos padres también son personas que se dejan llevar por otros, es decir que permiten que otras personas como abuelos o tíos interfieran en la crianza, lo cual es contraproducente porque los niños no sabrán cuál de las autoridades es la válida y optará por no respetar a nadie.

Consecuencias
Cuando los hijos se crían en un ambiente sin autoridad, tienden a ser personas agresivas, inestables, ansiosas, impacientes y coléricas. Serán incapaces de adaptarse al medio sin tener conflictos con los demás y también serán débiles de carácter.

Al momento de tener hijos la única técnica que encontrarán para criarlos será a base de golpes, insultos y gritos y en otros casos serán iguales a como fueron sus padres con ellos.

Serán personas merecidas, irresponsables, desagradables para los demás y difícilmente podrán mantenerse en un empleo, debido a su inestabilidad.

A considerar
  • A los hijos se les debe establecer reglas desde que son pequeños
  • Es necesario que les quede claro quién manda y quién obedece
  • No es necesario recurrir a los golpes; la voz enérgica y los castigos son suficientes
  • Los hijos también tienen que acostumbrarse a la palabra no
  • No se debe cumplir la voluntad de los hijos cuando se comportan mal
  • Hay que tener en una mano el amor y en la otra la severidad
  • Las peleas en el hogar son una mala influencia
  • La ayuda sicológica no es una pérdida de tiempo, hay quienes sí la necesitan debido a su gran nivel de agresividad y desobediencia y también padres que la necesitan por su incapacidad de ejercer autoridad
  • Los hijos también pueden opinar sin ser juzgados o no tomados en cuenta
  • La sobreprotección los hace inseguros de sí mismos

No hay que olvidarse que los hijos son el reflejo de los padres y si los padres fallan, los hijos también fallarán.

miércoles, 28 de marzo de 2012

¿Quieres emprender? Actúa como un niño


Para emprender, puede ser buena praxis actuar como un niño, desentendiéndose del miedo.

Se trata de creer con fuerza y actuar sin pensarlo, desde la visualización de la propia idea (desde el futuro que quiere emerger).

Un catalizador mayor que el célebre Plan de Empresa, sobre todo en estos tiempos en los que el contexto cambia con rapidez. Porque a nivel teórico, el papel lo aguanta todo, lo que más bien es un inconveniente porque no incorpora aspectos más intuitivos y flexibles. Sin embargo, la energía que movilizamos cuando creemos en algo, nos afecta a nosotros y a todo lo que nos rodea, posibilitándonos para conseguir cualquier cosa: “Creer es crear“.

Hoy he encontrado un video que recrea esta idea de actuar como niños, y me ha parecido acertado y motivador. Está en inglés pero les he incluido una traducción libre a continuación. ¡Espero que les guste!



Piensa en cuando eras un niño y todo era posible. Te ponías una manta en la espalda y eras Superman. Te subías a la escoba de tu madre y te convertías en bruja. Te subías a un árbol sin saber que te podías caer, simplemente lo hacías. Tenías una idea y la realizabas, porque creías en ella. Eras creativo y tu Fé era inmensa.

Al convertirte en adulto, las cosas te empezaron a ser diferentes. Si suspendías un examen, pensabas “nunca podré hacerlo”. Si estabas comprometido pensabas “quizá no es el momento adecuado”. Cuando quieres empezar un negocio, piensas “quizá no sea tan fácil” y cuando ya estás en él, escuchas a quién te dice “no te arriesgues”.

Cuando tienes una idea brillante que puede crear más trabajo para otros, contribuir con países más pobres, dar una vida mejor para otras personas, hacer que los tuyos se sientan orgullosos de ti, ayudar a crecer a tu país y a crear un mundo mejor, te dices “no estoy seguro…” y la dejas pasar… Sigues siendo creativo pero tienes más dudas.

Diez años después, oyes que alguien tuvo la misma idea que tú y la realizó. ¿Qué le hizo diferente? Sólo actuar. Él hizo esa idea realidad y su acción fue reconocida. Y entonces piensas: ¡Cómo desearía haber actuado hace diez años!

Piensa: “Si hubiera tenido esa idea cuando todavía era un niño, ¿habría actuado?” Si al recrear ese momento crees firmemente que sí… ¡Nunca es demasiado tarde! Sólo necesitas la idea y creer para hacer que ocurra. Todavía puedes… si crees… ¡La creatividad empieza con una creencia!

¡Ah! Y para terminar… no te olvides de otra cosa importante: la “Actitud Emprendedora“.

Vía: mjdunjo.com

Taller de Imaginación y Creatividad en Arequipa

Desde este sábado 31 de marzo los niños de la ciudad de Arequipa tendrán la oportunidad de asistir a nuestro novedoso TALLER DE IMAGINACIÓN Y CREATIVIDAD elaborado y programado por el Grupo EDUCATIVA, que dirige el Lic. y Econ. Walter Raúl Carpio Zeballos.

Es un taller innovador donde los niños y niñas a través del arte expresan, representan y comunican sus vivencias, sentimientos, ideas, sensaciones, ejercitan todas las funciones intelectuales, emocionales y sensitivas, de tal modo que puedan desarrollar al máximo su creatividad.

Emplearemos técnicas y dinámicas en las que el niño o niña explorará diferentes expresiones artísticas como Arquitectura, Danza, Escultura, Música, Pintura, Literatura, Teatro aplicado en diferentes temas como Los Dinosaurios, El Espacio, Los Volcanes y Terremotos, Castillos y Dragones, Magia e Ilusionismo, Los Robots, La Máquina del Tiempo, Extraterrestres, Emergencias 911 y otros.
Mayor información aquí: TALLER DE IMAGINACIÓN Y CREATIVIDAD

martes, 27 de marzo de 2012

Los niños dispuestos a fracasar rinden mejor en la escuela - Estudio


Los niños a quienes se dijo que el aprendizaje podía ser difícil obtuvieron mejores resultados en pruebas




Todos saben que si la primera vez no se tiene éxito, hay que intentarlo de nuevo. Un estudio reciente de investigadores franceses halló que a los niños a quienes se dijo que el aprendizaje podía ser difícil y que fracasar era una parte natural del proceso de aprendizaje en realidad les fue mejor en pruebas que a los niños a quienes no se ofreció ese consuelo.

"Nos concentramos en una creencia cultural general que iguala el éxito académico con un alto nivel de competencia y el fracaso con una inferioridad intelectual", apuntó Frederique Autin, investigador postdoctoral de la Universidad de Poitiers, en un comunicado de prensa de la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association). "Al estar obsesionados con el éxito, los estudiantes temen fracasar, así que se muestren renuentes a dar pasos difíciles para dominar material nuevo".

En lugar de esto, reconocer que la dificultad es una parte importante del crecimiento intelectual y del dominio de nuevas habilidades podría "detener un círculo vicioso en que la dificultad crea sentimientos de incompetencia que a su vez trastornan el aprendizaje", añadió Autin.

Los investigadores llevaron a cabo varios experimentos con niños de sexto curso a quienes se les pidió que resolvieran varios problemas.

En un experimento, los estudiantes se dividieron en dos grupos y se les pidió que resolvieran problemas de palabras que eran demasiado difíciles para ellos. Al primer grupo se le dijo que el aprendizaje puede ser difícil, que requiere de práctica y que fallar es común. Al otro grupo solo se le preguntó cómo intentaban resolver los problemas.

Entonces, ambos grupos tomaron una prueba que medía la capacidad de memoria de trabajo, un buen predictor del logro académico. Los investigadores hallaron que los estudiantes a quienes se dijo que el aprendizaje es difícil rindieron mucho más en la prueba de memoria que los demás estudiantes.

En otro experimento, 68 estudiantes recibieron una prueba de comprensión en la lectura, y se les preguntó sobre sus capacidades académicas. El grupo al que se le dijo que el aprendizaje era difícil no solo rindió mejor en la prueba, sino que también reportó sentir más confianza.

Los hallazgos fueron publicados en línea en la revista Journal of Experimental Psychology: General.

"Por lo general, las personas creen que el logro académico simplemente refleja la capacidad académica inherente de los estudiantes, que puede resultar difícil de cambiar", señaló Jean-Claude Croizet, profesor de psicología de la Universidad de Poitiers que supervisó la investigación basada en la disertación doctoral de Autin. "Pero quizás maestros y padres puedan ayudar a los estudiantes a triunfar simplemente al cambiar la forma en que se presenta el material".

Los investigadores aconsejaron a padres y maestros enfocarse en el avance del niño, en lugar de las calificaciones y las puntuaciones de las pruebas.

"Nuestra investigación sugiere que los estudiantes se beneficiarán de una educación que les dé el espacio para afrontar la dificultad", aseguró Autin. "El aprendizaje conlleva tiempo, y cada paso del proceso debe verse recompensado, sobre todo en las primeras etapas cuando es muy probable que los estudiantes experimenten el fracaso".

lunes, 26 de marzo de 2012

La educación en Finlandia: los secretos de un éxito excepcional…

“CADA ALUMNO ES IMPORTANTE”
Al descubrir poco a poco la profunda originalidad del sistema finlandés, todos concebimos una verdadera admiración y el deseo de importar  algunos de sus secretos a nuestros países respectivos.

Origen: Source: aquevedo.wordpress.com

domingo, 25 de marzo de 2012

¿Hacia dónde vamos en Educación y Tecnología? - Opinión: Francisco José Ruiz Rey


En estos últimos años de mi vida profesional no paro de sentir a mi alrededor, de forma diaria y casi convulsa, nuevas normativas, ideas paradigmáticas, novedades tecnológicas, desafiantes formas de enseñar, etc. En definitiva, me encuentro inmerso como profesor en una marea incesante de información que me lleva a una búsqueda constante al respecto de todo lo relacionado con Educación y nuevas tecnologías.

Me siento intranquilo, siempre tengo la necesidad de descubrir esa nueva herramienta de la que me habló un compañero, no tengo tiempo para la práctica contemplativa de lo que acontece a mi alrededor y necesito diariamente mucho tiempo para chequear mi email, intervenir en redes sociales, escribir en mi weblog, trabajar en la Intranet de mi centro de trabajo, etc., etc.

Soy uno de esos profesores que se denominan “profesores 2.0”, pero en este momento de reflexión personal con el que intento centrar un poco mi actualidad profesional en el campo de la educación y las nuevas tecnologías, me cuestiono algunas cosas:
  • ¿Qué valores educativos, relacionados con las nuevas tecnologías, debe fomentar un buen profesional en el aula?
  • ¿Qué destrezas y habilidades básicas deben tener los alumnos al utilizar Internet y los nuevos medios?
  • ¿Es preciso estar al día de todo lo relacionado con este mundo tecnológico de estresante cambio?
  • ¿Debemos los profesores responder a todos los desafíos emanados del mundo tecnológico para su integración en las aulas?

Vivimos en tiempos de cambio en los que el mercado, la política y el nuevo contexto europeo necesita de profesores cualificados y permeables a las nuevas tendencias. Internet ha invadido todos los rincones de nuestras vidas (ocio, comercio, actividades de enseñanza-aprendizaje, etc.). Los ciudadanos necesitan habilidades básicas para acceder a nuevos servicios que la Red ofrece y cuyo uso diferenciará a los propios individuos. En definitiva, los profesores, los alumnos, las familias y las escuelas deben pasar a formar parte del mundo globalizado del ciberespacio.

Sin embargo, partiendo de la necesidad real del uso e integración de Internet en el aula, no me gustaría olvidar el lado humano de la comunicación face-to-face profesor-alumno, la importancia de la presencialidad para poner cara al compañero que trabaja con nosotros de forma colaborativa en las redes de conocimiento, la bondad de un gesto comprensivo y una ayuda puntual en un momento concreto del proceso de enseñanza-aprendizaje y la posibilidad de disponer del tiempo necesario para una inmersión personal de carácter contemplativo en el mundo que nos rodea, con la consiguiente reflexión sobre los procesos profesionales y personales.

En este mundo educativo en el que se vislumbran tiempos de cambio, con nuevas herramientas y medios (pizarras digitales en todas las aulas, uso de la realidad aumentada, impacto futuro de los teléfonos inteligentes, materiales digitales de aula, etc.), los profesores debemos estar orgullosos por ser uno de los principales protagonistas, pero sin olvidar los valores humanísticos que deben integrarse de forma efectiva en un uso racional de las nuevas tecnologías.

sábado, 24 de marzo de 2012

Cómo enseñar en el hogar a tu niño en edad preescolar


Los estudios han demostrado que los niños que van al preescolar y tienen padres involucrados tienden más a tener mejor autoestima, coeficientes de inteligencia más altos y menos problemas de conducta.

Ellos tienen índices de alfabetismo, calificaciones e índices de graduación más altos, así como también es menos probable que repitan un grado, fumen, dejen los estudios o experimenten embarazos en la adolescencia. Inscribir a tu hijo en un buen programa preescolar es definitivamente importante y puede brindarles un estímulo académicamente.

Pero, para muchos padres latinos, el preescolar puede que no sea posible dependiendo de una variedad de razones. Para algunos es demasiado caro, para otros, el tiempo representa un problema; quizás no hay una escuela preescolar cerca o puede ser que tenga planes de realizar homeschool. Así que la pregunta para los padres es: ¿Puede a mi hijo irle bien en kinder (y más allá) si no van a una escuela preescolar?

¿La respuesta? Sí. Si sacas tiempo para trabajar con tu hijo. ¿La mejor parte? ¡Es fácil y divertido!

Si por cualquier razón decidiste que vas a dejar a tu hijo en casa en vez de enviarlo a un preescolar, aquí hay algunas maneras de ayudar a que tu niña o niño desarrolle su máximo potencial.

Conoce tu Meta
Ten en cuenta que el punto de preescolar es preparar a tu hijo/hija para ir al jardín de niños. Un buen preescolar trabaja para desarrollar las habilidades motoras del niño, su desarrollo social y emocional, así como sus habilidades en matemáticas y alfabetismo. Aprender a través de juegos es lo mejor para tus hijos a esta edad. Un niño en preescolar explorará con su medio ambiente (p.ej. el clima), será introducido a los números, colores y el alfabeto. Ellos aprenderán acerca de sus sentidos y los utilizarán para observar el mundo que los rodea.

Hazlo Abundante
Recuerda que crecer en un medio ambiente rico en texto y vocabulario es una de las claves al alfabetismo. Además de mantener muchos libros en la casa para que tu hijo los mire y los lea, piensa en colgar posters y materiales impresos que tengan letras, o pega letras en la pared de su habitación.

Números
Aprender a contar del 1 al 10 es una habilidad importante; allana el camino para conceptos de matemática simple, como sumar. Cuelga posters con números en la habitación de tu hijo y cuenten juntos cada día. Leer libros sobre contar también es una actividad divertida, pero asegúrate de involucrar a tu niña y pedirle que cuente junto contigo.

Otras maneras divertidas de aprender son:
  • Pídele a tu hijo que cuente la cantidad de escalones al frente de la casa
  • Enséñale a jugar trúcamelo (hop-scotch)
  • Cuenta las frutas y vegetales según las pones en el carrito del supermercado
  • Pídele a tu hija que invite a sus muñecas a una fiesta, y luego dile que sólo puede incluir un número determinado
  • Pon un calendario en un lugar donde tu hijo/hija alcance y pídele que marque cada día, diciendo el número en voz alta al mismo tiempo
  • Lava un grupo de medias y luego tíralas en tu cama y haz que tu hijo las organice
  • El entender los “pares”, contando de uno en uno y de dos en dos, y diciendo los colores en voz alta mientras las organiza son algunas de las habilidades básicas que ellos aprenderán

Letras
Aprender a identificar las letras y los sonidos que hacen es una habilidad pre-alfabetización esencial. Para ayudar a tu hijo a aprender acerca de las letras considera los siguiente:
  • ¡Leer, leer, leer! Léele a tu hijo en voz alta todos los días. Señala las palabras según las lees para que el cerebro de tu hijo comience el proceso de decodificación
  • Canta una canción del alfabeto a diario
  • Cuelga un póster del alfabeto u otro tipo de imagen que esté inspirada en una letra en la habitación de tu hijo/hija
  • Compra algunos imanes baratos en la tienda de dólar y mantenlos en tu nevera. Cuando tu hijo juegue con ellos, di la letra y/o el sonido según él la toca
  • Compra sopa de letras en el supermercado; haz que tu hijo diga el nombre de la letra o el sonido que hace antes de que se la coma
  • Dale un periódico o una revista y pídele que encierre una letra en específico en todas partes que la vean

Colores
Es importante para tus hijos el poder identificar los colores por su nombre. Parece obvio, ¿no? Pero algunas veces los niños entran a kinder y todavía no son capaces de hacerlo. Algunas ideas para enseñárles a tus hijos los colores son:
  • Organizar medias (¡a menos que sean todas blancas!) Lava una máquina de medias y dile a tu hijo/hija que encuentre los pares que combinan, diciendo el nombre de los colores mientras lo hacen
  • ¡Juega Candyland con Dora la Exploradora!
  • Juega “Veo, veo” con tu hijo. “Veo algo… ¡rojo!”
  • Juega el juego de barajas, Uno. No sólo tus niños aprenderán los colores, pero también los números e incluso las palabras “Skip” y “Draw Two”
  • Permite que tu hijo juegue con botonos y los organice por color. Esta no es una actividad para niños menores de tres años, ya que los botones pequeños son un peligro de que se atraganten
  • Color, color, color. Los libros para colorear son fáciles de conseguir en la tienda de dólar. Mantén una cajita de crayones o lápices de colores a mano y pídele a tu niña qué color está usando mientras colorea la imagen

Formas
Los niños realmente disfrutan identificando formas geométricas. De hecho, los padres se sorprenderán de cuantas formas los niños ya reconocen. Aquí hay algunas maneras divertidas para aprender sobre las formas geométricas:
  • Compra un juego de Tangoes en tu tienda de Walmart local y deja que tus hijos juegen con las formas que trae, creando sus propios diseños
  • O, haz tu propio juego de Trangrams usando este patrón  y tu elección de espuma sintética de color de tu tienda de manualidades local
  • Envía a tu hijo en una búsqueda del tesoro alrededor de la casa para encontrar cosas que tenga las formas de “triángulos” o “rectángulos” o cualquier otra forma
  • La compañía Melissa & Doug tiene un set muylindo de bloques y muros  con patrones que estimula a los niños a aprender sobre las formas
  • Amazon.com también tiene excelente pizzaras geográficas y bandas que son perfectas para hacer que los niños hagan sus propias formas geométricas y patrones

viernes, 23 de marzo de 2012

"Priorizar las emociones sobre lo académico en niños de 0 a 5 años"


Es un nuevo enfoque educativo que propone Carolina Ortiz Lértora, terapeuta chilena de la institución Desarrollo Luz Dorada.
"El problema reside en que en el actual sistema educativo de la región las creencias se imponen y no se transmiten basadas en una experiencia previa".

"La mayoría de maestros considera a los menores una página en blanco. Ellos, como sus padres les enseñan conductas y prácticas, adoptan formas de ser que deben asumir como propias. No los tratan como individuos, con gustos e intereses propios".

"Para cambiar esta situación, se debe aplicar una metodología que permita al educador mantenerse de forma neutral ante los pequeños y entender el mundo de ellos. Así, orienta al niño de acuerdo con sus intereses y su propia forma de ser".

"Este enfoque educativo vuelve responsable al menor en sus primeros cinco años de vida, lo que es garantía para que sea un adulto responsable e íntegro. Esto, basado en la experiencia y no en la teoría".

"El ser humano ha de tener la certeza de que es un ser espiritual, de que está en este mundo con el único propósito de ser feliz y desarrollarse en la medida en que quiera; que es creador y responsable de su vida, le guste o no, y que sus preferencias tendrán consecuencias".

"Esta visión espiritual de la enseñanza permite que los adultos entiendan que los primeros guías de niños y niñas son sus propios padres y que no hay lugar para la victimización".

"Las mujeres no son madres solteras a las que les irá mal en la vida ni a sus hijos tampoco. Los niños son neutrales, ellos no juzgan, no nacen diciendo que no tienen padre. No hay que hacerles la vida más difícil".

¿Cuál es su opinión respecto a este nuevo enfoque?

jueves, 22 de marzo de 2012

Las películas de Harry Potter podrían ayudar a los niños a ser más creativos


Según reveló un grupo de científicos, ‘Viendo películas de Harry Potter podría hacer que los niños y jóvenes sean más creativos’.

Los investigadores creen que “la proyección de películas a los niños con un mágico elemento puede mejorar su imaginación, e instó a las escuelas para exponer a los jóvenes a los libros y películas como la serie de Harry Potter”.

Ellos encontraron escenas como Quidditch, donde los magos vuelan  en escobas, lanzan hechizos y usan varitas,  y fueron los más efectivos.

Los investigadores dicen creer en hechos sobrenaturales, como los animales que hablan los idiomas humanos, o una bruja volando en una escoba, implica la capacidad de construir un mundo alternativo.

Y las investigaciones demostraron  que la mayoría de niños de cuatro a seis años de edad en la vida cotidiana,  la magia  les permite ver los problemas desde diferentes perspectivas.

En el estudio de la Universidad de Lancaster  participaron 52  niños de cuatro a seis años de edad.  Se dividieron en dos grupos y le muestran dos clips de 15 minutos de Harry Potter y La Piedra Filosofal.

El grupo vio por primera vez los clips con la  “magia” como contenido, con brujas y magos que realizan hechizos, usando varas y volando en escobas, mientras que el segundo grupo vio las escenas con los mismos personajes, pero sin ningún tipo de contenido mágico.

Los resultados muestran que después de ver los videos, el grupo que vio las escenas mágicas, en general, anotó “significativamente mejor” en las tres áreas que los  pares del otro grupo.

Los investigadores Dr. Eugene Subbotsky, Claire Hysted y Nicola Jones, del Departamento de Psicología de la Universidad de Lancaster, llegó a la conclusión: “El pensamiento mágico permite a los niños crear fantásticos mundos imaginarios, y de esta manera mejora la capacidad de los niños a ver el mundo y actuar en consecuencia a partir de múltiples perspectivas”.

“Los resultados sugieren que los libros y vídeos sobre magia podría servir para ampliar la imaginación de los niños y les ayudan a pensar más creativamente”.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Twitter para niños, Educando a Futuros Líderes


Existen diferentes estrategias pedagógicas. En mi caso personal como docente, uso Twitter como una eficaz herramienta educativa. Los profesores buscamos generar un aprendizaje significativo en los alumnos, potenciando la participación de manera activa, fortaleciendo la investigación, el debate y la creación de un actor comprometido con el proceso educativo. Sin embargo, la mayoría de las instituciones educacionales bloquean el uso de redes sociales en horas escolares, paradójica realidad que saca a los alumnos de su ambiente natural, en el que se conectan, trabajan, crean y comparten.

Estamos en búsqueda constante de nuevas herramientas pedagógicas que posibiliten un mejor aprendizaje, motivación, participación y generen un ambiente donde el aprender sea internalizado por los alumnos, de tal manera que se cree un círculo virtuoso. Un alumno comprometido, logra buenos resultados, lo que fortalece su autoestima y seguridad, potenciando su participación y mejor rendimiento. A la vez un reconocimiento de sus pares y de su entorno inmediato.

Twitter surgió como una eficaz herramienta educativa que me permite generar el ambiente de contacto continuo, no sólo con quienes educo, sino que también con sus padres, profesores y comunidad que nos rodea. Así nace el libro “Twitter para niños, educando a futuros líderes”, del cual os dejo algunos detalles, que pueden encontrar completos en www.marcelamomberg.com, donde comparto mis experiencias pedagógicas exitosas, para que profesores, alumnos y padres puedan utilizar esta red social en la educación, de manera pedagógica y entendible para cualquier usuario.

Algunas ventajas de utilizar twitter con los niños.
  1. Genera un ambiente donde padres, profesores y alumnos participan y debaten.
  2. Origina una educación personalizada, focalizándose en las aptitudes, habilidades y competencias individuales de los alumnos.
  3. Propicia un trabajo colaborativo, incentiva el “alumno protagonista” o actor principal, dejando atrás un simple receptor.
  4. Fortalece liderazgos positivos, creativos e innovadores.
  5. Potencia la organización, coordinación y los emprendimientos propios.
  6. Genera un aumento constante del rendimiento académico de los alumnos. Mejora disciplina, participación en clases y creación de liderazgos positivos y comprometidos con su entorno.

Por: Marcela Momberg

martes, 20 de marzo de 2012

Los alimentos y la salud mental de los niños


En los últimos años se ha visto como el habito a seguir dietas para perder peso entre las mujeres con hijos pueden afectar a estos a la hora de alimentarse

La alimentación es fundamental para la estabilidad psicológica y, para ello, debe haber una educación desde la infancia sobre los consumos y los alimentos que deben consumirse, y, lo más importante, sobre cómo debe de hacerse ese consumo, ha explicado el doctor Javier Urra Portilla, profesor asociado de 'Psicopatología Alimentaria de la Universidad Complutense de Madrid'.  Reseña diariosalud.net

Para este experto, que ha participado XVI Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica, Nutrición 2012, la alimentación afecta desde el útero materno - como demuestran diversos estudios que establecen una relación entre los consumos de drogas y la evolución de los niños-, del mismo modo que la lactancia ayuda en la vinculación emocional madre e hijo.

En este sentido, en los últimos años se ha visto como el habito a seguir dietas para perder peso entre las mujeres con hijos pueden afectar a estos a la hora de alimentarse. "Es importante que se tenga cuidado con las dietas que se hacen en casa porque los niños las asumen", ha explicado en una entrevista a Europa Press.

En este sentido, ha destacado como uno de los procesos más acusados dentro de la psicopatología alimentaria trastornos como la bulimia y la anorexia, donde, recomienda, "hay que actuar desde la niñez", ya que "la anorexia y la bulimia tienen un claro fondo emocional".

Según el propio doctor, como medida de prevención es importante inculcar la importancia de la alimentación así como establecer una buena relación con ella y, para ello, "cuidar la estabilidad emocional de los niños también es muy importante".


Vía: analitica.com

Niños confían más en Google que en sus padres


Una encuesta en el Reino Unido determinó que el 54% de los chicos de 6 a 15 años acude al buscador como primera opción a la hora de buscar respuestas. Diccionarios y profesores, entre los olvidados

El sondeo sobre el alcance de Internet arrojó que los niños usan el buscador unas cinco veces al día como promedio y que los medios digitales se convirtieron en la fuente principal a la que acceden para conseguir respuestas a las preguntas típicas de su curiosidad.

El estudio explica que esto no es más que una consecuencia esperable en un mundo hiperconectado. Los niños nacen con Internet y computadoras en casa, por lo que aprenden a utilizar las diversas herramientas con naturalidad.

Diversos estudios dejan en claro que, en la era de los buscadores, las personas tienden a buscar respuestas rápidas, sin profundizar demasiado en la información que encuentran; de ahí que quienes más preocupados están con esta tendencia sean los profesores. Son ellos, junto con otras fuentes de consulta, como diccionarios y enciclopedias, los más afectados, según el estudio.

En el caso de los profesores, sólo el 3% de los niños dice preguntarles cuando tienen una duda. En cuanto a las enciclopedias: el 15% dice no tener idea de si se trata de un "dispositivo electrónico o de un nuevo sistema de transporte". Simplemente desconocen de qué se trata. Hay otro 45% que, a pesar de conocerlas, jamás las ha usado; otro 15% nunca consultó un diccionario.

Vía: infobae.com

lunes, 19 de marzo de 2012

La importancia de los horarios en los niños


La distribución apropiada del tiempo resulta fundamental para el desarrollo del infante.

Definir horarios y respetarlos ofrece estabilidad y orden en el día. Son límites y parámetros que brindan seguridad emocional al niño. Los padres deben ser los encargados de diseñar los horarios. En tal sentido, uno de los factores que deben tomarse en cuenta es la edad. Esto influye, por ejemplo, en la hora para acostarse o en la carga de actividades.

Otro factor clave radica en evitar saturarlos, pues el niño debe tener espacios para hacer lo que le gusta: ver televisión, jugar, descansar, en fin. Debe ser un tiempo prudente, mínimo media hora al día. También se recomienda armar los horarios en función a bloques de 45 minutos. Es decir, las horas para hacer las tareas, clases particulares, terapias, talleres y otras actividades deben durar ese lapso. Esto tiene un fundamento psicopedagógico: después de los 45 minutos, los niños se cansan, se aburren y ya no asimilan.

Asimismo, durante los fines de semana, además de priorizar las responsabilidades académicas, es saludable asignar espacios para la convivencia en familia. Compartir con los seres queridos, junto a la educación, es una de las mejores inversiones en la vida.

Se recomienda que los niños no duerman en las tardes, pues dificulta su capacidad para dormir en la noche.

Por: Liliana Tuñoque
Psicóloga

domingo, 18 de marzo de 2012

La creatividad infantil y la actual escuela

Hoy presentamos dos videos: el primero "¿Te aburrías en la escuela?" es un buen fragmento del video original "Los secretos de la creatividad" (segundo). Luego de ver cualquiera de los dos y conociendo el sistema educativo de tu país, sin llegar a extremos ni polarizaciones ¿Cuál sería tu propuesta para encontrar un posible equilibrio pensando sobre todo en los niños?


Video: ¿Te aburrías en la escuela?


Video: "Los secretos de la creatividad"

viernes, 16 de marzo de 2012

Enseñar normas a los niños


Enseñar a los niños lo que está bien y lo que está mal es una de los  más importantes retos que tienen que afrontar los padres. Cómo hacerlo dependerá, como en todo aprendizaje, de la edad de los niños.



En la infancia se siguen unas etapas evolutivas que determinan el desarrollo motor, cognitivo y emocional de los niño, es decir, de igual modo que van creciendo físicamente lo van haciendo interiormente, lo que nos señala lo que podemos esperar de ellos y lo que no.

Esto condiciona claramente nuestras estrategias educativas. Es decir, no podemos esperar que el niño cuelgue su abrigo en un perchero alto, porque aún no ha alcanzado la altura que precisa para ello, por lo que no podemos exigírselo, así que o bajamos el perchero de altura o tan solo le enseñamos a que nos lo den a nosotros para colgarlo. No habrá modo alguno de acelerar el proceso natural de desarrollo, en tal caso podremos retrasarlo si el ambiente no se ajusta a las necesidades (mala alimentación, por ejemplo).

La necesidad de que haya reglas
De este modo vamos a ver brevemente qué etapas atraviesan los niños en relación al juicio moral (qué está bien y qué está mal) y en función de ello, qué estrategias vamos a utilizar para enseñarles de modo eficaz. Piaget definió la moralidad como “un sistema de reglas y el respeto del individuo por las mismas” y Kolhberg hablaba del juicio moral como “ el jucio sobre la aceptación o desviación de la norma” . Ya tenemos el pilar más básico : necesitamos proponer reglas y ocuparnos de que se cumplan . Pero, ?cómo?

Un poco de psicología básica
Podemos definir tres etapas: Anomía (sin reglas), Heteronomía (perciben la existencia de reglas, que tienen un claro origen externo (padres, profesores…). Lo correcto es lo que ellos dictan y acatar o cumplir dicha norma. No se valoran aún intenciones subjetivas y considero los actos como “buenos” o “malos” en función de las consecuencias de cumplir o no con la regla (castigo, premio). La mayoría de los autores considera que es a partir de los 4 años cuando empiezan a interiorizar las reglas y manejarlas.

Hasta aproximadamente los diez años responderán para evitar castigos u obtener recompensas. Posteriormente, les interesará también el ser considerados “buenos” o “malos” por los demás. La última etapa es la de Autonomía, en la que el sujeto ya supera el egocentrismo infantil y es capaz de considerar los derechos propios y también los ajenos. Se dará a partir de los 12 años (sentimiento s de justicia, principios éticos y búsqueda de una lógica universal). A esta etapa no se llega necesariamente, hay adultos que no la alcanzan nunca.

Nuestro deber, establecer las normas
Por lo tanto, lo primero que debemos tener en cuenta es que no tiene sentido invertir energía y tiempo en tratar de razonar con nuestros pequeños el porqué de la norma. Sencillamente, no lo van a entender y no se van a guiar por eso. Debemos ser nosotros, en nuestro papel de padres, educadores, cuidadores, etc. Los que les demos de manera unánime una serie de reglas claras y con unas consecuencias firmes en su consecución o desafío.

Nos interesa que las reglas sean pocas y muy claras y sin dejarnos llevar por razonamientos. Tenemos ser cariñosos y firmes. Nuestros pequeños no tienen capacidad de autocontrol, así que debemos ser nosotros su control, hasta que sean capaces de interiorizarlo.

Si no hay límites, hay confusión e inseguridad
Los niños necesitan autoridad para crecer felices. Ni que decir tiene, que es el ambiente familiar el mejor  y más seguro lugar dónde enfrentarnos a  las normas y sus consecuencias ya que tarde o temprano nos enfrentamos a ellas (en el colegio, trabajo…) y allí sería más duro. Por tanto vamos a imponer disciplina, es decir, vamos a enseñarles a actuar  a través de unas normas y con unos límites claros.

Para comunicar la norma a  los pequeños, puedes seguir estas pautas a continuación:

Tono de voz: no grites. No le hables desde otra habitación. Acércate a él, mejor a su altura y habla en un tono medio.

Lenguaje corporal: Mantén contacto visual . Mírale a los ojos y pídela que  te mire. Sujétale si es necesario. Sé expresivo, muestra lo que está bien con gestos positivos y lo que no con gestos negativos (sonrisa versus ceño fruncido por ejemplo).

Muéstrate seguro, no titubees. Una sola frase es suficiente y repítela si es necesario (sin excederte), en un lenguaje claro, con frases simples (“Esto no se hace”) Si piden explicaciones responde de modo sencillo (“Porque está mal. No quiero que vuelvas a hacerlo, por favor”). No es momento para ellos de entender juicios morales.

No muestres ansiedad. Intenta siempre estar calmado frente a los desafíos. No te enfades. A fin de cuentas, debes entender que su “papel” es transgredir la norma y el tuyo supervisarla  y corregirla. Asúmelo. Es su manera de aprender y la tuya de enseñar. Si notas que estás enfadado sal de la situación y respira hondo, unos segundos bastarán para rebajar la ansiedad y volver a afrontar con calma.

Evita emplear etiquetas personales (“Eres malo”) ni comparaciones continuas (“Tu hermano es bueno y tú no”). No personalices, elogia y censura la conducta, no al sujeto (“Te estás portando mal. Tu hermana se está portando bien”).

No cedas ni cambias estrategias de modo continuo sobre la marcha, mantenerse firme es fundamental. La norma no debe cambiar según la situación ni según nuestro estado de ánimo, ni según quién la pone (es muy importante que estemos todos juntos para que haya coherencia educativa: padre y madre, abuelos, profesores…)

No escatimes nunca en elogios y atención. Nuestra atención es el recurso más poderoso que tenemos, es el mejor refuerzo para nuestros pequeños. Pero no olvides que lo es siempre, también cuando les prestamos atención para regañarlos. Si solo les atendemos y nos dirigimos a ellos cuando se portan mal, aprenderán a portarse mal para captar nuestra atención. Por eso es tan importante que les dediquemos unos minutos cuando estén portándose bien y nos dirijamos a ellos para decirles lo bien que lo están haciendo y nos sentemos a compartir su tarea.

Así mismo, les censuraremos y les retiraremos atención cuando su comportamiento sea inadecuado (“hasta que no dejes de patalear no voy a hacerte caso” y hacer caso omiso a su conducta, sin mirarles, sin tocarles, sin sonreír, sin gritar…. Una vez dejen de hacerlo, nos acercaremos, recordaremos la norma, y empezaremos a elogiar lo bien que lo hacen “Así está bien, ahora te escucho, dime cariño…”

También puedes utilizar otro tipo de refuerzos además de la atención (“Como te has portado bien y has recogido los juguetes, vamos al parque, te doy una onza de chocolate…” “Como te has portado mal porque no has recogido los juguetes, no te doy chocolate”.

Recordad que los premios y los castigos siempre deben darse a continuación de la conducta para que sean efectivos. No utilices tus emociones hacia él como moneda de cambio (“no te quiero porque eres un niño malo” “papá no te va a querer si te portas mal”). El niño debe crecer con la seguridad de que el amor de sus figuras de apego (padres o cuidadores) es absolutamente seguro y estable. Solo así podrá desarrollarse adecuadamente y ser emocionalmente sano.

Los niños que crecen sin normas, se sentirán confusos, perdidos y serán niños inseguros que, a menudo se muestren enfadados y desafiantes, porque realmente, no saben cómo actuar ni adónde dirigirse. Esto les genera angustia. Es decir, si no damos normas y límites hacemos sufrir a nuestros pequeños más que si los guiamos firmemente.
Por: Maribel Gonzáles

jueves, 15 de marzo de 2012

La confianza es la base de la responsabilidad en los niños


Una de las tareas más importantes dentro de la formación de los hijos es la de enseñarles a hacer responsables. Este valor se debe inculcar desde pequeños y no cuando empieza a tener problemas con ellos porque no ayudan en las tareas de la casa ni tampoco cumplen con sus obligaciones personales.



“Para lograr que los niños comprendan y pongan en práctica el sentido de responsabilidad, se requiere de información, orientación, paciencia, constancia, confianza permitiéndole que participe en la toma de decisiones, darle oportunidad de asumir el resultado de sus acciones, comprender los fracasos y limitaciones y elogiar sus logros”, explicó el docente y sicopedagogo Nelson Sánchez Salas.

Todo este proceso se debe realizar haciéndole saber al menor que cuenta con el afecto y apoyo incondicional de sus padres y demás familiares. Pero no se debe olvidar un aspecto esencial: enseñarle con el ejemplo, es más fácil que el niño aprenda este valor si sus padres lo practican constantemente.

“Aunque los niños sean pequeños, debe haber algo en la casa que puedan hacer como recoger sus juguetes, poner la mesa, servir el agua, sacudir, etc. De igual manera la responsabilidad está presente cuando los hace conscientes de que deben cumplir con los reglamentos de alguna actividad extraescolar que realicen, incluyendo las dificultades que esta conlleve. Acuérdese, las tareas deben tener una dificultad moderada y progresiva, y sobre todo adecuarlas a la edad y capacidad del niño. Nunca se responsabilice de las tareas que los hijos deben cumplir, se les puede ayudar, orientar, asesorar, pero no asumir esas responsabilidades de forma que el niño se desentienda. Manténganse firme y no pierda la paciencia”, indicó el docente.

Enseñar a los niños a ser responsables requiere un ambiente especial en el hogar y en el colegio. Se trata de conseguir un ambiente que les ofrezca información sobre las opciones entre las que deben escoger y las consecuencias de cada una de ellas, y que les proporcione también los recursos necesarios para elegir bien.

“La responsabilidad es la habilidad para responder, se trata de la capacidad para decidir apropiadamente y con eficacia, es decir, dentro de los límites de las normas sociales y de las expectativas comúnmente aceptadas. Por otro lado, una respuesta se considera efectiva cuando permite al niño conseguir sus objetivos que reforzarán sus sentimientos de autoestima”, aseveró Sánchez Salas.

La autoestima en niños y adolescentes, significa tener seguridad y confianza en ellos mismos y para ello es necesario ser responsable además de saber elegir, llegar a conocerse a sí mismo, adquirir y utilizar el poder en las propias relaciones y en la vida.

“Para un niño es normal tener cierto temor a los límites, temor que desaparece conforme va comprobando qué límites y consecuencias se integran en un sistema coherente. Maestros y padres pueden contribuir a conformar el sentido de los límites de diferentes maneras de acuerdo con el rol de cada una de las partes”, concluyó Nelson Sánchez Salas.

Un niño es responsable cuando sus actos coordinan de forma creativa sus propios objetivos con las necesidades de los demás. Para ello, los adultos tienen que ayudar al chico a obtener equilibrio, a definir sus propios valores y a resolver las dificultades en función de sus propios sentimientos.

El que posea sentido de la responsabilidad cosechará éxitos y se beneficiará de las consecuencias positivas de los mismos.

Recomendaciones
  • Establecer normas que sirvan como punto de referencia, las cuales el niño asumirá conforme vaya creciendo.
  • Comenzar por ponerle tareas simples para luego y poco a poco ir pidiéndole otras más complejas.
  • Ser muy claro al decirles a los hijos lo que se espera de ellos.
  • Decirle paso a paso lo que deben hacer.
  • Enseñarles a valerse por sí mismo, de enfrentar las dificultades, de conocer el valor de las cosas, etc. Hacerles ver que el esfuerzo es algo natural, no un medio para conseguir una meta.

Un niño responsable
  • Realiza sus tareas normales sin que haya que recordárselo en todo momento.
  • Puede razonar lo que hace.
  • No echa la culpa a los demás sistemáticamente.
  • Es capaz de escoger entre diferentes alternativas.
  • Puede jugar y trabajar a solas sin angustia.
  • Puede tomar decisiones que difieran de las que otros toman en el grupo en que se mueve (amigos, pandilla, familia, etc.)
  • Posee diferentes objetivos e intereses que pueden absorber su atención.
  • Respeta y reconoce los límites impuestos por los maestros sin discusiones inútiles o gratuitas.
  • Puede concentrar su atención en tareas complicadas (dependiendo de su edad) durante cierto tiempo, sin llegar a situaciones de frustración.
  • Lleva a cabo lo que dice que va a hacer.
  • Reconoce sus errores.


Vía: cronicadelquindio.com

miércoles, 14 de marzo de 2012

10 claves para educar a un hijo único


Según estudios realizados, el número de hijos por pareja está disminuyendo considerablemente alrededor del mundo. En muchos países donde el promedio era tres hace 30 años ahora es sólo uno.



Esta situación se debe a diferentes factores como la planificación familiar, la mayor presencia de la mujer en el mundo laboral, problemas económicos, la alta tasa de divorcios y el hecho de que cada vez se formen parejas a edades más maduras lo que retrasa la toma de decisiones en cuanto a tener hijos.

Por esa razón, en la actualidad el tema de los hijos únicos está ganando cada vez mayor relevancia. En este sentido, muchos padres de familia se preguntan cómo deben educar a sus hijos únicos.

Es importante observar que tradicionalmente a los hijos únicos se les consideran caprichosos, consentidos, egoístas y hasta pequeños tiranos.

Sin embargo, es necesario señalar que este comportamiento no es exclusivo de ellos, sino que también se puede presentar en familias de varios hijos. Todo dependerá de la forma cómo los padres educan e imparten disciplina a sus hijos sean únicos o no.

Recomendaciones sobre cómo educar a los hijos únicos

A continuación algunas ideas y sugerencias para los padres de los hijos únicos:

Evitar los caprichos. Los padres deben enseñar a sus hijos que la vida está llena de renuncias y que, además, de recibir hay que saber dar y que no siempre se tiene la razón. De esta formase puede evitar que el niño se convierta en una persona caprichosa y consentida. Lo ideal es que ya a partir de los 12 meses se comience a establecer unos límites: hay que irle enseñando lo que puede y no puede hacer y, especialmente, dejarle claro que sus llantos no son un arma infalible para tener acceso a sus caprichos.

Socializarlo cuanto antes. Es necesario que los padres del hijo único lo pongan en contacto, lo antes posible, con otros niños, ya sean de la familia o del colegio. Así, es importante que el niño se integre en la guardería o en la escuela a edades tempranas y que se le anime a jugar con otros niños, incluso en casa, invitando a amiguitos de vez en cuando, con los que pueda aprender a compartir diversiones. La relación con otros niños es primordial.

Establecer horarios y rutinas. Se debe enseñar al hijo único que, aunque sea el niño de la casa, debe cumplir en cuanto a los horarios y las comidas.

Respetar y aceptar sus fallos. Es importante que los padres comprendan que aunque se esfuercen en su educación, los niños, únicos o no, son niños y, por tanto, cometen fallos y son proclives a las travesuras. La rigidez excesiva no les beneficia. Hay que dejarle que viva plenamente su infancia y no caer en la tentación de tratarle como a un adulto. En ese sentido, se debe evitar decirle a todas horas frases como: «No hagas», «no toques», «te vas a hacer daño», ya que ello puede incrementar la sensación de inseguridad.

Animar a que siga sus propias inclinaciones y fomentar su creatividad. Los padres deben permitir que su hijo pueda manifestar con plena libertad sus gustos y preferencias y no que sea una réplica de aquéllos de los padres.

Aplicar disciplina cuando sea necesario. Los padres deben regañar y castigarle cuando sea necesario y, sobre todo, no sentirse culpables por ello. Todos los niños necesitan límites, sean únicos o pertenezcan a una familia numerosa.

Buscar actividades deportivas y aquellas que permitan al niño competir y compartir experiencias con otros niños de su misma edad. El objetivo es enseñarle a compartir, a perder, a luchar por lo que quiere y, también, a tener en cuenta los sentimientos de los demás

No ser posesivos con él. Los padres deben dar libertad a sus hijos únicos para que disfruten de su propio mundo. Una opción muy recomendada es permitir que el niño asista a campamentos o colonias escolares. Es muy importante que compruebe que puede desenvolverse por sí mismo cuando sus padres se encuentran a muchos kilómetros de distancia.

No darle todo fácil. Es importante darle responsabilidades. Si tiene todo demasiado fácil, a desarrollar las habilidades necesarias para luchar por aquello que le interesa.

Valorarlo en su justa medida. Evitar elogios como “Eres la más bonita” o “eres el más inteligente”. Se pueden sustituir por otras apareciaciones que establezcan sus cualidades tales como: “saliste muy bien en tus calificaciones, sigue así” o “qué linda te ves”.

Vía: hijosconsalud.com