GRUPO EDUCATIVA - Robótica y Programación: Los Problemas del Aprendizaje

jueves, 12 de septiembre de 2013

Los Problemas del Aprendizaje

Problemas del Aprendizaje

problemas-trastornos-deficit-de-aprendizaje-ninos-arequipa-rendimiento-escolar
Imagen: specialedpost.com
A menos de un mes miles de pequeños iniciaron la primera etapa más importante de su vida; la etapa escolar. Siendo los factores más importantes para lograr el desarrollo exitoso: su estado de salud física, la estructura de su personalidad emocional, su medio ambiente y la adaptación al sistema educativo. Si alguno de estos factores presenta alteraciones escucharemos las temidas palabras que ningún padre desea escuchar: su hijo/a presenta “problemas de aprendizaje”. Los problemas de aprendizaje afectan a 3 de cada 10 niños en edad escolar. Estos problemas pueden ser detectados a partir de los 3 años de edad.

¡Buen día, estimado lector! Los problemas del aprendizaje pueden deberse a factores de tipo cognitivo, afectivo – social, ambientales, emocionales o factores neurológicos.

Los problemas cognitivos: integran problemas en lecto-escritura, calculo, en el funcionamiento del pensamiento, razonamiento, concentración, atención, memoria y estilo de aprendizaje. Los de tipo afectivo – social: presentan alteraciones en las habilidades sociales, conducta, actitud, voluntad y motivación. Dentro de los factores ambientales los problemas del aprendizaje están influidos por la cultura, baja nutrición, el tipo y lugar del ambiente.

Y por ultimo los problemas de aprendizaje derivados de factores emocionales, son aquellos donde existe bullying, violencia intrafamiliar, física o psicológica.

Muchos niños durante su desarrollo escolar presentan problemas de aprendizaje que afectan su rendimiento académico, lo preocupante es que muchos de ellos no serán detectados correctamente y durante su trayecto escolar serán victimados, afectándose su autoconcepto, su autoestima y su aprendizaje.

Otro factor que puede provocar problemas del aprendizaje pueden ser problemas visuales, auditivos, del habla, motrices y la edad de madurez mental. “Si un niño parece distraído, puede ser tan solo de una dificultad de audición o de visión y no necesariamente un problema de aprendizaje. Actualmente podemos detectar a edades tempranas problemas de aprendizaje o lo que esta provocándolo (problema neurológico), lo que elevará el pronóstico de éxito escolar.

Hace unos años evalué a un pequeño que presentaba problemas de aprendizaje, previamente el pequeño había sido irresponsablemente diagnosticado con autismo, al integrar su evaluación el resultado del diagnostico fue distinto: El niño presentaba sordera bilateral profunda, (nada que ver con autismo) el pequeño fue atendido por sus padres, además del proceso psicoterapéutico se le puso un implante coclear, al día de hoy su aprendizaje se desarrolla exitosamente.

También estimado lector, no olvide que otra posible causa de que su hijo presente problemas de aprendizaje puede ser genético; Así como se heredan los genes de las aptitudes y el talento artístico, también se heredan los genes para el aprendizaje académico.

Las señales más frecuentes que indican la presencia de un problema de aprendizaje son: Dificultad para entender y seguir tareas e instrucciones. Problemas para recordar lo que le acaban de decir. Dificultad para dominar destrezas básicas de escritura, lectura, deletreo y/o razonamiento lógico matemático. Dificultad para distinguir entre derecha e izquierda y entender el concepto de tiempo, confundiendo el "ayer", con el "hoy" y/o "mañana". Déficit para leer palabras o escribir letras, palabras o números al revés. Facilidad para olvidar o extraviar su material escolar, libros y artículos personales. Si un niño tiene problemas para procesar la información académica que recibe, manifestará frustración a través de su comportamiento y conducta.

Iniciamos un ciclo escolar, la prioridad es poner la mirada en el comportamiento cotidiano y el desarrollo académico de nuestros hijos y alumnos, si hay problemas no los ignore, busque ayuda.

Por: Miriam Morales (revisión)