Robótica para Niños en Arequipa: Cómo inculcar hábitos de estudio cuando ambos padres trabajan

viernes, 2 de marzo de 2012

Cómo inculcar hábitos de estudio cuando ambos padres trabajan


Entre las realidades que preocupan a muchas familias, se encuentra el cómo apoyar a los menores a la hora de hacer sus tareas, cuando ambos progenitores trabajan todo el día y regresan en la noche a sus casas, para entonces sentarse a “hacer la tarea”


Es conveniente que desde edades tempranas se cultive la voluntad del niño, es decir, transmitirle el mensaje que si puede hacerlo e invitarlo a concluir sus actividades, si el menor capta de sus padres la importancia del estudio, ellos poco a poco van incorporando esos mensajes y se comprometen con su responsabilidad.

Si por el contrario lo que escuchan de sus padres es algo como: -pero ¡qué fastidio!, ¡esa maestra si manda tarea!, los aprendices no valoran la importancia del estudio para forjarse un futuro digno y exitoso.

Por lo tanto, a continuación se expondrán algunas sugerencias para ser implementadas a la hora de hacer las tareas y estudiar:
  • Elabore un horario en las tardes con todas las actividades extracurriculares que realizan sus hijos, tanto las deportivas como las citas médicas, visitas al odontólogo, entre otras.
  • Hacer conjuntamente con el niño (a) un cuadro que será colocado en un lugar visible con el tiempo disponible para estudiar y hacer las tareas.
  • Entrenar a la persona que los cuida para que monitoree a los menores y evitar el chantaje que suelen utilizar los niños (as) al decir: “tú no eres mi mamá”, se les debe informar que esa persona en su ausencia está autorizada para monitorearles.
  • El teléfono, la televisión, el reproductor, la computadora y otros, tienen sus horarios de uso y en el horario de estudio están apagados.
  • Conversar con las mamás de los amiguitos del horario de estudio y hacer equipo para evitar llamadas en ese momento.
  • Ubicarse en un sitio de la casa específico para trabajar y que se respete.
  • Mantener ordenado el sitio de estudio.
  • Se estudia en horas diurnas.
  • Enséñeles a trabajar media hora y toma 5 minutos de descanso; después cada media hora y así sucesivamente hasta concluir el trabajo.
  • Comenzar siempre por lo más difícil y luego los contenidos más sencillos.
  • Si tiene que investigar definiciones, responder estás tres preguntas: ¿qué es?, ¿cómo es? y ¿para qué sirve?
  • Cuando tenga que aprender algo de memoria, enséñele a relacionarlo con imágenes, colores, sabores, olores y sensaciones o utilizar la primera letra de cada palabra, luego repetirla varias veces.
  • Para mejorar la atención y concentración es conveniente que cuando se esté en una cola, aproveche para contar carros verdes, verdes y nuevos, nuevos y manejados por una mujer, entre otros.
  • Realizar esquemas, utilizar muchos colores, especialmente en matemáticas y hacerle dibujitos a las materias para luego recordarlos.
  • Grabarlos leyendo para corregir los errores.
  • Colocarlos frente a un espejo para que vean sus gestos, cuando tengan que exponer en clases.

Existen muchas estrategias, sin embargo, lo conveniente es que los padres les enseñen a sus pequeños a estudiar (ellos no nacieron aprendidos); el hábito se construye desde edades tempranas y si no lo ha hecho comience ahora, puede entrenarlos los sábados en cómo se hace y prémielos por el esfuerzo, reconózcales el trabajo realizado y obséquiele algo por el esmero, hasta que el hábito se consolide.

Si todos los días se les supervisa y se siguen las reglas del juego, sin saboteos, ellos aprenderán a ser menos dependientes de sus padres y más autónomos a la luz de que comprenden porqué es importante estudiar, ese mensaje se lo transmite la familia, nadie más.