Robótica para Niños en Arequipa: ¿Quieres emprender? Actúa como un niño

miércoles, 28 de marzo de 2012

¿Quieres emprender? Actúa como un niño


Para emprender, puede ser buena praxis actuar como un niño, desentendiéndose del miedo.

Se trata de creer con fuerza y actuar sin pensarlo, desde la visualización de la propia idea (desde el futuro que quiere emerger).

Un catalizador mayor que el célebre Plan de Empresa, sobre todo en estos tiempos en los que el contexto cambia con rapidez. Porque a nivel teórico, el papel lo aguanta todo, lo que más bien es un inconveniente porque no incorpora aspectos más intuitivos y flexibles. Sin embargo, la energía que movilizamos cuando creemos en algo, nos afecta a nosotros y a todo lo que nos rodea, posibilitándonos para conseguir cualquier cosa: “Creer es crear“.

Hoy he encontrado un video que recrea esta idea de actuar como niños, y me ha parecido acertado y motivador. Está en inglés pero les he incluido una traducción libre a continuación. ¡Espero que les guste!



Piensa en cuando eras un niño y todo era posible. Te ponías una manta en la espalda y eras Superman. Te subías a la escoba de tu madre y te convertías en bruja. Te subías a un árbol sin saber que te podías caer, simplemente lo hacías. Tenías una idea y la realizabas, porque creías en ella. Eras creativo y tu Fé era inmensa.

Al convertirte en adulto, las cosas te empezaron a ser diferentes. Si suspendías un examen, pensabas “nunca podré hacerlo”. Si estabas comprometido pensabas “quizá no es el momento adecuado”. Cuando quieres empezar un negocio, piensas “quizá no sea tan fácil” y cuando ya estás en él, escuchas a quién te dice “no te arriesgues”.

Cuando tienes una idea brillante que puede crear más trabajo para otros, contribuir con países más pobres, dar una vida mejor para otras personas, hacer que los tuyos se sientan orgullosos de ti, ayudar a crecer a tu país y a crear un mundo mejor, te dices “no estoy seguro…” y la dejas pasar… Sigues siendo creativo pero tienes más dudas.

Diez años después, oyes que alguien tuvo la misma idea que tú y la realizó. ¿Qué le hizo diferente? Sólo actuar. Él hizo esa idea realidad y su acción fue reconocida. Y entonces piensas: ¡Cómo desearía haber actuado hace diez años!

Piensa: “Si hubiera tenido esa idea cuando todavía era un niño, ¿habría actuado?” Si al recrear ese momento crees firmemente que sí… ¡Nunca es demasiado tarde! Sólo necesitas la idea y creer para hacer que ocurra. Todavía puedes… si crees… ¡La creatividad empieza con una creencia!

¡Ah! Y para terminar… no te olvides de otra cosa importante: la “Actitud Emprendedora“.

Vía: mjdunjo.com